Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

5 de septiembre de 2011

La muerte de Ramiro I de Aragón

Nuestro amigo Jose Manuel Gonzalo  y Kassiopea reseñaban en sus comentarios que Rodrigo Díaz de Vivar era además de todo lo que de él se cuente, un mercenario que luchó con los moros, pero esta semana vamos a intentar que conozcan mejor la vida de este héroe de leyenda.

Y no les falta razón a ambos, pero comencemos por los inicios de este impresionante personaje, corría el año 1.063, era el mes de mayo y Ramiro I de Aragón estaba preparándose para la batalla ante la fortaleza de Graus, un fortín moro que era necesario conseguir para sus pretensiones de expansión y conseguir las parias de Zaragoza que dejaban suculentos beneficios para el reino que los recibía. 

Al-Muqtadir era el moro que recibía encantado los refuerzos cristianos que llegaban acompañados de nuestro protagonista de la semana, El Cid, aún un joven de apenas 20 años, desconocido por todos que será leyenda en siglos venideros.

La fortaleza de Graus estaba dispuesta a soportar las acometidas de Ramiro y aunque poco sabemos de la batalla, lo cierto es que debió ser a campo abierto por la cantidad de soldados que contaba el moro Muqtadir junto a los refuerzos cristianos de la mesnada castellana enviada por Sancho de Castilla.

Bajo la protección de los muros las huestes de Graus consiguen aguantar los ataques de los aragoneses, pero el final de esta batalla será como siempre en la Edad Media sorprendente, primero por su desenlace y después por la inteligencia con que se realizó para dejar claro que en aquellos tiempos nada era oscuro, máxime cuando Muqtadir fue un gran mecenas de las ciencias, la filosofía y las artes.

Un espía moro llamado Sadaro y que se hizo pasar por cristiano llegó al campamento de Ramiro con muchos engaños, pero consiguiendo estar lo suficientemente cercano a Ramiro para lanzarle una lanza y causarle una herida mortal de necesidad.

Fue dado muerte en el acto este espía Sadaro y se acabó la batalla por el momento, pero aquí se observa como los cristianos se unían a los moros para luchar contra cristianos en época de reconquista, y es que las parias y servidumbres que necesitaban los moros para mantener sus dominios hacía imprescindible este tipo de acuerdos para su supervivencia.

Todos salían beneficiados, los cristianos en sus diversos reinos tenía los hombres y las armas, los moros en sus taifas habían perdido el poder de la fuerza pero conservaban el comercio y generaban grandes riquezas que en forma de tributo beneficiaban a la expansión y asentamientos del Norte ya consolidados como el futuro de lo que será España.

Así la historia de esta época nos dejará a grandes personajes cristianos luchando junto a los moros, a grandes dinastías moras (Banu) ayudando a los cristianos, toda una partida de ajedrez para unos siglos que muchos siguen considerando faltos de saber y oscuros de conocimiento, por los que les recomiendo un libro de Jesús Callejo y sus  "Secretos Medievales" para iluminar sus dudas.



Durante esta semana iremos contado más historias sobre El Cid Campeador.



7 comentarios:

  1. Me encanta la figura del Cid. Tus post prometen.
    La verdad es que la historia por muy conocida siempre depara novedades.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Vamos a ver amigo Senovilla,las leyendas se forjan de hechos que luego con el paso del tiempo pasa lo que a la bola de nieve contra mas rueda mas crece.A mi personalmente no me disgusta el Cid,pero lo que tengo claro es que las leyendas son verdades a medias,cuando algo pasa de boca en boca ya se sabe lo que pasa que todo se magnifica,y si no tu sabes mejor que yo,porque se te ve mas ilustrado que yo,que un hecho contado por dos personas distintas no es igual aunque lo hallan visto.
    Yo seguire leyendo tus entradas porque la historia me encanta pero con un pie en la tierra porque se lo que son los historiadores.
    Abrazos amigo

    ResponderEliminar
  3. rectifico un parrafo que es "y si no tu sabes mejor que yo,porque se te ve mas ilustrado que yo,que un hecho contado" por :y tu sabes mejor que yo,porque se te ve mas ilustrado que yo,que un hecho contado....
    un lapsus que espero perdones

    ResponderEliminar
  4. Katy, esta siendo divertido este reto del Cid, leí en un sitio que nunca existió y me animé a buscar su historia para compartir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. JM Gonzalo de ilustrado a ilustrado ;-))) semos contadores de historias, algunas mejores, otras peores y en ningún momento os quito la razón en vuestra opinión sobre la figura del Cid, pero contando su historia y no su leyenda a buen seguro aprenderemos todos algo sobre este Campeador que nunca olvidó ser castellano.

    Un abrazo amigo

    P.D.: Perdonado y como penitencia te impongo leer los siguientes artículos que publique sobre el Cid, ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  6. Yo prefiero nació en tal fecha, se casó en tal otra y murió cuando aún estaba vivo... deja tantos hijos fuera del matrimonio..... no testó.

    ResponderEliminar
  7. Logio esa era la Historia que de pequeño odiaba, llegó el maestro Cebrián y volví a amar la historia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail