Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

4 de septiembre de 2011

Campi Doctor el Campeador

En uno de los muchos rieptos que se aplicaban para solucionar problemas participaron dos notables caballeros de la época, por un lado estaba el alférez de Pamplona Jimeno Garcés y por el otro el alférez de  Castilla Rodrigo Díaz de Vivar.

La disputa daría al vencedor el castillo de Pazuengos un enclave muy importante para controlar los Montes de Oca y la defensa de los intereses de las partes que se enfrentaban.

Así dos caballeros de la época, con sus vidas en juego, defendían o pleiteaban representado a sus reinos para evitar así batallas innecesarias y a veces imposibles.

Esa tarde Rodrigo ganaba para Castilla el disputado castillo, en un combate a caballo en el que ambos rivales acabaron luchando pie en tierra hasta que Garcés moría tras una lucha interminable de más de una hora.

Rodrigo recibió aquel día el título de Campi Doctor o como le conocemos desde siempre Campeador, nace así un hombre con mucha historia y mucha leyenda, pero sin duda un héroe para el pueblo y durante esta semana les contaré cosas curiosas de este personaje.

En el mundo mundial con esto del séptimo arte, cuando en una película un actor borda el personaje que representa, al hablar del Cid Campeador, un fotograma ilumina nuestras neuronas con Charlton Heston, en la Edad Media de la reconquista hablar del Campi Doctor debía de hacer un efecto parecido en aquellos hombres, pensarían en ese hombre combatiente y luchador hasta el fin de sus fuerzas, en hombre de honor y sobre todo en un héroe, que les daría fuerza ante cualquier combate o batalla.



10 comentarios:

  1. Sin menospreciar al Campi Doctor,tambien peleo al lado de los moros como mercenario,asi que yo no le quito el merito que tiene pero fue un hombre como los demas.
    Saludos amigo

    ResponderEliminar
  2. Espero que esta semana Gonzalo cambies de opinión y veas en él un personaje que daba fuerza y coraje en cada batalla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Para el árabes "Sidi" de donde deriva Cid.
    Espero conocer más historias de este gran adalid.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Amigo Senovilla yo tengo una buena opinion del Campeador y me cae bien pero la realidad es esa,como los jugadores de futbol de ahora,que se arriman al sol que mas calienta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gonzalo, historia y leyenda, leyenda e historia, un hombre con dos destinos bien merecen recordar algunas hazañas épicas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Javier una palabra Sidi que nunca fue mejor usada. Esta semana se la dedicaremos al Cid.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto lo que dicen más arriba. Sería un gran guerrero pero fue un mercenario que se vendía al mejor postor.

    ResponderEliminar
  8. Kassiopea, veremos al final como queda este personaje, de momento ya tengo la continuación dedicada para vosotros dos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Para poder entender las decisiones que el Cid tomó en vida hay que comprender un tipo de contrato legal y moral que existía entonces y que hace mucho que ya no existe, que es el juramento de vasallaje. Además, hay contextualizar esas decisiones en el momento y lugar históricos en que se produjeron. Llamar mercenario al Cid es de una bobería y una ignorancia supinas y es también malintencionado. Los principales adscriptores de esta estupidez de mala idea son los nacionalistas catalanes, a quien el Cid cae muy mal por el simple hecho de haber sido siempre batidos por él, con inferioridad patente de medios, en el campo de batalla.

    ResponderEliminar
  10. Así es querido amigo Ignacio. Un abrazo

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail