Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

17 de octubre de 2010

Calles Desiertas

Los paseos por el centro de la ciudad es un descubrir como se encuentra España y la maldita crisis que ahoga la tradición de cualquier preciado transeúnte.

Cómo está cambiado todo, poco a poco las calles se están quedando desiertas ya no quedan escaparates, sólo vemos tiendas en venta o cerradas por jubilación precipitada de arriesgados empresarios que invirtieron allí su vida y sus ahorros para que los viandantes se deleitaran con sus ofertas y novedades, a la vez de conseguir alguna venta de aquello que por los ojos entra.

Las Calles están ya desiertas, el color brillante de sus luminosos ya es simplemente neón con polvo que oscurece el triste otoño en la gran ciudad.

Paseamos todos con menos solvencia en el bolsillo, con el temor de que en cualquier esquina tengamos que pagar una euro-tasa inventada para reponer un dinero que ya aportamos en su momento y de nuevo quieren  sangrarnos con la excusa inefable de la sostenibilidad del sistema.

La hojas caen sobre el pavimento y en cada pisada se escucha el chasquido de la soledad en un paseo que antes olía y sabía a castañas, hoy sólo huele a castañas por que para saborearlas es un crimen pagarlas, mejor ese dinero invertilo en un kilo de pollo, por aquello de hacer sostenible nuestro bolsillo.

Volvemos al blanco y negro de un presente que recuerda otros tiempos, otros difíciles momentos, las calles están desiertas y salvo una manifestación a lo lejos que reclaman que su empresa no cierre con un ERE, el frío parece aún más intenso que en invierno.

Se acercan los presupuestos, España se ha vuelto a vender, no sé si estará bien o mal, lo que sí sé es que leo ahora mismo en un cartel liquidación por cierre, otro escaparate más del que no voy a poder disfrutar.

Pero esto a los políticos les debe dar igual, viven en un mundo lleno de viajes con chofer, jubilación asegurada y sin tiempo para dar paseos y ver la triste realidad.

Entro en un bar y pido un café, deseo de corazón que este paseo sólo sea un mal sueño, pero me lo pone un aprendiz de camarero y tiene que llamar al dueño pues por esa bazofia no se puede llevar mi dinero, me invita a un café que me prepara él y sale a hablar conmigo en la mesa de su comedor tan vacío.

Tenía gente muy profesional y ya no podía mantenerlos, el Gobierno me mata a impuestos y eran ellos o yo y decidí ser yo, el café te pido disculpas, ese que te lo sirvió aún está aprendiendo, es un becario de la hostelería ya sabe usted por aquello de la Economía Sostenible.

La tele muestra un resumen de las noticias y los dos prestamos atención, habla el Sr. Zapatero y dice a boca llena que se joda el señor Rajoy que los presupuestos están pactados y otro año más seguirá mangoneando por una sociedad sostenible.

Salgo del bar y camino a mi hogar veo como el otoño es ya un duro invierno para todos y ante las calles desiertas me pregunto ¿Qué pasará cuando llegue el invierno de verdad?


Las calles ya son lugares desiertos, simple hormigón, esta es la España que los políticos desconocen, cuando quieran arreglar esto, les invito a un paseo.

11 comentarios:

  1. Esperemos que esto cambie y las calles vuelvan a ser lo que eran antes y más porque se acerca fin de año, con la Navidad...y no me gustaría que en esas fechas hubiera tristeza, aunque a algunas personas no les guste la Navidad, pero son fechas en que se respira otro aire, es verdad. Los empresarios por ahora están toreando la situación, pero llegará un momento en que tengan que bajar cortina también...y ahí como digo yo: "agarráte Catalina" porque la cosa se complicará aún más y los trabajadores sufrirán más que ahora. Hace poco hablaba con un amigo que está sin trabajo hace unos meses y me decía que ya no sabía que hacer con su curriculum lleno de cursos, porque en todas las entrevistas que le hacen, le dicen que supera las expectativas de la empresa, que no necesitan a alguien tan preparado....y él lo que quiere es trabajar...si que los políticos necesitan un paseo por las calles....un beso y buenísima la reflexión

    ResponderEliminar
  2. Has descrito el reflejo de la realidad Senovilla. La cosa va a peor.

    Las tiendas y negocios cierran cada vez mas rapido y cada vez hay más negocios de chinos ojo que no lo digo por que sean chinos, ni por racismo ni nada de eso. Es que en España ellos no pagan impuestos durante 5 años por sus negocios, cuando pasan esos 5 años lo ponen a nombre de otro y otra vez se enchufan a poner negocios sin impuestos.. las leyes españolas..

    A mi siempre me ha gustado aprender idiomas y me gustaria irme a hacer practicas de lo que he estudiado por Europa. Cundo lo preguntaba a mis amigos ninguno queria venir. Ahora soy yo el que estoy apechugando aqui en España buscando sin exito trabajo y ellos se han marchado al extranjero o se lo estan planteando seriamente.

    Los que no decidieron estudiar, o son ahora policias, militares... o están intentandolo por todos medios...

    ¿Que va a quedar en España como sigamos así?

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras del texto son una realidad cierta y cada día más pues esto de la crisis empieza en serio ahora, cuando estamos en total crisis en los años que se avecinan...pasamos de la abundancia a la pobreza de nuevo.

    Un abrazo de MA.

    ResponderEliminar
  4. Los politicos viven en otra dimension no viven en este mundo.Estan preocupados por otras historias que al resto de los mortales nos traen de lado.Cuando la cosa se pone fea la solucion es apretar a los mas debiles.No los veremos bajarse el sueldo,ni quitarse el coche oficial o dejar de ir a comprar ropa a New York en avion oficial y con 40 personas de sequito y alojarse en el hotel mas caro.
    Eso no lo veremos,como mantener 17 comunidades autonomas con el consiguiente gasto en presidentes,senadores,etc,a margen de los que hay en el gobierno central.
    Si hay que sacar los presuspuestos adelante se pacta con quien sea con tal de seguir en esta agonia otro año mas y se les da lo que sea que ese dinero saldra de otras comunidades con menos representacion parlamentaria.
    Aqui no queda mas remadio que dar un puñetazo encima la mesa y decirles basta ya de cerdos y de vampiros que lo unico que hacen sangrar a los trabajadores para darselo a cuatro h....de p... que esten contentos para seguir apretando las claviajas a los cuatro tontos de siempre.
    Necesitamos renovar a la clase politica ya!! hechar anto mangante y vago y poner quien se preocupe por trabajar por el bien del pais porque como sigamos mucho tiempo con esta gentuza las calles van a parecer que callo una bomba de lo desiertas que van a parecer.
    Saludos y disculpas mis palabrotas

    ResponderEliminar
  5. economia por los suelos, calles desiertas,el comercio nacional por los suelos,J-M comenta sobre los negocios en manos extranjeras y libres de impuestos, y sus hijos con comedores gratis en los colegios.
    pero si esto me suena a mi, a la noche de los cristales rotos.
    este es un pensamiento fruto de la cosecha 2010, senovilla, a seguir así esta cosecha no va a conocer bodega.
    abrazos amigo
    abrazos a todos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Buuuufff!! ¡¡Cuantísimo pesimismo se respira aquí, SENOVILLA!!

    Es verdad que estamos atravesando una etapa difícil, pero no es peor que otras que hemos vivido y hemos salido. yo pienso que hay que ser realistas pero no catastrofistas. A veces el gris del cielo y este otoño se nos mete demasiado en el alma, pero uno tiene que sobreponerse y por extraño que parezca porque ahora estamos inmersos en una crisis que se hace agónica, a principios de los 90 España vivió una crisis aún pero que esta con la reconversión de nos e cuantísimas sectores que echaron a la calle a millones de personas y se remontó.

    Quizá hoy lo más descorazonador, es ver que nuestros políticos están perdidos y sin rumbo, enzarzados en disputas partidistas y comidos por la corrupción.

    Yo siempre he pensado que estas etapas son como carreras de resistencia en las que uno debe tener en mente llegar a la meta, por muy lejos que esta parezca estar, los que aguantes hasta el final nos ayudarán a todos a salir de esta situación y entre todos debemos saber que seguro saldremos, incluso pasando de los políticos.

    Venga va, que aunque el invierno sea duro, al final siempre espera la primavera.

    Muchos besos y feliz semana.

    PD
    Dale otra oportunidad a ese camarero aprendiz, a lo mejor mañana te hace ya mejor el café:-)

    ResponderEliminar
  7. Bueno, tranquilo. Pasarà.

    En serio, pasarà.

    Aquì en Argentina, estuvimos peor que ustedes, en el 2002, y PASÒ.

    Eso sì, el precio lo pagò el pueblo, los polìticos salieron mas enriquecidos, y los empresarios amigos del poder, se han hecho millones con contratos estatales.

    Me voy a hacer asesino serial de polìticos.

    Irè preso?

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, pero ayer en concreto, en Madrid no había una terraza dónde tomarse un cerveza. Todos al sol. Claro que en el centro. Entre el rastro y la Manifestación por la Pobreza no cabía un alfiler.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Senovilla, no hay que dejarse llevár por la desesperanza. Los políticos, con honrosas excepeciones, son solo unos vendedores de humo, que no aportarán nunca una solución efectiva a nuestros problemas reáles y cotidianos. La clave para salír de todo esto radíca en nostros mismos, el pueblo llano y anónimo.

    Nunca he creido en los economistas. Están especializados en analizár y explicár como sucedieron las crisis económicas del pasado, pero siempre han sido incapaces de preveér la siguiente, ni siquiera media hora antes de que estalle.

    Pero a partír del año 2.003, escuchaba de véz en cuando al presidente del Banco de España clamár en el desierto advirtiendo del elevado endeudamiento "per cápita" que estabamos acumulando entre todos en este país. Ni nostros, ni los políticos hicimos ningún caso. Lo fiamos todo a la suerte, practicamos el "cuento de la lechera" con unos ingresos de los que aún no disponiamos. Y los bancos nos sigueron el juego a todos en la época del dinero baráto, concediendo créditos en el limíte de lo razónable, y a veces, más allá.

    Hipotecas a treinta y cuarenta años, cuando lo aconsejable es un máximo de quince, y procurando amortizár capitál a la minima oportunidád.

    Hipotecas que parecen la "perpetua", creditos para adquirír coches a pagár en diéz años, viajes de vacaciones financiados con préstamos a un año, que cuando liquidas, vuelves a reabrír para las siguientes. ¿ No nos hacia falta un poco de sentido común ?. Creo que sí, pero también creo que el correctivo ha sido demasiado duro.

    Saldrémos de esta, aunque quizás tardaremos un tiempo. La única salida es trabajár duro mirando de economizár al máximo nuestros recúrsos.

    Y cuando vuelvan los buenos tiempos, recordár el mál trago y tenér cuatro euros ahorrados. Porque la diferencia entre tenér cuatro duros, o debérlos a álguien, multiplicada por todos los que somos y vivimos aquí, es la economia en bloque de todo el país, independientemente de quién gobierne.

    Ánimo, estamos vencidos, ¡¡ pero nó derrotados !!.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Gracias amigos por estar ahí compartiendo y dejando vuestra voz.

    Todo está cambiando en exceso y nos espera un futuro poco alentador.

    Soy muy optimista, pero no por eso dejaré de ver la realidad tal y como es.

    Un abrazo agradecido.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail