Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

6 de junio de 2011

Un hombre me ha besado y cometí un error

Los días y los acontecimientos pasan a una velocidad de vértigo, he tenido muy poco tiempo estos días en la red y aún sigo liado con alguna cosita más, pero hoy les tenía que contar que un hombre me ha besado, por teléfono claro, de otra forma nunca me hubiera alcanzado.

Nuestro querido amigo Manolo está intentando superar un bache complicado que le hizo pensar en cosas más complicadas aún, pero gracias a ese elenco de gente que hay en la red, sus fuerzas se han multiplicado por mil y hoy he conseguido hablar con él por teléfono y han ocurrido dos cosas, bueno alguna más que no viene a cuento, pero dos que destacar.

La primera es que Manolo me ha prometido luchar ante la desesperación y la adversidad, que a veces en ramo de violetas disfrazada nos deja hundidos en un profundo pozo, y hoy quedo muy tranquilo y contento con esa promesa de luchar y luchar siempre que Manolo me ha hecho.

La segunda es que me ha regalado un cuadro de su propia cosecha, el cual hasta que no esté terminado no voy a compartir con ustedes y será una sorpresa para mis peques, pero ciertamente esto no es lo destacable, son cosas que ocurren entre amigos, la noticia es que Manolo me ha besado y mira que me cae bien, pero hasta ahí podíamos llegar hombre, menos mal que como decía por teléfono, esa euforia sexual sólo la tiene por teléfono y en persona se sabe controlar ;-))

La mujer bien, sigue recuperándose lentamente, y la comunión estupenda, ya les contaré, pero quería comentarles que cometí un error y aún estoy meditando sobre el mismo.

Así que me gustaría que me ayudasen en esta reflexión que como persona honesta que me considero, con un breve comentario y su opinión tomaré el camino más adecuado.

Muchos de ustedes me conocen desde hace muchos años y nunca he presumido de sangre fría, más bien la tengo caliente, excesivamente caliente y en ciertas circunstancias de presión personal y cabreo circunstancial puede que la línea de lo correcto la sobrepase con creces.

Errar es de humanos y pocos son los que se libran de ese maldito pecado, hace poco este que os escribe  y por tener una visión coartada por el desconocimiento de ciertas cosas hablé demasiado alto, me expresé con un verbo sin insulto castellano pero lleno de ira y mala leche, por lo que toda la razón que pudiera tener en aquel momento, sin duda alguna la perdí después al ir descubriendo toda la verdad.

Y me siento culpable porque terceras personas ajenas a la cabezonería de este que suscribe pueden haberse visto afectadas y eso es lo que más me duele.

Por ello les hago la siguiente pregunta ¿Cuando comentemos este tipo de errores, ustedes piensan que disculparse es suficiente o cuanto más se maree la perdiz al final se acaba como el rosario de la aurora?

Me despido como siempre agradecido y decirles que ha sido un placer hablar hoy con Manolo, era una cosa que me preocupaba y hoy me siento más aliviado, aunque para ello le tuviera que besar por teléfono ya que con su acento gallego se puso muy meloso y caí en la tentación de sexo rápido por teléfono, pero oigan sin mariconadas, ¿Verdad Manolo?

17 comentarios:

  1. Yo diría que disculparse debe bastar (hombre, dependiendo de la gravedad del asunto) por supuesto si la disculpa va acompañada de un cambio de actitud, la persona afectada tampoco te va a exigir que te cortes las venas.

    Ánimo y saludos.

    ResponderEliminar
  2. creo que está bien disculparse, sin insistir demasiado pero con sinceridad, para que la otra persona entienda que reconoces tu error. Otro tema es su reacción..

    sobre los besos y eso, francamente sería más preocupante si te hubiera pegado :)

    un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Con una disculpa es suficiente...

    Más besos y menos violencia lo mejorarían todo.

    Saludos.

    PnPnk

    ResponderEliminar
  4. Hola amigo Senovilla...

    Creo que cuando se comete un error, o piensas que lo has cometido, siempre nos debemos disculpar, esto sería más que suficiente, ahora que la otra persona nos perdone, ya es otro cantar...

    Un abrazo y me alegro que tu mujer se encuentre mejor, besos a toda la familia.

    ResponderEliminar
  5. ¿Las dimensiones del enfado fueron en proporción a las del agravio? Según creo entender, y corrígeme si me equivoco, ese beso telefónico enviado por tu amigo ha tenido el mismo efecto que ofrecer un bocadillo de jamón serrano a un musulmán confeso y practicante. Es decir, algo que no te encaja en tus esquemas y que, también supongo, resulta de sobra conocido a tus allegados. A lo que voy ¿por qué te ha enviado un beso a sabiendas de que no lo ibas a aceptar de buen grado?
    Si el consiguiente enfado se te fue de las manos y la conciencia te dicta que restaures el posible daño cometido, no le des más vueltas. Discúlpate. Aunque desde mi personal punto de vista, creo que el río volvería a su cauce si ambos ofrecieran una disculpa mutua sincera: el uno por transgredir una frontera que consideras infranqueable y el otro (tú) por haberse pasado dos pueblos motivado por la indignación.
    Hablar sin rodeos, con respeto, sinceridad y arrepentimiento es el mejor remedio si en verdad estimamos a una persona a la que hemos ofendido.
    Un abrazo tinerfeño.
    CC

    Por cierto, me alegra saber que la primera comunión de tus hijos salió bien.

    ResponderEliminar
  6. Cuando uno reconoce que ha cometido un error se disculpa y se aprende el error para intentar no repetirlo en el futuro pero de nada sirve como dices marear la perdiz.

    Mientras consideres que has obrado bien tienes que estar conforme contigo mismo y por lo tanto tranquilo.

    Darle vueltas al coco en estos temas es negativo para nuestra mente. Y puede tener repercusiones nada deseables.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola compañero, yo diría más que una disculpa, lo primero es una explicación acerca de lo sucedido y si es necesaria o no la disculpa, ambos interlocutores lo descubriréis sobre la marcha.
    un saludo y que no sea nada.

    ResponderEliminar
  8. ...ummm, Senovilla ¿realmente crees que has errado? dicen que no hay mal que por bien no venga... hay enfados que unen más y los verdaderos amigos se suelen enfadar de maneras surrealistas... de ahí que se traten de buenos amigos, porque después de esa tormenta provocada por uno o por otro se suelen sentar para contemplar el cuadro esbozado... y por regla general se acaba riendo... no sé, la cabezonería creo que forma parte de los vínculos más fuertes. Besar a un hombre para un heterosexual no produce el mismo placer que besar a una mujer pero ¿y si cámbiamos el planteamiento social? besar a una persona es lo mismo que besar a otra... abrazar a una persona no está condicionado por el género de esta... está condicionado por un sentimiento, por regla general de aprecio... en fin, que prontos, como bien dices, tenemos todos... pero todos somos conscientes de que nuestra condición de ser humano es la que habla o calla.

    Un abrazo, fuerte... como persona.. jeje

    ResponderEliminar
  9. Reconocer es lo fundamental.
    Dejar en claro que tenemos consciencia del error que hemos cometido, dejando de lado el orgullo personal y dar a entender que lo es más para nosotros que el otro nos entienda nuestra falencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Estooooo... ¿errado tÚ?, no hombre, si el beso fui yo quien te lo dío.

    En tal caso he errado yo y por lo tanto seré yo quien pida disculpas tu su señora, creo que un momento de calentón lo tiene cualquiera y si las disculpas son sinceras creo que con eso basta.

    Ante un error es de caballeros pedir perdón y tú lo eres, y quien no acepta las disculpas de alguien que las pide por un calentón o una equivocación, pues chico, ¿que quieres que te diga?... no te vas a poner de rodillas o mirando pa Cuenca, digo yo.

    ¡Uy!, creo que después del beso, mencionar lo del calentón puede dar lugar a confusión, por lo cual voy a repetir bien alto FUE UN BESO SIN MALA INTENCION.

    Pido disculpas a Marta por haberte besado aun sabiendo que estabas casado, espero que las acepte y en caso de que no, ni me pienso poner de rodillas y mucho menos mirando pa Cuenca.

    Querida Marta:

    Te pido disculpas de corazón pues robarte el marido no era mi intención, porque de mí se puede decir cualquier cosa menos que soy maricón.
    En todo caso quiero que sepas que este que ante ti se disculpa te quiere y aprecia, lo cual tampoco quiere decir que pretenda llevarte a la Iglesia.
    Y como sé que tú también me aprecias doy por descontado que del beso estoy perdonado,
    por lo cual te mando también un beso para que le digas a tu marido que a ti Manolo también te ha besado.
    Con el beso te mando una aspirina, la cual espero te ayude a recuperarte de la neumonía.
    Pido perdón a todo aquel que se ofenda por haber empleado la palabra maricón, pues creo que usar está expresión no debe tomarse a mal cuando quien lo dice no lo hace con mala intención.
    En lo sucesivo sólo daré abrazos, pues si algo sé con certeza es que el mundo está lleno de malpensados.
    ¡Coño! que versos me han salido, no sé si hacerme poeta, no porque crea que lo haga bien, sino porque me peta.
    Saludos a tod@s y muchos abrazos los cuales no enviaré fuertes para dejar que corra el aire.

    ResponderEliminar
  11. Por partes:
    Respecto a Manolo me alegra que haya recapacitado y que su opción sea "coger el toro por los cuernos".
    También me alegro de que tu mujer se vaya recuperando y que la comunión, como tú dices, estupenda.
    Y el otro caso, como a mi es imposible que tú me puedas molestar sólo te diré que entre la gente de bien una disculpa es suficiente. Todos cometemos errores y más la gente apasionada que siente y padece en demasía, para bien y para mal.

    Un abrazo don Lope

    ResponderEliminar
  12. Siempre hay que tirar para adelante para atras ni pa coger impulso... besitos

    ResponderEliminar
  13. Hola Senovilla, gracias por el gran detalle que tuviste tras lo que publiqué en mi blog y tu apoyo.

    Después de muchos años, volví a ver a una persona que nos apreciaba mucho. Tenía una cafetería e íbamos mi mujer y yo habitualmente.

    Cuando nos fuimos de esa ciudad y partimos hacia otra, recuerdo que nos despedimos con un apretón de manos, pero cuando nos vimos de nuevo, nos dimos un abrazo y me besó como si fuese su hijo, con un beso lleno de alegría y cariño.

    Es ahí dond uno se da cuenta de hasta qué punto otra persona te puede apreciar o si te han echado de más o de menos. Siempre es de agradecer un beso, proceda de quien proceda. Y además los besos tienen la particularidad de que los besos, son gratis.

    Así que besos para todos a repartir. :)

    ResponderEliminar
  14. Cuando la disculpa viene del corazón lo mejor es darla, así no se pierde por un enojo la amistad de años o que has cosechado.S omos humanos y como sabemos que cometemos errores, debemos aprender que hay que saber reconocerlos y enmendar.
    Me alegra muchísimo saber que tu amigo esta superando de apoco su problema y que algo pudimos ayudar gracias a tu hermosa persona :) creo que eso es una buena acción que deja la mala saneada no? :)

    besos ronroneados en mi abrazo ^_^

    ResponderEliminar
  15. Gracias por todos vuestros aportes y así poner más cordura en ciertas cuestiones personales.

    Por otro lado Manolo que eres una máquina, al final te voy a tener que devolver ese beso,ja,ja,ja pero ya sabes que sin mariconadas...

    Un abrazo y gracias amigos.

    ResponderEliminar
  16. Yo, no se, eso de que bese un tío que se tiene a si mismo desnudo sentado en el WC como foto de perfil... no se, no se, jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail