Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

2 de enero de 2011

Matemos al Fumador

Veda al tabaco es de lo que hablaba en el anterior artículo titulado Puñalada a la Hostelería y a la Libertad.

Como ando muy escaso de tiempo para contestar a todos los comentarios que se están vertiendo en el blog y me gusta ser agradecido con los lectores que aportan su grano de arena en un diálogo fluido de opiniones, he decidido hacer un segundo artículo para ampliar un poco más mis humildes pensamientos.

Piensen ustedes que montan un negocio de colchones, a buen seguro no quieren que entre gente en su local a mirar si vende usted baterías de cocina, usted vende colchones y sólo quiere que entre gente que compra colchones.

En la hostelería ocurre lo mismo, se vende ocio y placer y ninguno desea que entre en su local nadie a comprar un colchón o una batería de cocina, el deseo de esta empresa es que la gente consuma disfrutando.

Bien tenemos dos partes, los que desean que sus clientes no fumen y estoy totalmente de acuerdo, cada cual orienta su empresa o negocio como desea y si ese es su deseo a buen seguro es porque ha estudiado el mercado y le generará buenos beneficios.

Por otro lado teníamos hasta hoy los que no les importaba que sus clientes fumasen, por un lado habían gestionado un espacio sin humo para conservar a aquellos clientes que no fuman y por otro conservaban a esos clientes que dentro de su ocio y placer por la hostelería estaba el poder fumar.

Está el tema de los trabajadores y el peligro del tabaco, para eso en todos lo empleos que existen en nómina debe haber un plus de peligrosidad, un minero lo tiene al igual que el que transporta o manipula productos químicos. Así que la excusa dada al empresario para vetar el tabaco en su local por tema de empleados y salud es una autentica barrabasada. El local que no permite fumar se ahorra un plus al empleado por peligrosidad para su salud, pero el que permitía fumar lo debería haber pagado desde hace muchos años.

Pierden su libertad como empresarios y es muy agradable ver el optimismo de la gente cuando habla de este tema, quizá por desconocimiento o porque no conocen la hostelería, o por que ellos no se gastaron miles de euros en adaptar su local, pero verán que la cosa va a ser muy jodida en España, aquí semos diferentes en muchas cosas, les recuerdo que nuestras siestas son con orinal, algo inédito en Europa.

Por otro lado está la línea de comentarios que afirman lo molesto que es el tabaco, miren queridos amigos, yo a una tienda que vende caviar entro cuando voy a comprarlo y no me quejo del precio (es un ejemplo, más quisiera yo), cuando he ido con amigos a lugares de no fumar no he fumado y he tenido la libertad de decir que no voy o no entro, la misma que usted que se queja del tabaco tiene a la hora de entrar en un negocio particular y no entrar porque no le gusta, a mi no me gustan las tiendas de perfumes y NO ENTRO, luego la ropa me huele a colonia y la mujer se piensa que en mi paseo he podido estar con otra.

La hostelería pidió que se aplazara esta veda para el mes de Junio que llega el buen tiempo y sus clientes con el tema de las terrazas tendrían unos meses para habituarse a la nueva veda contra el tabaco, pero neciamente se ha sacado en una época del año dónde el frío en la calle hará que pocos aguanten esa situación tan lamentable.

Recuerdo hace años algún viaje en tren dónde el fumador podía pedir vagón para fumadores, pregunto a todos ustedes defensores de esta ley, tanto odian al fumador para no dejarle tan siquiera viajar aislado en su vagón.

Está la libertad de los que fumamos, sí, también la tenemos y estamos hasta las mismísimas criadillas de escuchar como se nos va a perseguir e intentar cazar como infames perdices en un coto social.

Colegios llenos de coches en doble fila dónde no aparece ni por asomo un municipal, borrachos con su botella de vino en los parques, dando el mejor ejemplo a nuestros jóvenes, carteristas campando a sus anchas en las principales calles turísticas de nuestras ciudades, pero con todo esto el peligroso es usted querido fumador, es a usted a quien se desea dar caza y si es posible fusilarle al amanecer.

Europa es diferente y cierto que en muchos países que adoptaron esta norma no han sufrido grandes perdidas, pero recuerden aquí en España la hostelería mueve mucho dinero, somos un lugar turístico y una vez perdida la oferta del ladrillo vamos a matar la de la hostelería, pero todo sea por ser un país sin humo.

Se comienza a hablar de la Bondad ciudadana, ya que en España se ha convertido al ciudadano en un servil recaudador de impuestos para el Estado, se le da el don de denunciar al fumador, habrá que leer bien la Ley para ver si también se le concede el don de demostrar su denuncia o a buen seguro habrá mucha picaresca para seguir fumando o a lo peor mucha maldad para joder al local hostelero que nos haga sombra en nuestro negocio.

España hace ya años que está dejando de gustarme, aquí se permite crear LUDOPATÍA, con millones de máquinas tragaperras, rascas y demás VICIOS que enganchan a los que por desgracia estropean su vida y las de su familias, pero está bien visto por todos los que no fuman.

Aquí asumimos que en las calles esté impuesta la Ley de la selva dónde todos pueden hacer lo que les de la gana, he visto hacer la comida en un parque público a unos indigentes y aún doliéndome en el corazón su situación, no es lógico, pero es mejor perseguir al fumador que a ese yonqui que se pincha y tira la jeringuilla en un parque.

Pensaba que la libertad terminaba dónde comienza la de los demás, pero veo que no es así, la libertad de aquellos que tienen la opción de no entrar en un local de hostelería particular y regido por un empresario que arriesga sus euros, la de ellos pisotea con impunidad la de un fumador.

Como dije antes, que hagan lo que quieran, para que la ropa de muchos no huela mal o no les moleste el humo, ya teníamos nuestras vitrinas que parecía que estábamos en peceras, pero eso también les molesta y quizá sea esto todo consecuencia de la envidia que nace al ver a un fumador orgasmear en cada calada.

El no fumador tenía libertad de elección, si no quería no entraba o se iba a un espacio sin humos, que cada vez eran más, hoy hemos MILITARIZADO de nuevo a nuestra sociedad y se hace lo que marque la Ley, aunque esta acribille la Libertad de unos pocos.

Y no deseo la bondad de nadie, ya surgirán trampas legales y contrabando y muchas consecuencias que una ley seca produce en cualquier situación, seré mientras fume un adicto a los espacios con humo, esa es mi libertad y no la que desee usted imponer con su criterio.

La adición al tabaco se debe centrar en el paciente que desea dejar de fumar, y ayudarle, que ahí somos muchos los que nos prestaríamos a ello, pero nunca se podrá atajar una adicción siendo radicales, hasta a los toxicómanos se les proporciona metadona con nuestros dineros.

Siento no haber contestado uno a uno los comentarios del anterior artículo, como les decía el tiempo en esta época del año es poco, aunque a partir de hoy, me sobran quince minutos por la mañana de ese café tan rico que me tomaba y quince minutos de la tarde de ese otro café tan rico que disfrutaba, dónde por cierto TODOS LOS QUE allí convivíamos fumábamos y ninguno NOS QUEJÁBAMOS, pues los que no fumaban se quedaban en su ESPACIO SIN HUMOS, el cual nosotros los pecadores del vicio del tabaco sí que respetábamos.


Por cierto a los Reyes Magos ya les he pedido un Termo y una Hucha, el termo para mis cafés y la Hucha para meter allí todos esos euros que va a perder la hostelería.

Y sí, habrá gente que se adapte, pero otros como un servidor tenemos el derecho a NO ADAPTARNOS, respetaremos la Ley y que vivan ustedes a gusto en un local vacío y sin humos, su ropa olerá muy bien y a buen seguro tendrán mucho sitio para sentarse, pues las vacantes en las mesas serán muchas.

Espero que nadie denuncie que en el blog se exhibe a un hombre fumando alegremente, porque la nueva Ley también es dura con ese tema, por si acaso los originales de las fotografías marcan con exactitud que era la despedida de mis cafeterías en aquella ya hoy lejana época en la que había aún libertad.

40 comentarios:

  1. Pues a mí el olor del tabaco enmascaraba el del perfume de la amante de turno, doble problema que tengo ahora. mi matrimonio en el filo de la navaja ;)

    ResponderEliminar
  2. Me estas diciendo que no puedo poner en mi blog una foto mía fumando?

    A donde vamos a llegar?

    Leyendo este segundo articulo, creo que este gobierno de pandereta que tenemos, esta intentado ganar votos con esta ley mas propicia de una monarquía autoritaria que de una democracia

    ResponderEliminar
  3. Por lo menos deberían de dejar de hacer club de fumadores.
    Un abeazo

    ResponderEliminar
  4. Un gran post compañero, esto se ha convertido en una caza de brujas. yo también critiqué esta situacion hace unos meses, es terrible.
    Recibe mi apoyo y un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  5. Eso, eso... volvamos al humo-r en tu cara aunque no seas fumador y me da igual si estás almorzando, tú te lo aguantas...

    ¡Qué bien!

    ResponderEliminar
  6. En Barcelona de 10 bares que puedan haber por calle...2 de ellos son sin humo. Si me gusta un local en concreto por sus precios, ambiente y demás y da la casualidad que dejan fumar, me tengo que fastidiar y buscarme otro sitio o tragarme el asqueroso humo.

    Luego está cuando sales con un grupo, del qual, muchos fuman, así que me veo obligada, por "solidaridad", a ir a un local para fumadores, vaya a ser que les de un patatús por estar una hora sin dar una calada. ¿Eso es respeto? Yo no lo veo así.


    Yo creo que los fumadores ya han disfrutado de demasiados privilegios durante muchos, muchísimos años, y creo que va siendo hora de que los no fumadores reclamemos nuestros derechos.

    ResponderEliminar
  7. La prohibición del tabaco en los lugares públicos debería de existir ya hace muchos años.
    Es una de las amenazas contra la salud.



    Grácias.

    ResponderEliminar
  8. Inteligente respuesta Senovilla. Aquí no se debate el tabaco sino algo mucho más importante; la libertad. ¿Por qué no prohiben el tabaco si es tan malo? Hipócritas, eso son.

    ResponderEliminar
  9. Yo me he pasado muchísimos años sin la libertad de decidir si quiero meterme humo ajeno en mi cuerpo o no. La ley antitabaco anterior era prácticamente una broma, no solo la mayoría de locales permitían fumar libremente, sino que las supuestas zonas de fumadores y no fumadores, en su gran parte, estaban delimitadas por tabiques de un metro. Sí, muy efectivo, si señor.

    A mí, sinceramente, me importa más bien poco lo que hace o deja de hacer la gente... el problema empieza cuando las decisiones erróneas de la gente las tengo que pagar yo (En mi vida he probado un cigarrillo. Caro y perjudicial para la salud. No creo que eso sea ningún secreto.), cuando tengo que volver a casa con un olor desagradable y los ojos irritados, o cuando muchos fumadores consideran que el humo y la comida son una combinación exquisita y obligan al resto a "degustarlos".

    Lo que tengo claro es que esto en otros países se ha hecho, y funciona. No sé de dónde viene tanto drama, cuando por una vez se opera por la salud pública. La hostelería pocos clientes perderá, puesto que en ningún bar va a poderse fumar... y tranquilo, que por cada fumador que decida no tomar un café por no poder echar su cigarrillo tranquilamente, habrá una persona no fumadora -yo mismo, por ejemplo- que cubrirá su plaza, degustando el café sin meterme humo ajeno en mis pulmones.

    Un saludo y feliz año.

    ResponderEliminar
  10. ... ¿Podría compararse esa libertad de la que hablais a dejar que cada cual fuese a la velocidad que quisisese con su coche? ya que es suyo y los venden que alcanzan velocidades a mi parecer barbaras... además de que todos somos los mejores conduciendo... No se, creo que aquí de lo que se trata es de salud mas que de libertad, pienso que cada cual lo ve a su manera según le afecte... en cuanto a lo de afectar a la hosteleria, pienso, deberiamos dejar que el tiempo nos responda.

    ResponderEliminar
  11. Joju, siempre nos quedarán esas habitaciones de hotel para fumadores,ja,ja,ja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo vivo en BCn y me quiero envenenar sólo con el humo de mis pitillos no con los tropecientos mil coches que me dejan el rostro negro de tanta contaminación. Que prohiban ahora andar en coche o que los hagan todos eléctricos. Y ahora se supone que si quiero atravesar un parque para atajar pero estoy fumando, aunque no haya niños,¿tendré que bordearlo para no ser una criminal?

    ResponderEliminar
  13. tranquilos, siempre podremos ir a la carcel o a un psiquiátrico, a ver el fútbol a los asesinos de toros a fumar:)

    ResponderEliminar
  14. Oscar:
    http://www.boe.es/boe/dias/2005/12/27/pdfs/A42241-42250.pdf

    Te dejo la Ley y ya sabes, ¿Tu blog es un medio de comunicación?.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Habrá Fomer Bares que cuando tengan el cupo para ver un partido de fútbol con sus fumadores habituales chapen la puerta y aquí paz y después gloria.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Duque, lo siguiente tiene que ser el vino, el alcohol, por aquello de la Salud Pública y gasto para el Estado.
    Que país de hipócritas nos toca sufrir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Ángel tú comes dónde quieres y esa es tu libertad, porque joder al hostelero, deja que cada empresario use su libertad de negocio a su albedrío y si no te gusta está el de al lado para los que no fuman.

    Para que tu libertad sea plena hay que joder la de los demás, eso no es democracia, estaban las peceras y parece que eso también jode a los no fumadores, lo que digo eso de vernos con cara de orgasmo en cada calada debe de ser pecado capital.

    Un abrazo amigo con Humo r.

    ResponderEliminar
  18. Raquel entiendo tu libertad, pero tú has entendido la mía?, mira yo he aguantado visitas de tres horas en lugares dónde no se puede fumar y lo he respetado, porqué no se respeta mi pecera para que disfrute de mi café, quizá por joder y así no pensar en la crisis.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Olga, y la prohibición de juegos que crean Ludopatía y el alcohol y tantas y tantas cosas.
    Mejor ser un Robot en el siglo XXI que un humano conocedor de los placeres del humo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Rosalía, al pueblo es mejor tenerle entretenido, mientras el día 1 volvió a subir la gasolina, la gente se peleaba en los debates del tabaco, mañana y durante más de un mes será esta la conversación más habitual de nuestra sociedad mientras la crisis sigue ahogando a miles de familias, algunas nuevas que llegarán de la hostelería.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. En otros países Demon, se levantan a las 5 de la mañana para ir a trabajar y a las nueve de la noche están en la cama.
    Acá somos diferentes, eso sí podemos ser como ellos, pero en todo o no?
    Y sí, has tenido libertad de no estar en una pecera con humo, se hicieron para eso, pero si tu libertad es ver el bar vacío por pisotear la de los que con la pecera nos conformábamos, me parece bien, pero se pisotea mi libertad o es que yo no la tengo??
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Kata, ja,ja,ja de coches me hablas, sí que con los localizadores de radar al que le pillan es por pardillo, ja,ja,ja.
    Menudo ejemplo. Limita el acelerador que tecnológicamente es posible y pon el límite en 140 y todo por la salud y los accidentes.
    La industria automovilística NO LO permitirá nunca, a ellos no les hundes el negocio.
    Eso sí con los fumadores leña al mono que son pocos, ya verás como nos van a echar de menos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. FAIL, debemos los fumadores bajar de internet un mapa con rutas dónde poder fumar en la calle, no vaya a ser que sin saber pasemos cerca de un colegio o un columpio y nos multen.

    Mientras vemos como mueren los peces por un vertido y una multa ridícula a una empresa subvencionada o cómo algún ciudadano compra un traje de policía y una PDA para disfrutar denunciando a todos aquellos que le caigan mal, el uniforme igual a algunos le sienta muy bien.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Senovilla, hoy sí que estoy de acuerdo contigo hasta la última coma de tu post. Soy fumadora, y al igual que tú, si en un sitio no puedo fumar no fumo, pero hasta ahora podía decidir si iba a ese sitio o no.

    Esta ley me parece una barbaridad y un ataque brutal a la libertad. A ver qué hacen cuando vean que se hunde la hostelería. Yo de momento, bares los justos, me tomaré los cafés en casa, que por mucho que les pese a los no fumadores, en mi casa se fuma y se seguirá fumando.

    ResponderEliminar
  25. No hay nada más que añadir a lo expuesto. Pensaba montar un club de fumadores pero ya se han adelantado amenazando que no será tan fácil...

    Aunque sea en esta entrada con derecho a cabreo...te deseo un Feliz año Jose.

    Te dejo un beso, y pa los Peques y pa la PreciosaPelirroja.

    ResponderEliminar
  26. ¿Fumar es un placer o un hábito que crea dependencia? Si analizamos la composición de un cigarrillo encontraremos en él muchas sustancias, pero tabaco, muy poquito. Bueno, de hecho, a ciencia cierta no se sabe qué contiene porque a diferencia de cualquier alimento o prenda textil, no existe una normativa que obligue al productor a detallar cuáles son sus componentes, aunque algunas investigaciones han revelado la existencia de cadmio, amoniaco, alquitrán, nicotina, benceno, metano, cianuro y otras lindezas cancerígenas en cada cigarrillo. Fumar mata, está claro, pero también genera riqueza porque el fumador “necesita” fumar y ahí el Estado aprovecha para cobrar sustanciosos impuestos. Ahora bien, ¿está el mismo Estado obligado a hacer uso de esos recursos adquiridos para paliar los efectos provocados en lo salud de los fumadores tras años de consumo sistemático? Ese es otro tema y época de crisis la respuesta se perfila de manera clara. Por otra parte, la agricultura española se mantiene en muchos aspectos gracias a los aportes concedidos por el Parlamento Europeo y un ejemplo son las ayudas concedidas al tabaco durante años y que ahora mismo están experimentando severos recortes hasta el extremo de hacer replantear a los agricultores la conveniencia de seguir con el cultivo.
    Aquí no se debate un tema de libertades, ni del “inminente cataclismo” que se abatirá sobre la hostelería. El fumador se acomodará a la situación buscando nuevos espacios para seguir hipotecando sus pulmones, con total libertad, y el sector de la hostelería también vivirá un período de acomodación para seguir adelante. Posiblemente asistiremos al inicio de una sociedad que fumará menos, pero me temo pagando mucho más por hacerlo para compensar una posible merma de ingresos en las arcas públicas.
    Comparto tu indignación, Senovilla, en cuanto a la promulgación de una ley a borbotones que obligó en primer término a la división en mamparas de los establecimientos, con el desembolso económico pertinente, para poco después decretar su inutilidad. No está bien jugar así con los empresarios.

    ResponderEliminar
  27. Buenas noches Senovilla..

    Estoy contigo al cien por cien... me vi obligada a dejar de fumar hace un año y meses..ya que preferí dejarlo por mi misma, y que no viniese alguien a decirme lo que tengo y no tengo que hacer.

    La tristeza de todo es que el estado se sigue lucrando del tabaco.. en los organismos oficiales se sigue fumando y nadie pone solución, en cambio en la hostelería esta prohibido a raja tabla... Como ven esto??

    Están acabando con la bella España .. estamos entrando en los años de Al Capone, donde todo estaba prohibido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. En el país de los ciegos el tuerto es el rey.
    Quitamos privilegios a un vicio para darselo a la salud y la gente se queja.
    De verdad que no lo entiendo... por una vez que las cosas se están haciendo bien (tarde, pero bien)...

    ResponderEliminar
  29. Kassiopea, no harán nada por desgracia en este país ya no se hace nada por nadie y cuando se hace es porque han cortado la libertad a algún sector.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Volvoreta ya nos llegarán invitaciones a lugares especiales para nosotros, otros expertos en vacíos legales ya están buscando alternativas llenas de picaresca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. CC, juegan con todos, hosteleros y ciudadanos. La única solución al tabaquismo está en la medicina y la no venta de tabaco por parte del Estado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Demon, para ti es un privilegio que el fumador tenga derechos, para todos los demás es una libertad. Sinceramente tanto te molesta ver a todos los que tenemos ese vicio estar encerrados en una pecera dónde allí sí se respeta tu libertad.

    El Rey está ciego, totalmente ciego, la única Ley lógica sería la desaparición de la venta de tabaco, el resto son parches para que unos gocen de plena libertad y otros sean la escoria de la sociedad.

    Yo veo bien los salones de juego, allí acude la gente a gastarse sus cuartos, pero no entiendo que rascas, tragaperras y demás modos de ludopatía estén hasta en el Quiosco dónde van los menores.

    Todo lo que sea pisar una libertad no está bien y no hay que estar ciego para verlo y sentirlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. No me gustan las prohibiciones. Prohibir fumar en espacios cerrados, prohibir mear en las puertas, prohibir armar escandalera a las dos de la mañana, prohibir ir a más de 50 en una ciudad... primero porque no evitará que haya gente que lo haga, segundo porque habla muy poco a favor de una sociedad que es incapaz de respetar al otro.

    Senovilla, por muchos argumentos que esgrimas, si estoy en un bar desayunando y te sientas al lado mío, enciendes tu cigarro y me espetas tu humo en la cara mientras me como mi bocadillo, obviamente... ¿Y si yo me levanto y te echo una meada?

    ¡Jajaja! Convivir no es igual a "respétame", es igual a "respetarnos mutuamente", pero eso tú ya lo sabes.

    Bye, bye...

    ResponderEliminar
  34. empezaron prohibiendo entrar a los perros a los bares y restaurantes y ahora fumar... que será lo próximo???

    ResponderEliminar
  35. Ya sé que no viene a cuento lo que voy a decir pero esta mañana al venir para el trabajo pisé una caca de perro que adornaba una acera, y me jode decirlo porque soy un amante de los perros, pero ya está bien... que les cosan el culo a todos.

    ResponderEliminar
  36. La sarta de mentiras, conjeturas y chorradas que son capaces de decir algunos para proteger sus vicios... alucinante.

    Es hipócrita permitir la venta de tabaco en un bar y prohibir que se fume dentro, pero afirmar que disfrutas de la vida haciendo algo que te la va a quitar es un atentado a la inteligencia.

    ResponderEliminar
  37. Los promotores de esta ley son ex-fumadores que se revientan de envidia cuando ven a alguien fumando. Tan sencillo como éso.

    ResponderEliminar
  38. Yo opino como Senovilla, cada empresario que decida, por eso habian bares donde se podia fumar y en otros no. Yo porsupuesto al que se fuma .
    Prohiben prohiben pero ponen más máquinas de tabaco eleeeee menudo gobierno de MI............
    Un saludo

    ResponderEliminar
  39. Mira, lo del plus de peligrosidad es otra medida que no se me había ocurrido. Otra medida que podrían haber estudiado si hubiese habido algo de sensatez en esta ley.

    A todo lo demás sólo puedo decir: ¡amén!

    ResponderEliminar
  40. No sé, casi da miedo no vayan a entrenar un grupo tipo Gal pero para matar fumadores.Un saludo

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail