Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

Promoción Historia

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

28 de septiembre de 2015

Solidaridad de Post Solidarios

Ni quiero ni puedo faltar a la llamada de la Solidaridad que forma parte del Concurso de Post Solidarios de la Fundación Mutua Madrileña  escribiendo un artículo que ni quería ni debiera publicar.

Me explico queridos lectores, hace ya unos años aquí en este rincón tuvimos gratas y vibrantes experiencias que nunca olvidaremos con la solidaridad vista en la blogosfera por cientos de compañeros que con sus artículos enriquecieron no sólo nuestros pensamientos, también  la forma de ver como ven los demás todo esto de la solidaridad.

Eran otros tiempos, hoy la crispación social a la que estamos abocados a no abandonar nunca hacen que esto de hablar de la solidaridad cause un hedor insoportable en cualquier rincón dónde los comentarios vertidos son tan impresentables que no dan lugar a un debate, simplemente es lo que unos quieren que sean o no es por lo que otros quieren que no sea.

Una foto de un niño sirio recorre la red de redes y parece que es la única vez que vemos a un niño muerto, pero no puedes comentarlo, no puedes decir "oiga" que yo de niños muertos me acuerdo de uno en Zaragoza y de otro que estaba en África, la crispación salta inmediatamente y se acaba el debate al que tan acostumbrados estábamos a realizar. Niño muerto sólo hay el de la foto, sí el de la foto que pongo yo...y así cada uno pone al niño muerto del que quiere para hablar y entender la solidaridad a su manera.

Por cierto a un servidor también le conmueve eso de ver a los niños muertos, en esa o en cualquier otra situación como pueden ser las playas de nuestras costas cuando una aventura con mal fin deja imágenes que ninguno desea.

Hay una obligación legal con los exiliados o refugiados, se pongan como se pongan esos que reclaman igualdad para todos, solidaridad para los que llegan y ya veremos que se puede hacer con los que ya están, pero todo por imperativo legal o amenaza de sanción por parte de la Comunidad Europea. 

Esto es solidaridad o podríamos debatirlo, pero no merece la pena hacerlo pues o piensas como ese energúmeno que exhibe sus argumentos de la forma más inverosímil en la que encima te hace quedar como un desalmado o te afilas bien la espada y comienzas a cortar las cabezas y las malas lenguas de los que se piensan que con soltar su discurso aquí paz y después gloria son felices y enturbian la solución a un gran problema que es la solidaridad.

Y es que la solidaridad es un problema que debemos resolver, tanto para acoger al que pide refugio como para ayudar al necesitado o al buscador de un mundo mejor. La solidaridad es algo tan humano que cuando la visualizamos en el mundo animal nos sorprendemos y nos olvidamos de lo sencillo que es ejercer esta virtud que no debería tener nada de malo ni causar hedor a los que de ella disfrutan.

Pero como les decía al principio, ni quería ni debería haber escrito este artículo ya que no existe el debate de la solidaridad en la red de redes, son pocos los que se atreven a contar con sinceridad sus argumentos que acertados o no, tienen derecho a esgrimir en sus opiniones sin recibir ningún tipo de insulto. 

Solidario con 13000 refugiados, con 60000 ¿Con cuantos seres humanos la solidaridad es posible gestionarla y estar justificada para los acogidos? ¿Y a los que no se puede acoger? ¿Y que hacemos con los que ya necesitaban nuestra solidaridad, ponerlos en la cola...?

Mil y una preguntas y cientos de opiniones que podrían enriquecer muchos debates en los que seguramente se llegarían a soluciones más humanas que las imperativas por ley y es que aunque no lo parezca, en el fondo todo el mundo es solidario...sí amigos, solidarios a su manera y para que sean todos más y más solidario el único camino que existe es el del convencimiento de que ser solidario es lo más humano que podemos ejercer en nuestro paso por este mundo.








13 de mayo de 2015

Palabrotas olvidadas en Campaña Electoral

Hoy no sé si les voy a contar algo histórico de nuestra época feudal o algo actual que ocurre en el siglo XXI en nuestra querida España.

Sitúense ustedes en aquellos remotos tiempos o quédense a día de hoy, la historia se repite continuamente y lo único que verán diferente son los términos que describen la vida de una sociedad, algunos dicen que son PALABROTAS, yo creo que son simplemente Banalidades.

Adscripción o Remesa: Los campesinos quedaban vinculados de por vida a sus tierras.
                                        Las empresas quedan vinculadas a su Comunidad Autonómica.

Ciertamente escapar de este abuso para ambos casos es misión imposible,  la complicación es tal que a veces la única huida es la resignación.

Gabela:  Tributo que se pagaba por usar el molino para el trigo o el horno para el pan aún siendo todo propiedad del campesino, se pagaba por el uso.
             Usted pone una placa solar en su casa o teniendo pagada la autopista con sus impuestos, usted paga por el uso y punto.

Mañería o Exorquia: Los bienes del campesino fallecido sin hijos pasaban a ser propiedad directa de su señor.
                                   Aquí tras una "búsqueda" de herederos posibles sus bienes pasaran a engrosar las arcas del Estado o la Iglesia.

Intestia:    Si el fallecido no tenía testamento, sus bienes pasaban a sus hijos, pero ojo UN TERCIO se los quedaba el Señor.
              Aquí si eres heredero de algo, dependiendo de dónde vivas el Estado sacará su parte en forma de impuestos.

Cugucia:  Si al campesino su mujer le ponía los cuernos, el Señor feudal se quedaba con todos sus bienes.
                 Aquí eso ha mejorado, ahora no es el Estado el que se queda con todo, es tu propia mujer...

Spoli:       Qué el campesino tenía una hija y necesitaba darle una dote para su matrimonio, tenía que hacer un regalo a su Señor.
               Aquí simplemente pagas tus impuestos rigurosamente o buscas como darles lo mejor a tus hijos en negro, en eso hemos mejorado un poco ya que imitamos lo que nos hacen.

Arsina:   Sí trabajando para tu señor se producía un incendio, no te preocupes de nada, pagando una indemnización podías salvar lo poco que te quedaba del siniestro.
               Aquí ahora tenemos todo tipo de "seguros" que cubren los siniestros, aunque evidentemente pagas mucho por ellos y además luego los tributarás.

Tercería: El Señor feudal podía obligar a que un campesino administrase una de sus fincas, pero si se causaban pérdidas ese campesino pagaría las mismas con sus propias tierras.
               Aquí el Estado pone de administradores a sus hombres de confianza, y las únicas perdidas que se dan son las que acaban en bolsillo ajeno y que pagaremos los ciudadanos con más impuestos para tapar los BUJEROS.

Privilegio de Corral:      El Señor feudal podía aparecer en la granja de un campesino para llevarse todos sus animales, incluidos los perros, no una, ni dos tampoco, las veces que le venga en gana.
                                    Aquí el Estado te puede expropiar, tus tierras, tu casa, tu barrio o lo que le venga en gana, eso sí con un precio que ni de casualidad se asoma a lo justo y a lo que el Estado con tus bienes ganará lo indecible.

Para evitar estas BANALIDADES que algunos llaman PALABROTAS, que eran y son el pan de cada día se inventaron otras más modernas que nos suele recordar El Ministro de Hacienda.

Por ello que hoy tras leer con detenimiento los programas electorales de esos que dicen que me quieren gobernar para que viva en un Estado de Bienestar me percato que todos ocultan con discreción obvia esa Palabrotas que prefieren olvidar en Campaña Electoral y es que ellos también piensa que las Banalidades nunca desaparecieron y por desgracia amigos lectores nunca desaparecerán.





 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail