Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

4 de enero de 2010

Miseria y Miserables


Me fastidia escribir sobre ciertos temas que hacen daño a los que al leerlos se encuentran en el otro extremo de estos pensamientos, pero he de ser como soy y contar lo que pienso y  como lo veo.

Estos días atrás, como ya saben ustedes, estuve de vacaciones en Valladolid y allí observé mucha Miseria, más de la que me imaginaba, lo cierto es que aquí en Navarra, las Policías Municipales hacen y cumplen con rigor eso de que en la calle no se vea tanta miseria.

Días antes de partir, en el Diario de Navarra leía la noticia sobre las mafias de mendigos y como se arrebatan entre ellos los mejores puestos en las iglesias para pedir, pero no le di mucha importancia, desde hace años que sabemos todos como funciona esto y si es para pedir se puede tolerar mejor que si es para robar, algo más habitual y deleznable para nuestra sociedad.

Eran aproximadamente las 9 de la noche y acudí recién llegado a Valladolid a un cajero automático  y me encontré que estaba la puerta cerrada con un cartel que decía “Cerrado Por Seguridad desde las 20 Horas”, me extraño un poco y continué hacia otro cajero, encontrando para mi mala suerte el mismo cartel y la misma puerta cerrada.

Atónito decidí volver a casa ya que con los “Miserables Bancos”, uno sólo puede sacar dinero gratis en su banco, si lo haces en otro te roban unos cuantos euros y no estaba ni estaré nunca dispuesto a hacerlo y consentirlo.

Al día siguiente acudí de nuevo al banco y me decidí a preguntar que porque no tenía abierta sus puertas al cajero y que eso era un incordio para cualquier emergencia de un cliente, y ahí está el motivo de este post.

Me comentaron que estos últimos meses han sido terribles, hay tanta miseria que los sin techo se cobijan en los cajeros a pasar la noche y los usuarios del cajero acababan llamando a los municipales por el miedo que les daba sacar dinero con una persona durmiendo dentro del cajero.

Pero que eso no era todo, algún robo también se había producido ya que dentro de tanta Miseria siempre hay Miserables dispuestos a todo.

Así que sus explicaciones me estaban convenciendo hasta que una mujer mayor que estaba detrás de mi saltó y se introdujo en la conversación como si fuera de la familia.- Pobre gente ¿Y dónde quiere usted que duerman si no tienen casa?.


Menuda polémica que no les voy a relatar, pero me fui con muchas dudas, por un lado comprendiendo perfectamente la actitud del banco que para evitar males mayores corta por lo sano, pero por otro lo que decía esta mujer era doloroso pues la Miseria duele y más cuando ves que hay personas que sufren.

Esa misma noche, aprovechando que los peques estaban al resguardo de su abuela y teníamos LIBERTAD para salir a dar un paseo la mujer y un servidor, no dejé de observar la cantidad de sin techos que había en Valladolid, algo que no recuerdo desde hace muchísimos años.

En Pamplona he visto algunos esporádicamente, aquí les recogen por lo que me han contado y los llevan a un lugar caliente a pasar la noche, pero allá en Valladolid igual están esos sitios colmados hasta la bandera, digo yo.

Así que hoy hablamos de Miseria y Miserables, mucha miseria hay en España por desgracia y poco podemos hacer los ciudadanos, comparecernos y soltar unas monedas no es la solución.

Miserables son estos Gobiernos que gastan nuestros dineros en Mariconadas como alguna vez os he comentado, mientras nuestras calles se van acercando cada vez más a la imagen de tercermundistas.

Si la miseria se junta con los miserables, sale un explosivo cóctel que es la realidad de una España que va mal, muy mal, peor de lo que suponía; en casa calentito y viendo las noticias en Internet no causan tanta mella como vivirlas en la cruda y dura calle, ver la miseria que sufre un ser humano es doloroso para muchos de nosotros excepto para algunos políticos arrogantes que se jactan de hacer una gran política económica que nos tiene en ascuas a la mayoría de nosotros.

Lo peor amigos es que aún hay un 13 % de ciudadanos que creen que el Gobierno está planteando bien la salida de esta crisis, les invito a todos ellos a salir a la calle y ver la miseria que han creando las políticas miserables que se han olvidado de los que más sufren.

Y como decía al principio, doy mi opinión, menos rotondas, parques y planes E y hagan alberges señores del Gobierno para los que por desgracia están sin techo, bastante dura es la vida cuando se tiene que vivir en miseria y soñar con una salida bajo las estrellas.

El que quiera condones que los pague coño, pero no dejen ustedes señores políticos de subvencionar los comedores públicos, el que quiera placer que se lo pague, es más importante dar de comer al que lo necesita que pagarle los condones o las píldoras al que está de juerga.

Pena de país señor.


5 comentarios:

  1. Ten en cuenta que una posible solución (como dices) es hacer mas comedores y/o refugios, pero estos serán siempre pocos con la "mierda" de política económica que hacen.
    Si consiguieran que saliéramos de la crisis y hubiera mas trabajo, no serían necesarios tantos comedores/refugios.
    Hay que hacer refugios, aunque yo sea de la idea de hacer que estos no sean necesarios. También pienso que este año tampoco se va a cumplir.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo Carlos, deberían de no ser necesarios, pero ahora lo son y es importante no olvidar nunca a esta gente.
    Lo que más me duele con esto de la solidaridad es el despilfarro que se hace en tantas y tantas cosas y se olvidan de lo más importante que es crear empleo.
    Este año no se va a cumplir y no hay que ser adivino, esto va mal y no se nota porque los sindicatos están muertos, pero sólo hay que salir un poco a la calle para saberlo.

    Un abrazo Carlos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre tengo presente un viaje que hice a Pamplona, y me llamaba la atención lo limpias que estaban sus calles. Aquí en Lleida tienes que ir sorteando las "cacas" de perros.
    En lo que dices de los centros para atender a los que necesitan un cobijo y un plato de comida, tienes mucha razón. Muchas veces miramos con desprecio a los mendigos, que culpa tienen ellos de estas desigualdades.
    También hacen falta residencias para Mayores, hay tanta gente sola y desamparada, sin medios económicos para ir a centros de pago.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Senovilla, he trabajado para los sin techo, tarea desde una parroquia y muy organizado todo por Càritas y conectados con otras iglesias de otros credos, se les buscaba un sitio para pasar la noche, comedores comunitarios, centros de salud, etc. de esto hace unos años,el gobierno -???????? - miraba hacia otro lado y en la calle ya estaba quedando gente como vos y como yo que habìa trabajado una vida y lo perdiò todo por el mal manejo de la economìa del paìs.
    Este gobierno quiere TRIPLICAR los planes sociales, que son sueldos a cambio de nada y que se les da "solo" a quienes señalan los "politiquillos barriales" Eso en vez de generar empleo.
    Cuidado, no digo que no se ayude, sì! quiero que se ayude porque el hambre es hoy, ahora, pero hay pensar en el futuro cercano y generar trabajo que hace a la gente màs digna.
    Lamento muchìsimo leer esto de mi querida España, cuanto màs bajo cae la gente màs duro es sacarlos de la miseria, volverlos a incluir en la sociedad, que vuelvan a sentirse parte...
    Los que los conocimos de cerca sabemos por experiencia que muchos no volveràn jamàs a ser lo que eran, España debe hacer algo ya.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Senovilla, Feliz Año!!. La estampa que describes de Valladolid es algo habitual para mi en Madrid, con la diferencia de que aquí no cierran los cajeros si no que efectivamente por la noche estan llenos de gente durmiendo dentro, y los albergues siguen sin ser suficientes. Estoy de acuerdo en todo lo que he leido en los comentarios, con lo que por no repetir, te agradezco a nota de humor del final de la entrada que te permite no irte con tan "mal rollo".
    Un abrazo

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail