Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

11 de abril de 2009

VIA CRUCIS

El Vía Crucis que durante esta Semana Santa muchos de ustedes han seguido en las famosas procesiones y con suerte en alguna representación viviente, típica de muchos pueblos, no solamente es un recuerdo de la Pasión de Cristo en sus últimas horas.

Tenemos que encontrar el mensaje que dejó en cada paso que daba, en cada gesto de su tortuoso camino, en cada lágrima de dolor que derramó, en cada caída que sufrió.

Muchos creyentes ven en este acto a un hombre que sufrió lo indecible para aliviar nuestras dolencias y pecados.

Pero olvidamos el mensaje filosófico que nos deja la religión y tradición de unos actos donde es siempre válido también para los que dicen o se denominan no creyentes.

Muchos hombres como Jesús, sobre todo en el Tercer Mundo, están condenados a tener una terrible muerte desde que nacen, las guerras, las hambrunas, un sin fin de enfermedades, la inmensa pobreza que asola a su pueblo y sobre todo la violencia que hará que sufran un Vía Crucis muy particular e igual de doloroso

Están por desgracia condenados a muerte nada más nacer y cada uno ellos tendrá que cargar con su cruz, una cruz muy pesada donde la soledad que ha determinado nuestras sociedades les dejará como siempre solos hasta la hora de su muerte.

Me hace gracia en las rondas blogosféricas ver como interpreta cada cual a su manera esto de la Semana Santa, bien por ser creyentes o no creyentes, pero olvidando los claros mensajes filosóficos que a todos nos tendrían que llegar.

Para meditar no hace falta pertenecer a ninguna religión, es más lo puede hacer todo el mundo de igual manera aunque su cultura sea distinta.

En el Tercer Mundo hay también un Vía Crucis, donde personas iguales que nosotros tienen sus historias, su vida, pero marcadas por el dolor y con una muerte segura y conocida por todos nosotros desde su nacimiento.

Ellos cuando caen ya no se levantan como hizo Jesús en su historia, y cuantas madres sufren viendo morir a sus hijos sin poder hacer nada como sufrió María.

Angustia, dolor, sin poder tener una vida digna y nuestras sociedades tan civilizadas de este glorioso siglo XXI dónde creemos saberlo todo, donde creemos poder tenerlo todo, donde buscamos la prolongación con ciencia de la vida, donde al final muy pocos entienden los mensajes que las tradiciones y las religiones dejan en sus actos para la REFLEXIÓN.

Que me cuentas tú de Iglesia. Que me cuentas tú de creencias.

Río por no llorar de los absurdos discursos tan científicos, tan trascendentes que dan algunos en sus rincones, todo está bien, todos tenemos libre pensamiento, pero a veces a esta humanidad le falta filosofía, entendimiento, y pido perdón por generalizar cuando sé que NO TODOS SON IGUALES.

Olvidamos que somos seres humanos y que el mundo es muy grande, en unos sitios estamos bien, en otros mejor y en muchos mal, pero en el Tercer Mundo NO ESTÁN, nadie les tiende una mano ofreciéndoles la ayuda necesaria para no estar marcada su muerte desde su nacimiento.

En el Tercer Mundo viven sin agua potable, sí esa que decimos que sea un bien Universal y presumimos del gasto adecuado que hacemos de ella.

Viven sin medicinas, sí esas que nos caducan en nuestros cajones porque no las hemos querido utilizar o nos sobraron de algún tratamiento.

No se engañen amigos, esto de la Semana Santa no es sólo religión, es un mensaje filosófico que aún después de 2.000 años no hemos captado como sociedad, es simplemente la MUERTE DE UN INOCENTE en este caso llamado Jesús, es el mensaje de la cantidad de gente inocente que muere a diario con un Vía Crucis desde su nacimiento.

Cada noche son miles los que mueren en el Tercer Mundo crucificados, siendo inocentes, independientemente de sus creencias, independientemente de sus religiones.

Crean en lo que quieran amigos, disfruten de su libertad religiosa, pero no olviden que la Semana Santa tiene un mensaje, la humanidad no avanza y no avanzará nunca, hasta que entendamos que este Vía Crucis que hoy vemos representado, cada noche lo sufren miles de inocentes.

Individualmente no podemos hacer mucho, como sociedad podemos conseguirlo todo.

Algún día nuestra humanidad avanzará y podrá conseguir metas muy grandes.

Etiquetas de Technorati:

Etiquetas de :

1 comentario:

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail