Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

23 de febrero de 2011

El Maestro Paradas

Hay un refrán que dice, para lo que no es de mi cuenta lo mismo me da ocho que ochenta y esa es la política que ha llevado durante todo este tiempo el Gobierno Socialista de España.

El Maestro Paradas es el cuento de un barbero de perros que un buen día preguntó, ¿Su merced quiere que le pele al perro?, pues sí, pélelo usted le respondió el caballero.

Afanoso en su trabajo, el barbero continuó preguntando ¿Quiere que le pele las orejas? pues pele usted le respondió de nuevo el caballero.

Y así muy contento el barbero con la cantidad de trabajo que le daba el perro, continuo preguntando ¿Quiere usted que le corte el rabo?, córtelo usted.

Terminado su trabajo, el barbero volvió a preguntar ¿Qué le parece a vuestra merced?, el hombre miró al pobre perro que parecía un adefesio y nadie lo reconocería como el animal que fue y contestó al barbero: Bien, me parece bien, de todos modos el perro no es mío.

De este Maestro Paradas aprendimos con un cuento una gran lección que hoy podemos trasladar a la vida política de nuestro país.

A este Gobierno siempre le dio igual ocho que ochenta y así lo ha venido demostrando día a día en las inmensas meteduras de pata que ha realizado en sus dos legislaturas.

Pero tengan muy claro amigos que cuando miren a España en el recuerdo y no la reconozcan, es sencillamente porque han hecho de este país lo que el barbero con el perro, un mal trabajo y asesorados por gente que ni España ni los ciudadanos eran de su incumbencia.

Pena de país y pena de ciudadanos que no ven la realidad que hay en la calle, sigan viviendo en su ignorancia, eso sí, luego no se quejen de que España no la reconoce ni la madre que le parió.


5 comentarios:

  1. Como a violín prestado, si señor. Lo triste es que la alternativa es peor, no me imagino al PP en el poder. Faltaría un cambio de constitución para que otros colectivos puedan llegar al poder y hacer las cosas mejor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Senovilla, creo que el problema no radica en el partido que gobierne, creo que más bien se encuentra en la clase política, sea de la formación que sea. Hay corrupción en tódas las filas... que si los socialistas, que si los del PP, que si el Durán i Lleida va diciendo que los españoles queremos a gente pobre en el parlamento... en fín, que esta gente, pienso, necesita un reciclaje pero de los duros. ¿Sobre españa?... "que no nos pase ná con todos los conflictos que están habiendo en los paises árabes"... que cierto, que a este país ya no lo reconoce ni el apuntador...

    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Dean y Chema, el tema de la oposición, sin lugar a dudas es para darle de comer a parte.

    Pero lo lógico es atacar a los que gobiernan y manda, pues ellos tienen el poder de hacer las cosas bien o mal.

    La oposición como es lógico, no hace nada y nada puede hacer, eso es como en las familias, el que manda decide y los menores acatan, esté bien o mal.

    Un abrazo amigos.

    ResponderEliminar
  4. Y lo peor es que la sociedad está aletargada y adormecida de tal forma que asume todo lo que le va cayendo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Cierto Javier, muchas veces pienso que ya no se piensa, nos estamos atrofiando amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail