Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

28 de octubre de 2010

Tomar Decisiones

Hay una edad en la que se tiene que empezar a tomar decisiones por uno mismo, sin ningún tipo de ayuda, simplemente conociendo todo lo que puede ocurrir si tomamos un camino u otro.

Y ahí como padres es dónde comienzan los problemas, ¿A que edad tenemos que dejar que ellos decidan? y ¿Si se confunden por no haber decidido nosotros por ellos?

Creo y hablo en primera persona, que no existe una edad especifica para esa independencia tan necesaria que necesitan nuestros hijos, es la propia madurez y carácter de ellos la que nos va indicando el momento oportuno de abrir esa mano que a veces por un excesivo proteccionismo les ahoga constantemente.

Cierto que siempre existe miedo, ninguno queremos el más mínimo fracaso en las decisiones de nuestros hijos, pero hemos de ser conscientes que de los fracasos también se aprende y quizá más aún que con los triunfos.

Pero tampoco debemos dejar que caigan en un abismo porque nos precipitemos en el momento de abrir la mano y dejarles solos y perdidos.

Difícil amigos, los que son padres lo saben bien, pero cuando llega el momento nos tenemos que aventurar a que consigan tomar decisiones, siempre con la esperanza de que acierten y sabedores de que estaremos siempre allí si fracasan.

Yo de momento no lo tengo muy difícil, las decisiones que tienen que tomar son aún de "peques", pero ya las quieren ir tomando solos y algunas son importantes (para ellos y para nosotros), me imagino que vendrán momentos más delicados según vayan creciendo como les habrá pasado a ustedes con sus hijos.

Lo que sí tengo muy claro es que les debemos enseñar a pensar continuamente y si hay algún reto que sepan en todo momento que se pueden enfrentar al mismo con diversas y variadas opciones y por supuesto distintos y significativos resultados.

Sí basamos la educación en el arte de pensar, nuestros hijos estoy convencido de ello, sabrán el día de mañana desenvolverse perfectamente en un mundo tan cambiante y radical en las opciones que les ofrecerá a la hora de tomar decisiones importantes.

Saber es muy importante y a los peques les animo a que estudien constantemente, hasta en un paseo se pueden aprender cosas que parecen inútiles, pero quedan para siempre, pero lo más importante es que piensen y si saben pensar sus vidas serán más llevaderas y felices.

Hoy para terminar esta meditación en alto les dejo la gracia humorística de muchos "adultos" cuando tienen que lavar una prenda de ropa.



Qué rápido crecen estos zagales sobre todo cuando piensan.




9 comentarios:

  1. Sì, asusta dejarlos que corran sus riesgos.

    Pero debemos dejarlos crecer. Observando. Pero dejarlos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy acertado, yo tengo una niña de 11 años y estoy ya en esos dilemas,que duro es... Y lo que falta por venir !

    ResponderEliminar
  3. Yo antes no entendía amis padres que aun con 28 años me protegían, ahora que estoy en el otro lado, y aunque Tom aun en muy joven, creo que los entiendo. Es como el instinto animal,proteger a los nuestros

    ResponderEliminar
  4. Que entrada más bonita,
    Todo lo que un padre tiene para enseñar será siempre beneficioso para sus hijos si lo hacen con amor y cariño.
    Ver los frutos de ese esfuerzo (y sacrificio) es la mejor recompensa.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. totalmente de acuerdo con todo, creo que a los hijos hay que educarlos como niños y futuros adultos. Ir dándoles herramientas a medida que las vayan necesitando y estar a su lado para que las utilicen correctamente (quien no se ha dado un martillazo en el dedo al colgar un cuadro?)
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Exacto, estimado, estoy de acuerdo con vos.
    Lo que resulta difícil de entender en este mundo es: ¿porqué hay tanto apuro en que los niños aprendan cosas que no pertenecen a su edad, porqué hay que generar una imagen de algo que todavía no necesitan, porqué estamos tan apurados en verlos crecer? ¿No estamos haciendo un mal queriendo hacer un bien?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sabes José yo no tengo hijos, pero se lo que es tomar decisiones des de muy enana ser la primera de seis es lo que tiene. Pero mi hermana que esta sola tuvo gemelos hace 8 años y los hemos subido las dos sin figura paterna, el dia de no hace mucho que nos dijeron mami déjanos ir solitos a casa de la tia cuando salgamos del cole.. (que por cierto esta muy cerca de mi casa) ese día ya nos ves a mi hermana y a mí escondidas entre los árboles viendo si la decisión de este Septiembre había sido la correcta.
    Y sí llegaron solitos por donde yo los he traído todos los dias desde que van al cole.. desde entonces todos los dias a la 1 y media vienen comen y vuelven solitos al cole. Lo que me sorprendió igual que a mi hermana es que decidieran por su cuenta bajar acompañados de una madre con uno de sus hijos, imagínate nuestra alegría cuando vimos que los gemelos nos tenían en cuenta cuando les dijimos siempre que veáis a uno de vuestros amiguitos venir andando con su mama venir aunque sea detrás de ellos.

    Y ahora tanto si vienen solos o con personas mayores ya nos quedamos más tranquilas..

    Las decisiones cuando empiezan siempre son decisiones arriesgadas pero como tu dices si hay un buen fundamento, no tiene porque asustarnos.

    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  8. Hola José,esto de las decisiones es algo muy complicado,dado que si hay algo difícil en esta vioda es "TOMAR UNA DECISIÓN",lo demás viene por añadidura .
    Muchas veces las decisiones se toman solas,por inconvenientes inesperados y debemos dejar a nuestros hijos lo más armados posibles ante el mundo ,pero sin nuetra presencia física estando cerca de ellos pero vía internet,teléfonos y estos yeites de hoy en día!!!!!

    Muchas veces también se decide sobre la marcha de las situaciones,y otras cuando no queda mas remedio....

    En realidad si lo analizamos muy finito...desde el momento de la concepción de nuestros hijos,somos un conjunto de decisiones!!!ellos por un lado deciden si anidarán en nuestro útero,y nosotros vamos acomodando nuestras vidas al nuevo ser que vendrá!!!!

    Lo que sí tengo muy claro es que no tuve a mis hijos para que "me cuiden",o me atiendan.........los crié con el convencimiento que puedan ser seres libres y profundamente ocupados de sus mundos y de sus propias realiadades,las cuales seguro los hacen decidir con precisión y cautela......

    Me parece que me extendí mucho....igual tu artículo tiene mucha más tela para cortar.
    SALUDOS .
    Ambar...

    ResponderEliminar
  9. Tengo muy claro que vuestros aportes son casi más importantes que mi deliberación en alto.

    Los hijos también nos enseñan y nos recuerdan en que consiste su libertad y como dice mi peque Jorge su "privacidad".

    Me encanta que salgan poco a poco de las manos nuestras, pero quiero que siempre lo hagan pensando bien sus decisiones y no porque simplemente sean un derecho, ahí creo que reside la diferencia entre el convencimiento de que están creciendo o hacer lo que hacen los demás.

    Un abrazo y muy agradecido por vuestros comentarios que sin duda dejan ese aporte de historias como la de Lisebe que a muchos padres nos toca vivir.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail