Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

22 de enero de 2010

Racista e Insolidario

Cuando el lenguaje se usa de forma partidista para hacer confundir a los votantes o a la población en general, la política puede llegar a ser repugnante para todos.

Y eso es lo que ocurre acá en España, un país que vivió intensamente la emigración de su pueblo en busca de oportunidades y que son los que más entienden esta autentica polémica cada vez que está en el candelero el tema de la inmigración en España, con sus pros y contras.
Inmigración es la entrada a un país de personas que nacieron o proceden de otro lugar
Lean el enlace hombre, la inmigración no es un problema de hoy ni de ayer, es un hecho que ha ocurrido durante toda la historia de la humanidad, que ha ido variando con las épocas y las leyes de los países y que seguirá ocurriendo por los siglos de los siglos.

Acá en nuestro país se dan términos muy poco deseables para enmarcar a algunos inmigrantes:

  • Sin Papeles
  • Negros
  • Moros
  • Pies Mojados
  • Sudacas
  • Extranjeros
  • Ilegales
  • Trabajadores de fuera
  • Cruza charcos
  • Los de fuera
  • Los del Este
  • Chachas para el hogar
  • Temporeros
  • Comunitarios
  • Turistas con derecho de pernada
  • y una larga lista que ustedes podrían ampliar si lo desean, pero mejor no lo hagan.
Deleznables apelaciones para llamar así a una persona, algunas de ellas son realmente racistas y xenófobas que nunca tendrían que haber existido en nuestro idioma, unas veces por el abuso del cachondeo y otras por usarse para hacer daño.

Pero son los políticos los que las usan a su antojo para hablar de la inmigración, unas veces para confundir, otras para atacar a la oposición y otra para defender lo bueno que es un Gobierno.

Es difícil que existan países que aún no tengan bien regulada por Ley la entrada de extranjeros en sus territorios, en algunos lugares te controlan con el Pasaporte, en otros es necesario un Visado y seguramente para ver ciertas provincias o lugares especiales hace falta un permiso extraordinario con unas normas "muy claras para el visitante".


Sí, amigo, hoy te voy a hacer leer enlaces, para que no se te pase ningún detalle, que luego no se puede alegar ignorancia ni acusar a nadie de xenófobo o racista por decir lo que piensa.

Como estamos en un mundo Globalizado, acá en España muchos extranjeros han dejado de serlo para pasar a ser Comunitarios, algo que nos da derecho a todos los europeos a disfrutar de los mismos derechos en en toda la Comunidad Europea, respetando y acatando siempre "Las Leyes" que en cada país imperen.

Así que cuando escuchen a los políticos hablar de extranjeros, tengan muy claro lo que esto puede significar y lo diferente que es lo que ellos quieren expresar, algunos es que por desgracia no finalizaron el COU y así nos va a todos.

No voy a mencionar a los Turistas, pero sin duda algunos abusan de esta condición para aprovecharse de los beneficios "gratuitos" que obtienen en sus visitas o inclusive para convertirse en "ilegales" de un país flojo en sus Leyes, con inmensas lagunas que aún no han sido subsanadas.

Aquí hablan nuestros políticos con grandilocuencia sobre legales, ilegales, con papeles o sin papeles, confunden a toda la ciudadanía y son conscientes de ello, genera votos, genera solidaridad mal entendida, genera polémica y sobre todo divide a todos.

Existen inmigrantes regulares e inmigrantes irregulares, hablar de otra cosa o usar otros términos no es propio de una sociedad del siglo XXI, por muy de izquierda o de derechas que se sea.

Los inmigrantes legales o con papeles como ellos dicen, son aquellos que han sufrido mucho abandonando su país por un sin fin de motivos, consiguiendo la acogida de un país que les ha abierto las puertas con un puesto de trabajo o un desempleo digno (igual que les pasa a todos los Españoles hoy), y con todos los derechos y "deberes" que conlleva vivir en España.

Aquí nacen y seguirán naciendo sus hijos y serán españoles, con una doble herencia cultural y social que  sus padres les inculcarán de sus países de origen y las que aprenderán de esta tierra llamada España.

Esta inmigración es necesaria, tanto para la vieja Europa que sus indices de natalidad flojean, cómo una digna salida a la población con problemas en su país de origen.

Todos contentos y felices, si esto fuera así, pero no lo es, existe otro tipo de inmigración que se denomina irregular o como dicen los políticos, sin papeles.

¿Que ocurre con los sin papeles o esa inmigración irregular?, ahí está la gran polémica y el eterno debate.

En mi humilde opinión, creo que todos los países pueden acoger cierto número de sin papeles con total normalidad, unos más otros menos, pero con un límite que por desgracia acá en España aún no existe.

Las diferencias económicas, sociales o políticas de un mundo globalizado, dónde te puedes estar muriendo de hambre o ver fusilar a tu familia, mientras en la TV Satélite ves a Carlos Arguiñano preparar un churrasco con natillas de postre, hace que muchos decidan arriesgar sus vidas para intentar conseguir un bienestar que desconocen.

Es muy complicado no ponerse en el pellejo de esta gente y pensar que yo haría lo mismo que ellos, ver a madres que arriesgan su vida y la de sus bebes aún en el vientre para que nazcan en el suelo del país de sus sueños, esto puede con el corazón más duro de cualquier ser humano.

Hemos de ser realistas, no podemos, ni en este país ni en ninguno, abrir las fronteras por tener Solidaridad, no es tan sencillo, es más, lo considero una utopía por un lado y una hipocresía para los que afirman lo contrario.

Gran culpa de esto lo tiene en este caso España, país al que me refiero ya que desde aquí escribo, nosotros con nuestras fallas en las Leyes hemos ejercido un efecto llamada que ha hecho que muchos mueran al cruzar el charco que nos separa de lo que llamamos todos tercer mundo.

Hoy me estoy extendiendo, pero lo ocurrido en Vic, merece la pena un debate serio y no lo está teniendo, sólo interesa pasar página y que Dios proveerá por que las arcas del Estado están vacías a día de hoy.

Veo sólo hipocresía en los políticos, usan al inmigrante con apelativos nada adecuados y confunden las sensibilidades de un país que entiende mucho de emigración e inmigración.

Necesitamos mejorar nuestras Leyes, están enfrentadas entre ellas y usamos el término solidaridad o tener corazón muy banalmente, y si no estás de acuerdo eres un racista o un xenófobo, no existe termino medio.

Mi humilde opinión es que esto lleva mal camino, y es que algunos no quieren ver la realidad, tenemos una educación pública que era buena hace 15 años y hoy da pena, vemos que muchos no la quieren ni regalada y comprobamos que muchos niños acuden allí simplemente por el uso de un comedor que luego les es subvencionado por los servicios sociales, así esa lucha incomprensible por tener a los hijos en un centro concertado, algo que hacen muchos políticos con sus hijos, mientras presumen de que la enseñanza pública está en su mejor momento.

Tenemos hospitales dónde nuestros mayores igual tienen que pasar una noche hospitalizados en un pasillo o estar 5 horas esperando ser atendidos en Urgencias, y todo por que es una sanidad Universal, pero no quiero entrar en ese debate, lo tengo muy claro y sé que es bueno que esto sea así, pero no por culpa del problema actual que tenemos en muchos rincones de nuestro país.

Vemos claramente todos para que sirve el empadronamiento, como se han conseguido muchos pisos de protección oficial y protección especial con un padrón que "miente", ¿Como es posible que en un piso aparezca que viven 15 personas sin vínculo familiar alguno"?, son los pisos pateras, que sirven para que muchos tengan derecho a empadronarse y que se han consentido y se consienten en muchos Ayuntamientos.

No quiero aburrirles, pero acá en España muchos confunden los términos y pocos entienden de verdad la inmigración, de ahí que surjan términos no deseados a la hora de hablar y meter en el mismo saco un fenómeno que lleva ocurriendo MILENIOS.

Acuso, sin ánimo de llevarles a juicio, a muchos políticos de estar fomentando una sociedad xenófoba y racista, con aseveraciones ridículas y usando un lenguaje confuso para todos.
Para un servidor sólo existen dos tipos de inmigrantes, el regular al cual respeto mucho, más de lo que algunos indeseables piensan y los inmigrantes irregulares, a los que también respeto, entiendo y muchas veces me apeno por lo que están sufriendo, pero ante todo soy una persona realista y me considero coherente, sinceramente creo que tienen que CAMBIAR LAS LEYES y rogar a los políticos que cuando hablen de inmigración separen con la seriedad que se merece nuestra sociedad avanzada y muy consciente del problema, el tema de regulares e irregulares cuando hablen de inmigración.

Hace falta debate, hace falta entender para que sirve EMPADRONARSE, lo que han ganado los Ayuntamientos con el mal uso del padrón, incluidas las campañas electorales y de todos los que han abusado de él, por ser el paso más sencillo para conseguir esos famosos papeles que conviertan a un inmigrante irregular en uno regular.

Me daría mucha pena que la generación de mis peques sufra al final lo que otros países están sufriendo ahora y no es otra cosa que Brotes de Racismo y Xenofobia que no son debidamente debatidos y analizados ahora que podemos solucionarlo.

Entre lo dicho por el SR. RAJOY y lo escuchado por la SRA. DE LA VEGA existe una gran diferencia y es que uno dice algunas soluciones posibles (esté o no de acuerdo con ellas) y el otro descarta todas, PUES NO, señores políticos, parece mentira que esto sirva para atacar y arañar votos, hacen falta soluciones y Pactos de Estado, que regulen un problema que nuestra Leyes han creado, que existe y es real, que por desgracia muestra brotes, que sinceramente no deseo que germinen, el futuro de nuestros hijos se fecunda ahora y no es el momento de tonterías ideológicas.

Odio esta política dónde si no piensas como ellos eres un facha de mierda y dónde si debates o propones soluciones te tachan de oportunista e insolidario, existen dos Españas, y algunos intentan que siga así mucho tiempo, menos mal que la Memoria Histórica demostrará al final que sólo hay una España y es la que hacemos todos día a día ( no se pierdan el enlace).

Siento haberme estendido, pero al pan pan y al vino vino y si no les gusta lo que digo lo siento mucho, pero no me llamen racista o insolidario por ser realista y querer buscar soluciones para que exista un mundo mejor para todos.

12 comentarios:

  1. Veamos si me explico bien Jose.

    Todo esto de extranjeros o inmigrantes tienen diferentes lecturas. Desde que yo era pequeño (que ya hace mucho) la palabra extranjero se refería a aquellos que venían de otros países para hacer una visita turística o que era destinado por su empresa para realizar su trabajo en nuestro país. Para explicarlo bien y sencillamente, una persona que tenia diferente lengua y costumbres a la nuestra pero con suficientes medios económicos que no hacía falta integrarlo ni ayudarle porque normalmente era autosuficiente.

    Luego estaba el extranjero indigente que eran aquellos “hippies” que pedían en las calles y hablaban de forma rara (chapurreban mal el castellano) y que con mucha frecuencia eran sacados a palos de las ciudades por impresentables y maleantes.

    Por fortuna de esto hace ya muchos años y empezamos a conocer la palabra inmigrantes, que eran aquellos de fuera que estaban haciendo lo que muchos españoles hicieron años antes, buscarse el sustento y la vida fuera de su país. En ese momento en España empezamos a vivir unos años de bonanza económica.

    Luego pasamos a la etapa en la que el caos de la entrada a mansalva de inmigrantes dieron paso a indeseables extranjeros que no buscaban el sustento, sí el medio de campar a sus anchas montando mafias y corrupción porque España era el país idóneo donde bajo la libre circulación de personas no se ponía control a dichos indeseables. Aún continuaba la bonanza económica.

    Mientras hubo trabajo y la economía pudo aguantarlo, inmigrantes y españoles hemos compartido muchas cosas, trabajo y costumbres y los extranjeros mafiosos empezaban a fortalecer sus grupos.

    Cuando la crisis ha llegado, los españoles se han sentido perjudicados por la llegada masiva de competidores de otros países, la mayoría de los inmigrantes han perdido sus trabajos y muchos han acudido a esas mafias para conseguir sustento y esas mafias que de por sí ya se hicieron fuertes, ahora siembran el terror.

    El resultado es que aquellos inmigrantes que llegaron y eran una necesidad vital para nuestro crecimiento y tratábamos como extranjeros autosuficientes, hoy son indeseables y cuando no tienes apego por alguien normalmente ves sus defectos. Los defectos a estos son normalmente xenofobia, racismo e insolidaridad.

    Creo que ni todos somos racistas ni insolidarios, pero los hay, pero probablemente quienes tienen que tratar que esto no ocurra son los culpables que se fomenten estas ideas contra estos “inmigrantes”.

    Si se controlara quien entra en nuestro país y con qué intención y si como norma se les obligara que sean ellos lo que intenten la integración y no que nosotros nos integremos a ellos, probablemente las muestras de racismo, xenofobia e insolidaridad seria infinitamente menor.

    Las ideas de progreso y solidaridad nunca están reñidas con las de autoridad, pero lo que no se puede tolerar es que el libertinaje se haga dueña de toda una sociedad porque a un señor le guste presumir que España será un día ejemplo de integración social.

    Espero haberme explicado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda todos los que habitamos un país, de estos que son super invadidos -nuestro caso con Haiti-, se nos acusa de racista y de todo.

    Resulta que cada pais tiene sus problemas. Se necesitan cubrir las necesidades de los que allí nacieron. Cada cual debe estar en su país. De verdad los dominicanos no somos la excepción. Estamos más repartidos por todo el mundo que cualquier país, en España somos una gran comunidad.

    La gente mayormente lo hace en busca de mejores oportunidades de vida. Si no tuviste suerte, por favor vete a tu pais, no pases tantas penas y humillaciones.

    Ahora... veo que por allá ayudan muchísimo a esos que llegan en embarcaciones y cosas. Aquí los hechan rápidamente como perros.

    ResponderEliminar
  3. Opaito, amigo, has transmitido bien el pensar de muchos y has dicho claramente quienes son los culpables, tanto derecha como izquierdas no han conseguido hacer bien las Leyes y así nos va, ojalá que algún día esto se normalice, somos un país normal y para nada racista.
    Gracias por el apunte.

    Deybi, conozco muchos paisanos tuyos, se han integrado muy bien en nuestra sociedad, quizás el idioma, la historia o las costumbres han contribuido a ello, sé que aquí han encontrado la felicidad y salvo excepciones muy puntuales creo que no son víctimas de esos brotes racistas que mencionamos.
    Quizás la lejanía y lo difícil que es llegar a acá, ha frenado a los irregulares dominicanos.
    Eso sí, estoy con tu apunte que si acá están sin trabajo y malviviendo por cualquier mala situación, que regresen o opten por otras opciones, pero unirse a Mafias de delincuentes y realizar trabajos humillantes de autentica esclavitud no es el camino y fomentan sin querer esa fobia que se tiene al que es un delincuente que se añade al brote de racismo que nunca debiera existir.
    Deybi, tú país y muchos, como es lógico tienen que aplicar bien las leyes, las fronteras abiertas no existen, serían países invadidos en toda regla, eso no tiene nada que ver con la solidaridad de un pueblo, los países más solidarios no son los anárquicos, hacen más bien los que tienen reglas bien claras en sus Leyes para respetar este nuevo modelo de humanidad que es la Globalización, algo que es ya un hecho y no una opción.

    Gracias amigo por ser sincero (como siempre) y por intentar comprender desde tan lejos los problemas de otros lugares.

    ResponderEliminar
  4. Yo he emigrado tres veces... (aunque una emigración de "alto standing" he ido a trabajar por tres ocasiones a lugares distintos de donde he nacido, lejos de familia y amigos y con cultura e idioma distinto, así que emigración igualmente aunque no me haya enfrentado ni a la milésima parte de la realidad de los que aquí llegan).

    Ahora estoy del otro lado y observo también otros problemas cuando la economía de muchas familias no va bien y los servicios públicos no dan abasto.

    Me parte el alma observar tendencia en algunos estratos de la sociedad a la radicalización o al desprecio de los que vienen y sospechar incapacidad en los poderes públicos para serenar debates y aportar soluciones justas con los que vienen y con los que están.

    ResponderEliminar
  5. Hola Senovilla ... un debate muy interesante y debatir sobre el mismo sería una tarea larga, por ello me quedo con esta frase...

    "Veo sólo hipocresía en los políticos, usan al inmigrante con apelativos nada adecuados y confunden las sensibilidades de un país que entiende mucho de emigración e inmigración".

    Senovilla quería darte las gracias por pasar por "Mi Librería", eres una gran persona..

    Un abrazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Hola, Senovilla, tu artículo muy interesante, y has dejado muy claro tu opinión. La mía coincide plenamente con la tuya.
    Un rampyabrazo.

    ResponderEliminar
  7. Senovilla, que tema complejo!
    Aquì tenemos inmigrantes que vienen entre otras cosas a solucionar problemas de salud en nuestros hospitales que son gratuitos y se sostienen con los que pagamos impuestos.
    Gente buena, trabajadora y de los otros que y traen sus mafias,negocios sucios de droga prostituciòn,trata de personas etc.
    Pero, soy nieta de inmigrantes que llegaron con una maleta y hambreados,no puedo, no està en mì repudiar a nadie, se ven màs los que hacen daño porque suenan màs esos casos, los otros, los que trabajan, estudian, aportan... esos parecen invisibles.
    La facilidad para viajar trajo inconvenientes graves para todos los paises, creo sì que deberìa haber leyes que regulen y controlen la entrada y salida de las personas.
    Estoy contra la xenofobia, creo tambièn que se debe encontrar una soluciòn incruenta a estos problemas y se deberìa estudiar como resolver la situaciòn de la gente que sale sin papeles a refugiarse porque estàn en un paìs en guerra o hambriento o en desgracia, perseguidos o lo que fuere.
    A otro planeta no se los puede enviar. Rechazarlos porque estàn en la miseria, no me parece acertado, hacerse cargo y que paguen los ciudadanos comunes es injusto.
    Los politicos deberìan hablar menos y hacer màs.
    Besosx4

    ResponderEliminar
  8. Amio, los políticos deben de serenar las crispaciones y dar soluciones digas y justas para todos, pero en vez de eso se enzarzan en la lucha de siempre, tú y tú más...algún día esto y otras muchas cosas se solucionaran, de momento sólo nos queda seguir siendo manipulados con falsas expresiones y papeles para todos...un autentico engaño.

    Gracias Amio por tu aporte.

    Rampy, es simplemente opinión, las soluciones espero que lleguen y lo hagan pronto, sería penoso ver en nuestro país lo ocurrido en Francia o en Italia.

    Gracias por tu aporte.

    Cantares, he ahí la polémica, son los políticos los que en consenso y olvidando ideologías deben poner normas, remedios y saber enfrentarse a lo evidente que no es más que la Globalización, aún no se han percatado de que eso es un hecho.

    Gracias por tu aporte.

    ResponderEliminar
  9. Buenas!!

    Comunicarte que en nuestro nuevo blog "Erotikamente" (www.erotikamente.es) mañana 25 de enero comenzamos nuestro "I Certamen de Relatos Erótikos" donde podrán participar todos aquellos que lo deseen.

    Las bases serán más o menos las mismas que regian en "El Mosquitero" y te dejo la dirección web por si te puede interesar participar con nosotros o bien a los lectores de tu blog!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. A todo lo expuesto, creo que falta otra vertiente básica. Como es la deficiente interacción entre ciertos colectivos (arabe-musulmanes) y autóctonos.
    Esta falta de interacción, implica una nula capacidad de empatizar con su "dificultosa situación personal" y como consecuencia las dificultades de convivir con ellos debido a sus hábitos y costumbres culturales, son tributarios de una nula o escasa capacidad de tolerancia por parte de los autoctonos.
    Como consecuencia del amparo del boom económico y la estratégia de lo "políticamente correcto", esta convivencia se ha visto sumergida en la hipocresía social, escondiendo un problema de forma latente (convivencia pacífica, pero distante), esperando emerger en forma de conflicto o mediante un incremento preocupante de la extrema derecha.
    La responsabilidad política pasa por reconocer el error de su política de inmigración, así como su modelo multicultural.

    ResponderEliminar
  11. Decirte que el segundo enlace sobre el extranjero no funciona, de todas formas seguiré leyendo...

    ResponderEliminar
  12. Gracias Panoja, creo que ya está solucionado.

    J.Frisas, acabo de leer también tu post, y es cierto que faltan más vertientes, de eso se trata de abrir un debate que los políticos niegan al ciudadano, y como bien apuntas esa hipocresía de entendimiento puede al final traer graves consecuencias.

    Un abrazo y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail