Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

28 de septiembre de 2015

Solidaridad de Post Solidarios

Ni quiero ni puedo faltar a la llamada de la Solidaridad que forma parte del Concurso de Post Solidarios de la Fundación Mutua Madrileña  escribiendo un artículo que ni quería ni debiera publicar.

Me explico queridos lectores, hace ya unos años aquí en este rincón tuvimos gratas y vibrantes experiencias que nunca olvidaremos con la solidaridad vista en la blogosfera por cientos de compañeros que con sus artículos enriquecieron no sólo nuestros pensamientos, también  la forma de ver como ven los demás todo esto de la solidaridad.

Eran otros tiempos, hoy la crispación social a la que estamos abocados a no abandonar nunca hacen que esto de hablar de la solidaridad cause un hedor insoportable en cualquier rincón dónde los comentarios vertidos son tan impresentables que no dan lugar a un debate, simplemente es lo que unos quieren que sean o no es por lo que otros quieren que no sea.

Una foto de un niño sirio recorre la red de redes y parece que es la única vez que vemos a un niño muerto, pero no puedes comentarlo, no puedes decir "oiga" que yo de niños muertos me acuerdo de uno en Zaragoza y de otro que estaba en África, la crispación salta inmediatamente y se acaba el debate al que tan acostumbrados estábamos a realizar. Niño muerto sólo hay el de la foto, sí el de la foto que pongo yo...y así cada uno pone al niño muerto del que quiere para hablar y entender la solidaridad a su manera.

Por cierto a un servidor también le conmueve eso de ver a los niños muertos, en esa o en cualquier otra situación como pueden ser las playas de nuestras costas cuando una aventura con mal fin deja imágenes que ninguno desea.

Hay una obligación legal con los exiliados o refugiados, se pongan como se pongan esos que reclaman igualdad para todos, solidaridad para los que llegan y ya veremos que se puede hacer con los que ya están, pero todo por imperativo legal o amenaza de sanción por parte de la Comunidad Europea. 

Esto es solidaridad o podríamos debatirlo, pero no merece la pena hacerlo pues o piensas como ese energúmeno que exhibe sus argumentos de la forma más inverosímil en la que encima te hace quedar como un desalmado o te afilas bien la espada y comienzas a cortar las cabezas y las malas lenguas de los que se piensan que con soltar su discurso aquí paz y después gloria son felices y enturbian la solución a un gran problema que es la solidaridad.

Y es que la solidaridad es un problema que debemos resolver, tanto para acoger al que pide refugio como para ayudar al necesitado o al buscador de un mundo mejor. La solidaridad es algo tan humano que cuando la visualizamos en el mundo animal nos sorprendemos y nos olvidamos de lo sencillo que es ejercer esta virtud que no debería tener nada de malo ni causar hedor a los que de ella disfrutan.

Pero como les decía al principio, ni quería ni debería haber escrito este artículo ya que no existe el debate de la solidaridad en la red de redes, son pocos los que se atreven a contar con sinceridad sus argumentos que acertados o no, tienen derecho a esgrimir en sus opiniones sin recibir ningún tipo de insulto. 

Solidario con 13000 refugiados, con 60000 ¿Con cuantos seres humanos la solidaridad es posible gestionarla y estar justificada para los acogidos? ¿Y a los que no se puede acoger? ¿Y que hacemos con los que ya necesitaban nuestra solidaridad, ponerlos en la cola...?

Mil y una preguntas y cientos de opiniones que podrían enriquecer muchos debates en los que seguramente se llegarían a soluciones más humanas que las imperativas por ley y es que aunque no lo parezca, en el fondo todo el mundo es solidario...sí amigos, solidarios a su manera y para que sean todos más y más solidario el único camino que existe es el del convencimiento de que ser solidario es lo más humano que podemos ejercer en nuestro paso por este mundo.








13 de mayo de 2015

Palabrotas olvidadas en Campaña Electoral

Hoy no sé si les voy a contar algo histórico de nuestra época feudal o algo actual que ocurre en el siglo XXI en nuestra querida España.

Sitúense ustedes en aquellos remotos tiempos o quédense a día de hoy, la historia se repite continuamente y lo único que verán diferente son los términos que describen la vida de una sociedad, algunos dicen que son PALABROTAS, yo creo que son simplemente Banalidades.

Adscripción o Remesa: Los campesinos quedaban vinculados de por vida a sus tierras.
                                        Las empresas quedan vinculadas a su Comunidad Autonómica.

Ciertamente escapar de este abuso para ambos casos es misión imposible,  la complicación es tal que a veces la única huida es la resignación.

Gabela:  Tributo que se pagaba por usar el molino para el trigo o el horno para el pan aún siendo todo propiedad del campesino, se pagaba por el uso.
             Usted pone una placa solar en su casa o teniendo pagada la autopista con sus impuestos, usted paga por el uso y punto.

Mañería o Exorquia: Los bienes del campesino fallecido sin hijos pasaban a ser propiedad directa de su señor.
                                   Aquí tras una "búsqueda" de herederos posibles sus bienes pasaran a engrosar las arcas del Estado o la Iglesia.

Intestia:    Si el fallecido no tenía testamento, sus bienes pasaban a sus hijos, pero ojo UN TERCIO se los quedaba el Señor.
              Aquí si eres heredero de algo, dependiendo de dónde vivas el Estado sacará su parte en forma de impuestos.

Cugucia:  Si al campesino su mujer le ponía los cuernos, el Señor feudal se quedaba con todos sus bienes.
                 Aquí eso ha mejorado, ahora no es el Estado el que se queda con todo, es tu propia mujer...

Spoli:       Qué el campesino tenía una hija y necesitaba darle una dote para su matrimonio, tenía que hacer un regalo a su Señor.
               Aquí simplemente pagas tus impuestos rigurosamente o buscas como darles lo mejor a tus hijos en negro, en eso hemos mejorado un poco ya que imitamos lo que nos hacen.

Arsina:   Sí trabajando para tu señor se producía un incendio, no te preocupes de nada, pagando una indemnización podías salvar lo poco que te quedaba del siniestro.
               Aquí ahora tenemos todo tipo de "seguros" que cubren los siniestros, aunque evidentemente pagas mucho por ellos y además luego los tributarás.

Tercería: El Señor feudal podía obligar a que un campesino administrase una de sus fincas, pero si se causaban pérdidas ese campesino pagaría las mismas con sus propias tierras.
               Aquí el Estado pone de administradores a sus hombres de confianza, y las únicas perdidas que se dan son las que acaban en bolsillo ajeno y que pagaremos los ciudadanos con más impuestos para tapar los BUJEROS.

Privilegio de Corral:      El Señor feudal podía aparecer en la granja de un campesino para llevarse todos sus animales, incluidos los perros, no una, ni dos tampoco, las veces que le venga en gana.
                                    Aquí el Estado te puede expropiar, tus tierras, tu casa, tu barrio o lo que le venga en gana, eso sí con un precio que ni de casualidad se asoma a lo justo y a lo que el Estado con tus bienes ganará lo indecible.

Para evitar estas BANALIDADES que algunos llaman PALABROTAS, que eran y son el pan de cada día se inventaron otras más modernas que nos suele recordar El Ministro de Hacienda.

Por ello que hoy tras leer con detenimiento los programas electorales de esos que dicen que me quieren gobernar para que viva en un Estado de Bienestar me percato que todos ocultan con discreción obvia esa Palabrotas que prefieren olvidar en Campaña Electoral y es que ellos también piensa que las Banalidades nunca desaparecieron y por desgracia amigos lectores nunca desaparecerán.





16 de abril de 2015

Agua, Azúcar y Sal

Tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor y el que tenga estas tres cosas que le de gracias a Dios...que bella canción...pero para más de 50 millones de personas la combinación más importante fue el agua, el azúcar y la sal en la justa medida que acertó a combinar el Dr. Norbert Hirschhorn.


Cumplía este médico el servicio militar, era el año 1964 y fue cuando le llevaron de maniobras humanitarias a Bangladesh pues un brote severo de cólera hacía estragos en los ciudadanos y cada vez se extendía más y más.

El cólera se caracteriza como todos ustedes saben por las diarreas intensas y sobre todo por la perdida de sales y agua que producen una deshidratación capaz de llevarnos a la muerte. Sí, en aquellos años había ya una buena solución que era de coste muy elevado, vía intravenosa, pero en epidemias tan intensas la escasez de suero era lo más habitual.

Para Norbert no era nada nuevo intentar por medios más drásticos solucionar la deshidratación, ya lo había intentado fallidamente con Robert Phillips en Taiwán y Filipinas teniendo unos resultados desastrosos pues la proporciones de agua, azúcar y sal era el secreto aún no hallado y allí ambos vieron como sus pacientes morían sin remedio a causa de la deshidratación.

Bangladesh fue diferente, a pesar de que su capitán Robert Phillips se negaba en un principio a seguir experimentando fallidamente con los pacientes, Norbert consiguió hacer sus experimentos con ocho pacientes llegando a encontrar por fin la fórmula mágica que simplemente contenía agua, azúcar y sal en su justa y exacta medida.

La lucha contra la deshidratación en enfermedades tan mortíferas como el cólera había llegado de la mano de Norbert Hirschhorn y se cuentan por millones la cantidad de personas que se ha salvado la vida a una sencilla y barata formula química que sin duda alguna su mayor coste fue el encontrar la proporción exacta en su justa medida.


Hoy hemos dejado visible uno de los avances más importantes del siglo XX y que UNIFEF asegura que con el se han impedido muchas muertes en un corto espacio de tiempo y con un coste económico bajo.

El mundo a lo largo de la historia ha tenido hombres como Norbert que con su perseverancia e ilusión por encontrar una cura a la adversidad fueron capaces de cambiar el futuro.

Y como guiño humorístico-histórico, aquí la deshidratación veraniega la curábamos con nuestra Zarzuela Agua, Azucarillos y Aguardiente




12 de marzo de 2015

El día que las mujeres salvaron la Corona

Estamos en el mes de mayo del año 1388 y corren malos tiempos para la corona de Castilla pues muchos hombres murieron en Aljubarrota, la península ibérica en aquella Edad Media parecía más un cuento de Juego de Tronos pero con la sangre derramada de los que forjaron el país que hoy conocemos.


La derrota sufrida por los castellanos a manos de los portugueses había dejado diezmadas todas sus fuerzas militares, y como reza el refrán a río revuelto ganancia de pescadores por lo que un tal Lancáster puso sus ojos en Castilla ya que los ingleses y los franceses habían comenzado lo que sería una guerra muy larga, la llamada guerra de los cien años que ciertamente duró 116, pero eso es una pregunta de trivial que más de una vez ustedes han acertado.

Lo dicho, Lancáster vio la oportunidad de conquistar Castilla y casi sin mucha oposición llegó a la ciudad de Palencia y la sitió pensando que esa ciudad sería suya al amanecer pues Juan I no podría tener allí muchos hombres y sus ejércitos además de escasos estaban aún lejos para defender tan exquisito bocado que favorecería a Inglaterra en su guerra contra los franceses.

En 1388 Palencia ya no era tan importante como antaño, al comienzo de la reconquista cuando las tierras quemadas quebraban cualquier contraataque musulmán esta ciudad fue esencial para el nacimiento de Castilla, pero ese mayo de 1338 quedará en el recuerdo de una ciudad más, que estando sitiada logró sobrevivir y curiosamente salvar la Corona de Juan I de Castilla.

Las tropas de Lancáster rodeaban la ciudad aquella tarde y preparaban sus tropas para un pequeño combate en el que ganarían la plaza a buen seguro, pero las mujeres que allí vivían hicieron algo increíble que hoy vamos a recordar.

Dicen que esa tarde todas las palentinas fueron llamadas a la plaza mayor y que ninguna faltó a la cita, mujeres ancianas y hasta niñas en plena pubertad acudieron a la asamblea en la que se debatió su inminente futuro, esos soldados de Lancaster entrarán con facilidad en nuestra ciudad, quemarán nuestras casas y nos violarán y quizá con suerte nos matarán después. No podemos consentirlo, nuestros hombres están luchando muy lejos y muchos de ellos no volverán, ¿pero los que vuelvan que se van a encontrar?.

Tomaron una decisión histórica, acudieron a sus casas, tomaron las ropas que pudieron de sus hombres y todas las armas disponibles, subieron a las murallas y colmenas para defender Palencia y morir con la dignidad de la batalla y no en manos de aquellos hombres.

Al amanecer Lancáster estaba dispuesto al asalto, pero cual fue su sorpresa de que todos los muros de la ciudad de lejos parecían estar muy bien defendidos, veía arqueros y soldados dispuestos a dar una dura batalla, quizá tan dura que Palencia no merecía la pena ya que quería perder a muchos de sus hombres y aguantar un sitio era demasiado riesgoso pues los refuerzos de Juan I podrían pillarles de sorpresa. Así que ese mismo día de mayo, al atardecer levantó el sitio y Palencia se salvo, gracias a aquellas mujeres que salvaron la Corona de Castilla la historia escribió uno de sus más heroicos pasajes jamás conocidos.

En honor de este hecho heroico las mujeres palentinas recibieron un premio que hoy nos puede parecer ridículo, pero en la Edad Media era todo un logro de igualdad y respeto entre hombres y mujeres: Se les concedió el derecho a llevar al igual que hacían antes los hombres una banda de color oro y rojo con una flor morada que a día de hoy aún conservan en sus vestidos tradicionales y que las palentinas saben todo el significado histórico que tiene esa banda y el valor demostrado en un mundo medieval muy complicado en el que sobrevivir era día a día, sin más esperanzas que esas. La mujeres palentinas del siglo XXI recuerdan aquella historia cada vez que escuchan el himno de su ciudad:

En tus muros se estrella Lancáster,
triunfa de él la mujer Palentina
y al impulso de la estudiantina
se instituye la Universidad.



Hoy en recuerdo de las PALENTINAS tan bravas que fueron las mujeres que salvaron la corona de Castilla os dejo un vídeo divertido y musical


16 de febrero de 2015

La Mula Incivilizada de España

Así aún se recuerda a nuestro protagonista de hoy, una mula incivilizada de las montañas que derrotó a los musulmanes, por supuesto que los que lo recuerdan así son del mundo islámico, pero aquí todos lo conocemos y recordamos como Don Pelayo.



Un personaje sin lugar a dudas de lo más significativo para España y de lo más endemoniado para aquellos musulmanes que además de ensalzar a sus propios héroes, también escribían sus propias baladas sobre sus enemigos y este hombre Don Pelayo fue el artífice de que naciera nuestra España actual, por ello su recuerdo está lleno de mitos y leyendas entre el mundo cristiano y el propio musulmán, cada cual defendiendo lo que significó Covadonga.

El último rey godo dio pie a la aventura de Don Pelayo, era Don Rodrigo sobre el que también corren cientos de leyendas sobre su muerte y a mi me encanta contar la de los candados en la que por lo visto existía en Toledo una torre en la que había una puerta que daba acceso a una sala misteriosa y que cada rey godo que gobernó le iba poniendo un candado para que nadie franquease la misma, pero dicen que a Rodrigo la curiosidad le pudo tanto que una noche comenzó a violar candado tras candado hasta entrar en las entrañas de aquella sala tan extraña y protegida por el misterio. Allí encontró un arca que contenía un pergamino y en el mismo ponía: Si se viola esta cámara y se rompe el encantamiento que esta arca contiene, las gentes pintadas en las paredes invadirán España, derrocarán a sus reyes y someterán a todo el país. En aquellas paredes había figuras pintadas de caballeros árabes y el maleficio se cumplió y la península quedó a merced de los musulmanes.

Bien, es una leyenda, pero que bonita para que algo de verdad se esconda entre lo que cuenta, tanta verdad como que Don Pelayo fuera el último rey Godo y el primer rey de la nueva España que tras Covadonga iba a surgir.

Poco sabemos de este personaje pues mitos, leyendas e historias que ensalzan con cuentos nuestra historia no hacen más que confundir la realidad.



Cierto es que era hijo de un tal Duque Favila y que así encontramos un vínculo con el rey godo Don Rodrigo, aunque es poco posible que a este rey le sirviera pues los astures ya se habían rebelado contra el rey Wamba por motivos territoriales y de poder, pero muchos historiadores sitúan a Pelayo junto a Don Rodrigo como un espatario más en la batalla de Guadalete.



Y además deducimos que Pelayo no es un nombre que provenga de los germanos, más bien puede llegar del mundo hispano-romano, pues Pelayo en griego significa marino y los lingüistas aseguran que así este nombre era de lo más común entre los pueblos del noroeste peninsular.

Les he contado que el rey godo Wamba no se llevaba muy bien con el Duque Favila y que por ello le intentó quitar la vida y terminar con toda su familia, quizá ese fue el motivo por el que algunos historiadores sitúan a Pelayo en peregrinando en Jerusalén para evitar su muerte, pero Wamba murió a tiempo y Rodrigo llegó al poder y Pelayo pudo regresar y quizá servir así a su rey.

Todos ustedes saben la historia de la batalla de Covadonga y aquí no se la voy a repetir, eso sí a mi me hace ilusión pensar que Don Pelayo cuando regresó a su hogar, Asturias, se encontró conque ya no quedaba nada de lo que había conocido en su niñez y que posiblemente fuera elegido rey de unos pocos para salvaguardar sus pocos campos y tierras que aún no estaban bajo el yugo de los musulmanes.

Tras la batalla que ustedes conocen se da por finalizado al completo el paso de los godos por la península y nace el mundo cristiano con un nuevo rey de Asturias, Don Pelayo, una mezcolanza del viejo sabor a godo y aroma renovado de un mundo nuevo que hará de nuestra reconquista una de las historias más bellas y trepidantes.

Esa mula incivilizada de España sigue siendo un demonio para algunos extremistas que sueñan con reconquistar con la violencia un pasado perdido y hoy por desgracia es actualidad y quizá buen momento para acometer todo lo bueno y lo malo que dejó el pasó de la historia durante toda la reconquista.

Les dejo el escudo de Gijón que recuerda en su ciudad el paso de Don Pelayo y que muchos niños se maravillan al conocer toda su historia.


Siempre es bueno saber de dónde venimos para adivinar hacia dónde vamos.


27 de enero de 2015

Cuando los peces del Mediterráneo eran Aragoneses

En el año 1285, ante el Rey de Francia e interpelado por el Conde de Foix y avalado en todo momento por sus buenos servicios a la Corona de Aragón sentenció Roger de Lauria con estas palabras en palacio:

"Señor, no sólo no pienso que galera u otro bajel intenten navegar por el mar sin salvoconducto del rey de Aragón, ni tampoco galera o leño, sino que no creo que pez alguno intente alzarse sobre el mar si no lleva un escudo con la enseña del rey de Aragón en la cola para mostrar el salvoconducto del rey aragonés"

La gran importancia de esta frase dicha por Roger de Lauria tiene un contexto más extraordinario de lo que podemos imaginar ya que en aquellos años nace un nuevo sistema económico con el dominio del Mare Nostrum.



Estamos en la Edad Media y efectivamente las rutas comerciales fueron muy importantes tanto para sufragar la Reconquista que vivía lentamente nuestra península como para comenzar a crear un tejido económico que aún en nuestros días está en vigor.

En aquellos años en los que Aragón domina el Mediterráneo por completo las corporaciones de mercaderes comienzan a expandirse y se necesita que sea regulado el tráfico de mercancías por mar con la creación de más puertos y órganos competentes que gobiernen el comercio, por lo que nace la figura de los Cónsules en los puertos y El Consulado del Mar que será ese tribunal con leyes propias que hará que esta economía invierta en ciencia e investigación consiguiendo mejorar los barcos de la época para que cada vez pudieran trasladar más y más mercancía, siendo a la vez necesario que militarmente estuvieran equipadas para la defensa de los ataques piratas.

Son años en los que la Nao comienza sus andadas marítimas en la que los remos desaparecen y las velas cogen protagonismo, un avance tan grande en la navegación que vivirán por nuestros mares hasta finales del sigo XIX y serán recordadas en nuestra memoria porque una de ellas era la Santa María en el descubrimiento de las Américas.



¿Quién afirmó que la Edad Media fue una época oscura para la humanidad?

Aragón demostró que fueron momentos brillantes y dignos de estudio ya que el dominio del Mediterráneo dio pie a que nacieran más astilleros para la construcción y reparación de barcos, se aplicase especial atención a la defensa y construcción estratégica de los puertos. Son años en los que comienzan a proliferar los Seguros de Mercancías que eran pagados por los comerciantes para salvaguardar sus grandes inversiones en el traslado de mercancías ya que los piratas y el mal tiempo hacían estragos.

Nacen en aquellos años los Concejos de Mercadería que controlará a todos los mercaderes autorizados a usar las rutas comerciales del Mediterráneo y en el año 1320 en la ciudad de Valencia El Libro del Consulado del Mar que conseguía ser fundamental para que el comercio por el Mare Nostrum estuviera bien legislado y todos conocieran sus derechos y deberes.



Tan buen libro era que muchos países lo incorporaron directamente en su Derecho y es que hasta en eso Aragón dio una lección de leyes y cordura para legislar.

El entramado económico de aquella época dio muchos puestos de trabajo tanto en tierras conquistadas como en ciudades extranjeras que dotaban a sus puertos de la infraestructura necesaria para la recogida de la importación y exportación de mercancías.

La península también se vio beneficiada de aquellos productos que llegaban de tan lejos y eran poco conocidos pero muy apreciados, también encontraron que su trabajo era recompensado ya que esos mercaderes vaciaban sus sacas en el mercado pero luego las llenaban para que a su regreso en barco los productos peninsulares fueran acogidos en países lejanos.

Todo esto amigos lectores comenzó a cambiar cuando el Mediterráneo se llenó de turcos y las rutas se fueron cerrando, pero eso es otra historia de la que ya hablaremos otro día.

Hoy en recuerdo de Roger de Lauria existe una Brigada Paracaidista en nuestro ejército, y es que mi amigo el paraca sabe mucho de historia y me calienta la cabeza para que las escriba en este rincón.

9 de enero de 2015

Felipe VI Rey de Sicilia y Córcega

Felipe VI es Duque de Atenas y Neopatria y Rey de Córcega y Sicilia, así que mi curiosidad histórica se pone en funcionamiento y encuentro que existe una brigada paracaidista llamada Almogáraves VI que tiene nombre histórico en honor a unos hombres que eran de la península y tuvieron una aventura en Europa y Asia inolvidable y como tengo un amigo paraca que sabe mucho de historia me contó la apasionante aventura de aquellos años en los que Grecia era aragonesa.

Desde el año 1305 al 1388 Grecia pertenecería al reino de Aragón y todo gracias a los Almogáraves, aquí les voy a contar su historia.

Los Almogáraves eran un ejercito mercenario que causaba estragos y terror en los ataques esporádicos que realizaban, todos los enemigos del reino de Aragón les tenían pánico por sus gritos en la batalla y su especial crueldad sangrienta en la que dejaban desolado y arrasado toda tierra que pisaban.

Estos hombres llamados Almogáraves provenían del Pirineo y el Sistema Ibérico, eran en sus orígenes pastores acostumbrados a vivir en la intemperie y con una vida realmente dura, tan dura que cuando vieron la oportunidad de servir en el ejercito con la recompensa del botín en batalla pronto aparecieron en combate para servir a la corona en grupos de doce hombres dirigidos por un oficial del reino.

Pero las guerras y batallas de la península se acababan y estos hombres ya acostumbrados a su nueva vida de mercenarios necesitaban luchar, así que Aragón los envió a Sicilia, destino en el que comenzaron a ser Leyenda histórica de España.

Se ganó Sicilia y allí comenzaron a aburrirse estos hombres acostumbrados a vivir de la guerra y los botines, por lo que había que buscarles un nuevo destino para que desfogasen tantas ansias de combate y dejasen de dar problemas cívicos en un lugar de paz.



Bizancio dio la solución, necesitaba mercenarios para librar su lucha contra los turcos, así que Rutger von Blume, un templario de vida complicada pero acostumbrando a vivir en guerra comandó un ejército de 4.000 almogáraves y 1.500 marineros para servir los intereses de Bizancio en la defensa de Constantinopla.

La aventura en Constantinopla como no podía ser de otra forma acabó con cualquier paz cívica y hubo batalla campal en la que los genoveses que por allí campaban fueron aniquilados por meterse en camisas de once varas, ya que agraviaron en exceso a aquellos almogáraves recién llegados con sus familias y que no eran capaces de permitir la más mínima burla.



Así que el Emperador de Bizancio decidió sacar de sus tierras a estos mercenarios tan conflictivos cuando no estaban en batalla y los envió directamente a luchar en tierras turcas.

Llegaron y vencieron a los turcos en una batalla histórica en la que destaca que aniquilaron a un ejército que les doblaba en número. Ya sin enemigos en tierras turcas y entrado el invierno se merecían un descanso y disfrutar del botín obtenido.

Llegada la primavera su misión era liberar a las ciudades de Asia sitiadas por los turcos y así fueron haciendo aún más grande su leyenda dándose el caso de que muchos turcos abandonaban los asedios en cuanto sus rastreadores avisaban de que llegaban los almogáraves, les tenían más miedo que al coco.

Pero los turcos eran muy superiores en número por lo que habría una batalla decisiva en la que Rutger von Blume contó con la ayuda de más de mil almogáraves valencianos y aunque fueron muchas jornadas de sangre y masacre para ambos bandos se ganó a los turcos.

Ya sin ciudades a las que ayudar y turcos a los que aniquilar regresaron a Constantinopla y su líder Rutger von Blume fue nombrado Cesar y se unió a su ejercito mil almogáraves más que provenían de Aragón, y es que no olvidemos que en tiempos de paz estos hombres con sus familias eran de lo más problemático que cualquier reino podía soportar, así que mejor todos lejos combatiendo que en casa dando guerra.

Estos mercenarios eran gloriosos guerreros que en Constantinopla además de admiración por su valentía y triunfo con los turcos comenzaban a ser pasto de la envidia y cada vez tenían más enemigos, los propios griegos que les fastidiaba que los honores fueran para extranjeros, los genoveses que no olvidaban aquel agravio en el que fueron derrotados y los alanos que no los soportaban triunfantes.

Así que la tragedia se mascaba y una conspiración de todos contra uno hizo que en una trampa mortal su Cesar Rutger von Blume y más de 200 altos oficiales de los almogáraves fueran muertos en masacre sin igual dada en una mesa llena de comensales hambrientos de venganza.



Un ejército se dirigió a Galípoli para terminar con los almogáraves y allí se fraguó una de las batallas más crueles de la Edad Media ya que una vez muertos los embajadores que buscaban explicaciones de la muerte de su Cesar y los más de doscientos oficiales, los almogáraves tomaron la batalla como una venganza justa y necesaria.

Fue la que conocemos hoy como la Venganza Catalana y es que los mercenarios tomaron la decisión de quemar sus naves en señal de que no había vuelta atrás, muerte o victoria ante los que habían matado a sus líderes.

No hace falta que se lo cuente, pero los almogáraves dejaron un reguero de sangre espectacular en la que los muertos fueron miles y la venganza se llevó a cabo contra todos los conspiradores.

Así que en el año 1308 ya eran un ejército consolidado e independiente, que sólo irán a la batalla por oro y botines jugosos ofrecidos por el mejor postor.

Atenas los contrató para luchar contras los bizantinos, pero no pagaban por lo que el ejército de mercenarios almogáraves tomó la decisión de conquistar el Ducado de Atenas.


Aragón y Sicilia sabían de la fuerza y necesidad de mantener buenas relaciones con este ejército por lo que les pagaba puntualmente durante largos años en los que Grecia hasta el 1388 vivió el dominio de la corona de Aragón en su tierras.



Y así amigos entendí perfectamente porqué esos títulos que posee nuestro monarca son las marcas de nuestro pasado que afloran siempre para conocer mejor nuestra historia.

5 de enero de 2015

Feliz Año ya Comenzado

Pues eso queridos amigos, seguimos por aquí aunque no lo parezca, pero estar estamos y es hora de desear a todos un feliz año ya comenzado y la mejor forma de hacerlo es con un poco de arte.



Qué lo disfruten
 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail