Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

30 de abril de 2009

La máquina de Antiquitera

Debía de correr el año 80 antes de Cristo cuando una galera naufragó en aguas del mar Egeo, muy cerca de la isla de Antikythera.

En 1.900 se descubrieron los restos del naufragio y se halló sin duda alguna uno de los tesoros arqueológicos más fascinantes de nuestra historia.

Entre todos los objetos encontrados fue una especie de piedra calcárea la que nos llevará a un mundo lleno de misterio.

maquina-antiquitera

Fue en el año 1.955 cuando se comenzó a investigar semejante objeto que había sobrevivido en las profundidades del mar unos 2.000 años.

Un prestigioso físico e historiador, D. Derek J. de Solla Price, fue el que se aventuró a investigar que enigmas escondía este extraño objeto.

Así que comenzó a limpiar el mismo y desgranar todas las piezas que iba encontrando.

piezas-antiquitera

Hecho esto comenzó a montar lo que venía a parecer una máquina “rara” donde las haya.

Eran 82 fragmentos que logró encajar como si de un mecano se tratase para descubrir que ese extraño objeto era una máquina.

Acababa de descubrir una de las máquinas más antiguas de nuestra historia que traería mucha polémica y cientos de investigaciones sobre su posible utilidad.

Esta máquina de Antiquitera cuenta con una rueda central de 240 dientes  y otras 40 de distinto tamaño donde todas encajan entre sí.

Se soportan todas las piezas en nueve escalas móviles y tres ejes, y lo más curioso es que están troqueladas sobre una pieza de cobre de dos milímetros de espesor.

Muchos investigadores han coincidido en que esta máquina de Antiquitera es un reloj astronómico bastante exacto.

reloj-astronomico

Lo que nos lleva al misterio de la historia de la humanidad, ¿Cómo es posible que este objeto sea un reloj astronómico si hasta nuestro siglo XX no hemos sido capaces de hacer algo igual?.

La historia de la Ciencia y de nuestra antigüedad precisaba sin duda una pequeña revisión histórica y experimental.

Durante muchos años la ciencia dejó de lado esta maravillosa máquina al no poder dar una explicación coherente sobre la misma, siendo un debate extendido entre los amantes del misterio en considerar a esta máquina como un enigma y denominarlo un OPAR (objetos extraños en el tiempo).

Muchos llegaron a asegurar que es una herencia de seres “galácticos” los que habían dejado pequeños legados a la humanidad.

Un análisis más serio indica que efectivamente los griegos en aquella época sí podían fabricar y hacer funcionar a la perfección una máquina como esta, entonces surgen las preguntas, ¿Porqué no hay más?, puede tener una explicación muy sencilla, el cobre ha sido siempre un mineral muy valorado, así que si era encontrado por los saqueadores en las muy diversas guerras que ha sufrido Grecia, es lógico que haya sido fundido y usado para algo útil, ya que si no entendían para que servían bien valdría su peso en otro tipo de mercancía.

¿Encontraremos más máquinas misteriosas como esta?, seguramente sí, pero estarán en el fondo de nuestros mares, único lugar que arqueológicamente hablando aún sigue conteniendo en un “estado de conservación aceptable” cientos de objetos misteriosos.

¿Por qué inventar una máquina como esta y que utilidad podría tener?, está claro que primero debemos pensar en toda la herencia cultural que poseían en aquella época los griegos, donde bibliotecas como la de Alejandría conservaban el saber de muchas culturas y civilizaciones.
Se poseía la tecnología suficiente para su construcción, eso es evidente, y su uso para un país rodeado y viviendo del mar está claro que su utilidad parece destinada a guiarse en los barcos con esta especie de calculadora astronómica les haría conseguir rumbos exactos.

Los conocimientos astronómicos de los griegos de hace 2.000 años, eran extensos, llenos de errores como es lógico, pero no por ello sorprendentes, así que allí teníamos a Hiparco de Nicea hombre al que en este año de las estrellas se merece un homenaje ya que realizó el primer catálogo de estrellas y muchos olvidan pronto los orígenes de nuestros conocimientos actuales.

Así que la máquina de Antiquitera, sabemos que ha llegado a nuestros días gracias a que el mar la ha conservado, que la tecnología griega sí que era capaz de construirla y que sin duda alguna, calculaba lo que se sabía de las estrellas en aquellos momentos y es más su utilidad parece demostrada para su uso en barcos en busca de rumbos seguros.

calcularoda-antiquitera antiquitera

Durante muchos años no se ha dejado de investigar este objeto, muchos han sido los debates ante lo desconocido y mucha imaginación se ha originado con su procedencia, pero los científicos nunca dejan de intentar averiguar todo sobre la máquina de Antiquitera.

Así que gracias a una fotografía 3D basándose en tomografía computarizada de alta resolución y nuestros más modernos equipos informáticos, se ha podido descubrir muchos de los usos que se hacían con esta enigmática máquina del pasado.

Nature nos muestra dos estupendos vídeos donde se observa todo el trabajo realizado, y aunque por desgracia están en inglés, no tienen desperdicio alguno.


En este primer vídeo hemos visto como se organizó la investigación, se realizaron las fotografías y se usó nuestra tecnología informática para recrear esta máquina de Antiquitera.


Ahora también nos han mostrado su funcionamiento y como era capaz de predecir eclipses y hasta las Olimpiadas.

Sin entender ni papa de lo que dicen, sólo con las imágenes se da uno cuenta de la utilidad de esta poderosa calculadora astronómica que hoy he querido traer a este rincón como continuación a los diversos post que estoy realizando en honor a este año de las estrellas, lleno de misterios, llenos de conocimientos.

Como amante del misterio estos enigmas me encantan, no dejan nunca de sorprenderme ya que como amante también de la historia compruebo a diario que aún hay mucho que escribir sobre la misma.

¿Por qué no han prosperado las sociedades que tantos conocimientos albergaban? Será uno de los misterios que aún nos queden por descubrir, creo que cuanto más sabía una civilización antigua más vulnerable era para ser destruida, pero esto es otra historia que algún día analizaremos.

Para terminar quiero deciros que gracias a programas de radio como “La Rosa de los Vientos” que algunos tildan de “paranormales”, nuestro conocimiento histórico, cultural y científico es grande y Cebrián nos enseñó siempre a investigar sobre lo desconocido, escuchar todas las teorías habidas y por haber, pero sobre todo a ser autodidactas y conseguir entender un poco mejor la historia de la humanidad, llena de muchos enigmas, llena de muchos misterios, pero dotada de mucha ciencia y descubrimientos impresionantes que aún siguen deslumbrando a los científicos del siglo XXI, encontrar unos de los 32 rumbos es nuestra aventura diaria.

cebrian-maestro

7 comentarios:

  1. ¡Sensacional!, espero que no sea un fraude.

    ResponderEliminar
  2. Logio es muy real y está en el museo, muchos años de investigaciones y muchos debates "especiales" ha tenido esta maquinita.

    Saludos Cordiales

    ResponderEliminar
  3. Sensacional Jose, una estupenda entrada.
    No se si sabrás que ha sido reconstruida de forma exacta a la original con materiales en bronce, una obra maestra. Para lograr su exactitud se han basado en coordenadas de astrónomos y científicos de su época.
    Una pasada.
    http://www.youtube.com/watch?v=4eUibFQKJqI
    Un gran saludo amigo.

    ResponderEliminar
  4. Aun hay mucho que aprender de aquellas civilizaciones. Me quedo impresionado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Estoy revisando todo este material para estudiarlo más concientemente pero llego a una conclusión LOS ANTIGUOS NO HAN SIDO TAN ESTUPIDOS COMO NOS LOS HACEN CREER...¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. lalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalalala

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail