Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

2 de junio de 2008

Tú qué eres, café, huevo o Zanahoria

CRISTINA GIMENO es una inestimable colaboradora, siempre me está mandando estupendos adjuntos con historias de esas que me gustan por la MORALEJA que dejan.

Esta historia se la quiero dedicar a los poetas que leo y que me gusta su forma de postear, breves, concisos y con versos que tienen mucho mensaje.

DAVID, el poeta a secas, un buen amigo de la blogosfera, está a punto de publicar su primer libro “SISTEMA MÉTRICO EMOCIONAL”, y va a ser sonado su estreno, si alguien está ya interesado, que se pase por su blog.

También esta otra poeta MARÍA, que nos sorprende siempre con sus entradas.

SANDRA que no es poeta, pero es una gran madre que nos cuenta con todo su amor cosas…entra y aprenderás.

CASIOPEA, tampoco es poeta que yo sepa, pero es una gran ROSAVENTERA y en su blog conocerás muchos rincones de MADRID que están llenos de HISTORIA.

EL JARDÍN DE LAS HESPERIDES y aunque este tampoco es poeta, también es un estupendo ROSAVENTERO, en su blog no falta ninguna de las grandes historias de la tertulia ZONA CERO.

EL PROYECTO MATRIZ porque es poesía el trabajo que realizan, podrás o no compartir sus ideas, pero estos se lo curran y mucho, mantienen siempre informados a sus lectores con DVDs y POWERPOINTS, si duda de lo más currado de la red.

SERENDIPYA que me hace forzar la vista para leer esos post tan interesante que simpre están llenos de sorpresas.

Y vamos al grano de la historia que os traigo, que como siempre me empiezo a enrollar y a poner amigos y no paro.

Erase una vez, una hija que se quejaba a su padre acerca de la vida y se lamentaba de que las cosas no le salían bien.

No sabía como hacer para seguir adelante pues se sentía desfallecer y se iba a dar por vencida.

Estaba cansada de luchar y luchar, sin obtener ningún resultado.

Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó al lugar de trabajo.

Allí tomó tres ollas con agua y las colocó en el fuego.

Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo.

En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café.

Las dejó hervir.

Sin decir una palabra,solo miraba y le sonreía a su hija mientras esperaba.

La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre.

A los 20 minutos el padre apagó el fuego.

Sacó los huevos y los colocó en un recipiente, sacó las zanahorias y las puso en un plato y finalmente, colocó el café en un tazón.

Mirando a su hija le dijo: Querida ¿Qué ves?.

“Huevos, zanahorias y café” fue su respuesta.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas.

Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera, después de quitarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro.

Luego le pidió que probara el café, ella sonrió mientras disfrutaba de una exquisita taza de la deliciosa bebida.

Sorprendida e intrigada la hija preguntó: ¿Qué significa todo esto, padre?.

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: ¡agua hirviendo!.

Sólo que habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había hecho blanda y fácil de deshacer.

Los huevos habían llegado al agua frágiles, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en el agua hirviendo, se había endurecido.

Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua.

¿Cuál de los tres elementos eres tú? Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes?. Le preguntó a su hija.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la fatalidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?.

¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, con un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación o un despido se ha vuelto duro e inflexible?

Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargada y rígida, con un espíritu y un corazón endurecido?

¿O eres un grano de café?

El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor.

Cuando el agua llega al punto máximo de ebullición el café alcanza su mejor sabor y aroma

Ojalá logres ser como el grano de café, que cuando las cosas se pongan mal, tú puedas reaccionar en forma positiva, sin dejarte vencer por las circunstancias y hagas que las cosas a tu alrededor ¡mejoren!.

Que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumine tu camino y el de todas las personas que te rodean.

Que puedas siempre esparcir e irradiar con tu fuerza, optimismo y alegría el “dulce aroma del café”.

Para que nunca pierdas ese olor grato e inagotable que solo tú sabes transmitir a los demás.
.

Y en la moraleja si alguno quiere responder al post, no vale decir que es como un grano de café con los huevos duros y la zanahoria floja, sería un chiste barato.
.
.
.

17 comentarios:

  1. Yo como Bruce Lee
    be water my friend, jejeje

    ResponderEliminar
  2. Empecé siendo huevo y estoy en lo del grano de café... Como siempre, gracias por tus palabras, y por dejar tu aroma torrefacto en cada post.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Lo importante en la vida es saber defenderse en los momentos dificiles y sacar la mejor lectura de ellos. Por suerte me he hecho fuerte y maduro en las adversidades.
    El dar de mi lo mejor me ha valido para recibir a cambio, lo mejor de los demás.
    Siembras uno y recoges mil.
    No todo en la vida es fácil, ni debe ser fácil.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Si es posible me gustaria mandarte un escrito, que sé que te gustaria mucho leerlo. Para mi es todo un tesoro.
    Solo tienes que decirme a donde te lo mando.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Venías excelente el remate José jijiji.
    Si en la vida todo fuera facil no sería vida, pero pienso que muchas veces nos enredamos en tonterías y nos la hacemos dificil...mirar hacia un lado y el otro nos ayuda.
    Mis besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Darkmanburt, puedes mandarmelo a:

    amigosdelasuerte@gmail.com

    Y a los demás me alegro que os gusten las historias que me mandan, tienen todas una aplicación a la vida real y es que como bien decís todos, es muy dura, pero hay que poner todo para seguir adelante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Últimamente soy zanahoria, ahora que llega el rigor estival, hay que cuidarse la piel.

    Jeje, es que la zona cero da mucho juego

    ResponderEliminar
  8. La vida nos enseña a cada paso. Nada es definitivo, a veces podemos ser como las zanahorias, otras veces podemos ser como los huevos y creo que con el decurso de los años, si somos capaces de mirar hacia atrás y hacer valoraciones más o menos justas de las experiencias vividas, podemos llegar a ser capaz de ser como los granos de café.

    Me ha encantado la historia en particular y el blog en general. Me habías despertado la curiosidad y no me has defraudado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Qué gran moraleja. Me gusta el mensaje de luchar contra la adversidad, y crecer aprendiendo de los errores y la experiencia. Yo, por supuesto, soy café ;) www.caffelatte.tk

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  10. Desde luego,la vida gracias a esta moraleja,nos ayuda a entenderla mejor y sobre todo,si tiene que ver algo,tan importante como los alimentos saludables indispensables en nuestra vida,¿no crees?.

    ResponderEliminar
  11. ME encantaría poder decir que soy café... pero me temo que soy huevo.... poco a poco...

    Gracias por la historia... :) Muy inspiradora¡¡¡

    Besos¡¡¡

    P.D.: Estoy tratando de ponerme al día con los blogs¡¡¡¡ pero me faltan horas¡¡¡ :S

    Más besos¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Gracias serendipya, en este blog gastarás mucho tiempo, pero seguro que sales con alegría.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. GRACIIIAS X PUBLICAR ESTA MARAVILLOSA HISTORIA QUE INSPIRA A SEGUIR ADELANTE Y LUCHAR DIA A DIIA X LAS COSAS QUE REALMENTE VALEN LA PENA... AVECES NOS SENTIIMOS OFUSCADOS Y NO ENCONTRAMOS RAZONES PARA SEGUIR PERO VIENDOLO DESDE UN PUNTO MENOS PERSONAL NOS DAMOS CUENTA QUE LA VIDA TIENE MUCHO POR OFRECERNOS .. :D

    ResponderEliminar
  14. Anónimo gracias a ti por estar en este rincón.

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado mucho tu historia me esta haciendo reflexionar,aun no tengo claro lo que soy,pero encontrare pronto la respuesta..gracias y sobre todo a mi amiga Anika x enviarmelo.un saludo

    ResponderEliminar
  16. felicidades me encanto la moraleja la utilizaré en un discurso hoy dia motivando obviamente

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail