Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

12 de enero de 2011

Tiburón con Anécdota

Comentaba el otro día en Twitter con un buen amigo @historiade Felix Casanova (historias de nuestra historia) que durante las vacaciones escolares navideñas de los pequeños acabas deseando que vuelvan al colegio y cojan de nuevo el ritmo.

Lo cierto es que tener mucho tiempo para ellos, da para todo, para lo malo que suele ser poco y para lo divertido que es lo mejor y que ahora les cuento en plan anécdota como le prometí a Felix que haría.

A mi pequeño Jorge (el de parapeques) está en la etapa en que la naturaleza y el mundo animal le tiene loco perdido y desde que se ha hecho fan de Jesús Calleja es ver un tiburón en la televisión y comenzar a dicharachear sobre lo terroríficos que son esos animales.

Estas vacaciones me vino a la memoria la película Tiburón y tomé la decisión de visionar la misma de nuevo, esta vez acompañado de Jorge.

Desde que comenzó hasta que terminó me hizo más de 200 preguntas, ja,ja,ja, yo a él sólo le hice tres preguntas ¿Te da miedo? ¿Quieres que lo dejemos para cuando seas más mayor? ¿Ahora verás que el tiburón puede ser muy malo, apago la televisión? a todas ellas me dijo NO, NO y NO.

Estaba entusiasmado con la película y pasando un poquito de miedo, pero al estar juntos lo superaba con todas esas preguntas que me hacía.

Al final de la película estuvimos bromeando de lo que es ficción y lo que es realidad, de que no son tan malos los tiburones, pero como le dice en su programa favorito Jesús Calleja, siempre hay que tener precaución con ellos.

Todo hasta aquí no tendría nada de anecdótico, pero es que amigos, llegó la hora de la ducha y estando Jorge enjabonándose me dice en voz alta:

- Papá, el chorro del agua cuando se mete por el desagüe me recuerda la música de Tiburón y puede que entre uno en la bañera.

Como yo soy muy peligroso con las bromas, no se me ocurre otra idea que buscar rápidamente la musiquita de marras en internet y ponerla en el ordenador con la potencia suficiente de que llegase muy ligera al cuarto de baño.


Y claro me fui al cuarto de baño para dialogar con él, en eso que me dice:

- ¿Papá tú no oyes la música de la película? Ya verás como por ver esa película cada vez que esté con agua voy a escucharla en mis oídos.

La panzada a reír fue monumental, les aseguro que me meaba de risa, pero rápidamente Jorge se percató de la broma y me dijo todo serio:

- Como tenga pesadillas te voy a ir a despertar.

Bueno aquí queda la anécdota prometida, Jorge por supuesto que no ha tenido pesadillas, es más, le encanta ver vídeos de la vida de los tiburones y comprobar que no comen personas, sólo alguna que otra foca.

Da mucho gusto verles crecer y poco a poco hacerles comprender lo que es verdad y lo que es ficción, hoy en Pamplona hemos visto un incendio en la Calle Tafalla nº 1 y me ha vuelto a realizar cientos de preguntas, lógicas en un niño de su edad.

Así que le he prometido que veremos juntos El Coloso en Llamas próximamente para que se le disipen todas las dudas de lo que es un incendio y todos los que participan en el mismo.

Su hermana Lucía es aún pequeña y no tiene de momento las mismas inquietudes, esa pequeña diferencia de edad se nota mucho, estuvo con nosotros hace poco viendo Aníbal y se aburría mucho, a pesar de que Jorge le contaba todo lo que se puede aprender al atravesar unas montañas inmensas y como los elefantes eran los protagonistas en las batallas.

Termino ya, amigo Felix, con la anécdota contada y con las buenas risas y grandes momentos que pasa uno con los peques, llevas mucha razón, se disfruta mucho con ellos viendo como aprenden y como les enseñas a superar miedos y dudas.

Ahora sí, le tengo que quitar a Jorge una pequeña, pero mala costumbre, de llamar "los antiguos" a todo lo que lee o ve sobre historia, sea muy reciente o muy pasada, es una cuestión espacio-temporal que aún tiene que comprender, pero poco a poco, nos quedan muchos años de aprendizaje y sobretodo de risas, por que siendo como soy, más de una broma les caerá a estos guajes.

Por cierto os dejo para los que llevan poco tiempo de seguidores de este rincón una pequeña broma ya vieja pues es del 2.008 y que muestra claramente como me tienen de calado estos peques con las bromas.

8 comentarios:

  1. Como te lo pasas Senovilla, disfrutas tu más que los chicos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es fantástico verlos crecer... Tom esta ahora en la fase posesiva... a veces se pone hasta insoportable. Cuando has comentado que estabas viendo Aníbal con el, me he parado y me he dicho, le hace ver Hannibal Lecter? Luego me he dado cuenta que no, que era el enemigo eterno de Roma. Espero que Jorge no vea este comentario y te pregunte quien es Lecter.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, ¿"Los antiguos"? peor sería "los viejos". ¡Qué grande Jorge!

    Un besuco familia.

    ResponderEliminar
  4. Que bonitos son tus hijos. Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  5. No cantes victoria. A mi me encantan los tiburones. La musiquita del Tiburón sigue ahí después de décadas, por el trauma supongo. Y a pesar de ello cuando nado en el mar no dejo de tener la sensación de que de un momento a otro una furgoneta con dientes va a cazarme de abajo a arriba.
    Eso sí, estoy poniéndome en forma para hacer submarinismo: con dos narices!
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Aunque no viene a cuento por la temática de la entrada, es curioso ver el humo del cigarro pasando por el objetivo ;) (en el primer minuto)
    La salida de Jorge es genial, "Como tenga pesadillas te voy a ir a despertar", lo que no se si es una amenaza o una broma como las de su padre, que de "tal palo, tal astilla" y con el tiempo te las devolverá todas en fila. ¿Estás preparado?

    ResponderEliminar
  7. Senovilla...

    Ayyy, que buen rato me has hecho pasar. ¡Eres un padre realmente travieso¡ me atrevería a decir que incluso más que tus benditos hijos. No me atrevo, lo aseguro. La serie de Jesús Calleja les puede enseñar muchas cosas a los peques, es de los llamados programas de cierta utilidad que les llamo, y además de mostrarnos la naturaleza y a un tipo estupendo, se hace divertida.
    ¿El desagüe de la bañera? jajaja, te tendría que despertar siete noches seguidas¡¡
    Pobre Jorge, pero lo importante es ver como un padre se divierte con sus hijos, es la mejor de las noticias...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por comentar y sí me la devolvieron la broma.

    Os cuento, el día de los Santos Inocentes, estos alicates compraron unas pegatinas que parece cuando se pegan en un cristal que el mismo está roto.

    Me las pusieron en los acuarios y casi me "acojonan", sí ya dice el refrán, de tal palo tal astilla.

    Un abrazo amigos y agradecido por los comentarios.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail