Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

17 de septiembre de 2010

Gitanos, Francia y la Convivencia

La Convivencia está que arde con los gitanos en Francia, es más, esta polémica atravesó la barrera diplomática, con declaraciones más de patio de colegio por su contenido y tono empleado en ellas.

Toda convivencia tiene dos caras y estas a mi juicio, las ponemos nosotros a nuestra conveniencia, si hablamos de gitanos y queremos ver a gente diferente a nosotros, les ponemos cara de rumanos, nómadas o si queremos de delincuentes, otros verán simplemente personas, pero vean lo que vean cada uno de ustedes, no se debería mezclar el racismo o la xenofobia dentro del debate tan intenso que está viviendo actualmente Europa.

Existe un problema de convivencia, también es claro que existen unas leyes y no olvidemos nunca que una cultura peculiar en la forma de actuar ante los problemas de cada Estado o Nación.

No se trata de dar la razón a Francia o quitársela, debemos analizar el problema con la forma de entender la convivencia dentro de nuestra sociedad o entorno.

Usted podrá poner la cara amable que ve sólo personas (que es lo que son) y cerrar los ojos ante las chabolas llenas de ratas y de podredumbre, usted podrá poner la cara de la delincuencia (que también por desgracia traen) y seguir cerrando los ojos ante la globalización que estamos viviendo, es más, usted podrá poner la imagen que desee, pero seguirá cerrando los ojos ante el gran problema que ninguno tiene el poder y el valor de solucionar.

Convivir está teniendo un alto precio y el más caro de todos siempre es DON DINERO, no lo olviden amigos, es lo que pienso, en el país de la felicidad que no existe, no existirían estos problemas, pues en vez de barrios chabolistas habría flamantes pisos, llenos de escuelas.

No sé sinceramente si Francia hace bien o mal con los gitanos o los nómadas o los rumanos, ¿qué se yo?, ellos entienden su convivencia dentro de su sociedad y tampoco sé si aciertan o fallan en la aplicación de sus leyes, pero creo que Europa ha hablado más de la cuenta antes de tener concluida su investigación, lo que ha dado de momento la mano por ganada a Francia.

Lo que sí sé, es que en España los gitanos están muy integrados en nuestra sociedad y son "casos raros" dónde podamos observar que al tratar esta temática se use la xenofobia o el racismo, pues nuestra convivencia colectiva sabe diferenciar perfectamente la delincuencia con la raza del delincuente.

El gran problema es ¿qué hacemos? con estos pequeños problemas que nos estamos encontrando al tener que convivir en un mundo tan globalizado, la solidaridad y la convivencia cuestan una pasta, mucho dinero y cuando ya no hay para tanta generosidad humana podemos hacer dos cosas, afrontar el problema con las Leyes y aplicarlas con las caras que antes les comentaba o seguir cerrando los ojos y que personas con niños vivan en la MIERDA, porque vivir en chabolas es lo que tiene y es el auténtico gran problema que ninguno quiere afrontar en su medida y solución.

Leí el otro día un chiste que no me pareció muy chistoso, pero acá en España es la forma de afrontar muchos problemas en las tertulias de bares:

Decía que están llegando un montón de gitanos a Cataluña pues huían de Francia, pero que le vendría muy bien a nuestra economía pues llegaban con 300 € en el bolsillo para gastar.
No me gustó nada el chiste, aún entendiendo bien el humor que tenemos en España, pero al final muchos usan la cara del racismo y la xenofobia para poder permitirse el lujo de cerrar los ojos ante el problema que sí es de gravedad, las chabolas en las ciudades.

Una cosa es clara, estamos permitiendo que esto ocurra, para bien o para mal, nuestra convivencia está también regulada por las Leyes Europeas, pero de nada vale todo lo que hacemos o asumimos si a la hora de la verdad, nos limitamos a ver en televisión los reportajes oportunistas sobre como viven esas personas en las chabolas y nos acostamos tan tranquilos porque somos excelentes personas.

Acá tuvimos una España diferente, no hace mucho y algunos la recuerdan por la edad, se consiguió en gran parte eliminar las chabolas, integrar, dar educación y convivir con gente de diferente cultura o raza, la gitana en este caso, costó mucho, las diferencias de pensamiento eran otras y nuestra madurez social y democracia ayudó lo suyo y se consiguieron logros impensables.

Hoy nos enfrentamos a una vuelta atrás que nadie desea, pero ser europeo va a tener un precio in-asumible para todos y si no queremos pagarlo, ya saben cuando vean chabolas y niños correteando entre MIERDA, cierren los ojos pues es la forma de presumir que vivimos en Convivencia o si quiere presumir de buena persona, llame a estos lugares barrios marginales o "Poblados", igual suena más culto pero también más hipócrita.


Porque para mí, olvidar los problemas al final causan peores problemas, pero nuestra sociedad es así y es que quizás nunca se enfrentó con claridad a hablar de LA CONVIVENCIA en esta iniciativa que tenemos abierta, la que nos dejará un gran aprendizaje a todos, pues serán muchos granitos de arena que más de 200 bloggers están dispuestos a dejar con una visión personal y atrevida con la cara que pongan a la convivencia, ellos son testigos del mundo que nos toca vivir.


14 comentarios:

  1. No se, la verdad es que es un problema peliagudo. Pero mi pregunta es: ¿Europa tiene que hacerse cargo de los gitanos rumanos?. ¿por que? Como tu dices en su momento los de aqui casí todos se integraron (casí todos). ¿Pero no tenemos bastante con los nuestros, que tenemos que encargarnos también de los rumanos?.
    Dense una vuelta por aquí (Barcelona), y sabran de que hablo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La Globalización amigo Gildo, tiene sus ventajas y grandes inconvenientes, pero puestos a preguntar si uno es gitano nómada y rumano, dónde ir que se esté mejor que en su país, a Luxemburgo que no les dejan entrar o a Francia, España, Italia, dónde además de tener aceptación social tiene el bienestar social.

    Peliagudo se mire como se mire, lo peor siempre son las consecuencia y o somos conscientes del problema de hoy o no habrá hijo madre que arregle el problema que se genere mañana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si, Europa tiene que hacerse cargo de los gitanos rumanos, porque son europeos, si no que lo hubieran pensado antes de abrir la puerta a Rumanía.

    ResponderEliminar
  4. Europa amigo Logio, podrá decir misa en la Latín si lo desea, cada país tiene sus leyes y por suerte o desgracia las aplican a su conveniencia.

    No seré yo quién diga que Francia hace mal o hace bien, pero ridiculizar "la libre circulación" con el éxodo es vergonzoso y es lo que hacen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. si como bién dices el problema es de convivencia económica, no es racismo ni xenofobia.
    el estado de bienestar ya no puede seguir más.
    como bién dices en otro post de este blog, la ubre está seca y no tiene más leche que dar.
    y yo nunca voy a cambiar mi bienestar por el suyo, y no quiere decir que sea racista o que no sepa convivir.
    hablamos de supervivencia y en este caso yo y los mios vamos en cabeza y punto.
    y hablando de immigrantes en la comunidad. ¿por que nunca se habla mál, o se expilsan árabes?
    yo diría que quieren expulsar a los gitanos de europas para que no se molesten a los árabes.
    que conspiración hay detras de querer implantar el islám a nivel mundial?
    vean lo ultimo publicado en mi blo.
    abrazos

    ResponderEliminar
  6. Yo lamento tener que decir siendo totalmente sincero, que no comparto tu opinión sobre la integración de los gitanos. Al menos en el entorno Castilla-La Mancha/Andalucía no lo están. Es un conflicto abierto y nadie se pone a solucionarlo.

    Yo creo que los gitanos, tanto los de aquí como los de toda Europa, necesitan un Martin Luther.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Amigo Fomer, sé muy bien a lo que te refieres.

    El gran problema está no en árabes, moros, inmigrantes, etc, está en humanidad y el costo que eso tiene.

    Los que tienen mucho poco les importa, los que no tienen nada, menos aún, son los que están en el medio, esa gran mayoría que entiende que hay que ser solidarios y vivir en convivencia, pero el precio a pagar es ya in-asumible, pero que pesará más en la balanza social, la ideología o forma de entender nuestra sociedad o los problemas que llegarán por querer comulgar con ruedas de molino.

    Complicado, comparar es odioso, el otro día leía que los que mueren de hambre no entienden de crisis, pero no se dan cuentan los que escriben eso que la culpa no es de ellos, no dejan de ser víctimas, la culpa es de todos y la forma de tratarnos como seres humanos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Amigo Javier, tengo amigos gitanos con carreras universitarias, casados con payos y payas, trabajando como uno de cualquiera de nosotros, están totalmente integrados.

    No quita que haya un grupo de ellos que no quiera asumir esa integración, que allí dónde paran estén rodeados de delincuencia y que como siempre, parte de ese pequeño grupo sea aún más racista con nosotros que nadie.

    Pero llegó un día en que de los pueblos desaparecían las chabolas, los ayuntamientos alojaron en viviendas dignas a los sin techo y se les prestó educación y sanidad, el paso fue duro, pero tanto ellos, como los españoles lo dieron.

    Ahora es difícil valorar lo que encontramos ahí, en esos poblados, llenos de drogadictos payos, delincuentes gitanos, nómadas huyendo de sus países de orígenes, damos un paso atrás en todo lo logrado.

    También el otro día oí que el vecino no es malo por su raza, es mala la persona, pero no es lo mismo un vecino que otro, por eso sé que en muchos lugares como Castilla la Mancha o como decía Gildo, Barcelona, es necesario conocer bien el problema para decir bien alto lo que se piensa y que los demás no caigan en el error de la solidaridad y convivencia mal entendida.

    Un abrazo Javier.

    ResponderEliminar
  9. Estimado amigo en otro blog siempre he defendido y defenderé la obligación que tiene parte del mundo para que la otra parte no se quede sin lo más elemental el poder comer, el derecho a la educación y cuidado de la salud.

    Como bien dices en España superamos ese escalón de racismo, aceptando que todos tienen derecho a vivir dignamente, y ser tratados como personas.

    España ha sido un país eminentemente inmigrante, saliendo del país con contratos de trabajo y que no se les ocurriera pedir salas de reunión ni viviendas dignas.

    Siempre defiendo a todo el que viene a trabajar porque tanto el como nosotros ganamos unos mejorando su calidad de vida, y nosotros teniendo mas ingresos para el país.

    Pero como bien dices las leyes están para cumplirlas y si estas en un país es tu deber de integrarte en ese país, no en hacerle la guerra pidiendo cosas que ni a los propios del país se les puede dar, porque los gobiernos tampoco tiene tanto recursos como para arreglar de la noche a la mañana todos los problemas que demanda la sociedad propia del país, coma la sociedad llegada de otros países.

    Que los gobiernos no se deben de gastara tanto en armamento y subir a la Luna de acuerdo,pero es que deajmos como personas mucho que desear.

    Un saludo
    Claro que se te parte el alma cuando ves esas inocentes criaturas esqueléticas y nosotros tirando la comida a la basura por tener demasiada cantidad de comida.

    Muchos se sienten felices por dar una miseria a alguna ONG pero luego no miran el derroche que haceny la cantdiad de alimentos que seven en la basura

    Cuando desayuno por la mañana y veo que la gente pide y pide sin ton ni son, y luego esas porras esos churros van al cubo de la basura, en verdad se me revuelve el estomago.

    ResponderEliminar
  10. Jose estoy de acuerdo con todo lo que expones, creo que muchos pensamos igual, pero tenemos que dar un gran paso, solucionar los pequeños problemas para que estos no se conviertan en grandes problemas.

    Son tiempos difíciles pues las ideologías quieren estar por encima de los países y llegan las crisis, económicas, sociales, políticas y hasta religiosas.

    No sé el mundo está cambiando muy deprisa y ata todo con "buenas intenciones" pero cierra los ojos y da la espalda a la realidad diaria que está suponiendo la globalización.

    Dudé un poco si escribir sobre esto, pero me comía el gusanillo, pues están empleando la ideología para tratar este tema y esto para solucionarlos hay que hacerlo con números y dinero.

    Pensar que me puedo quedar sin pensión, tener una mala vejez porque está ocurriendo lo que ocurre, es cruel y me hace valorar a diario mis pensamientos en todos estos temas tan solidarios y sociales.

    Siempre me gusta ayudar cuando puedo, no faltan mis idas a cáritas a dejar lo que otros pueden aprovechar, pero sin duda amigo no puedo ir desnudo a mi trabajo por regalar la poca ropa que tengo.

    Un abrazo y gracias por estar aquí con la sinceridad que te caracteriza.

    ResponderEliminar
  11. Te creo cuando dices que lo pensaste mucho antes de escribir sobre el tema, he de reconocer que has sido valiente al meterte en este berenjenal. Sin entrar en grandes analisis yo lo unico que tengo claro es que estamos hablando de personas, de seres humanos que vergonzantemente se están tratando como si fueran mercancias. y me llama poderosamente la atencion que en sus paises de origen (Rumanìa, Hungría....) no se hayan pronunciado y salgan en defensa de sus ciudadanos.
    Unos callando y otros metidos ya en campaña tratando de sacar votos, me dan asco todos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Yo poco puedo escribir, pero me duele mucho de la forma que se margina a esas personas. De siempre la pobreza estorba, afea, molesta. Por supuesto a los que más tienen y a los políticos que les quita votos.

    ResponderEliminar
  13. Muy buen post. No se puede cerrar los ojos ni mirar para otro lado. No creo que que el problema sea racismo, sino más bien que esto obedece a la crisis y al paro que está sufriendo Europa. Hace unos dias le quitaron de las manos el monedero a mi cuñada que es mayor , y ayer a mi madre de 89 no la arastraron de milagro al arrancarle la cadena del cuello con la foto de mi padre. Igual que a mi no me dejan ir sin papeles y sin trabajo a ningún país (y soy hija de refugiados y se lo que hablo) la cosa tiene mal arreglo. El delinquir no es de recibo. La atención la deben de recibir de sus paises de origen. No son refugiados porque europa permite la libre circulación de personas. Estoy contigo, esto no es para hacer chistes esun problema muy serio que nos afecta a todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Tejón, Josefina, Katy creo que hay mucho más que decir y muchas cosas más que meditar, pero el problema es el que es y las consecuencia las que son.

    Un abrazo y gracias por debatir en tan difícil polémica.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail