Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

29 de septiembre de 2008

HOMOSEXUALIDAD O ENFERMEDAD

Con relación al post sobre un cruel criminal, surgió un gran comentario realizado por nuestro amigo de Buscando el Norte, que se percató rápidamente de una afirmación que se hacía en el vídeo, ¡la cual es equivocada !:

"Solo una objeción, incluir la homosexualidad como una más de sus patologías es, pienso yo, definir la homosexualidad como una enfermedad mental, lo cual no comparto".

La mayoría de los psicólogos del siglo XIX y algunos del XX veían la homosexualidad como una enfermedad mental y desarrollaron todo tipo de teorías sobre el origen de la misma, pero hasta bien entrado en la década de los 70 este concepto que se veía reflejado en muchos tratados de psiquiatría no comenzó a cambiar.

La llegada del SIDA hizo mucho daño y que aún se siguen viendo a los homosexuales como bichos raros y viciosos.

Ya en los 90 parece que se comienza a tener en cuenta que no es ningún trastorno mental y así lo afirma la comunidad científica internacional, casi de forma unánime.

Pero en pleno siglo XXI aún muchos no ven claro que la homosexualidad no es una enfermedad, quizás porque siempre se ha tratado este tema con demasiado tabú, porque a los padres de muchos homosexuales les ha costado entender su situación o porque simplemente a muchos aún les cuesta entender esta tendencia sexual en un familiar y la viven con vergüenza.

La realidad de hoy es que vamos viendo todos con normalidad que cada cual tenga las tendencias sexuales que quiera, pero la homosexualidad va mucho más allá de simples tendencias sexuales ya que muchos no desean estar encerrados en un cuerpo con un sexo que creen que biológicamente no les corresponde.

Quizás la Iglesia ha tenido también mucha culpa al discriminar la homosexualidad durante mucho tiempo y ver el tema como un pecado y una enfermedad.

Nuestros mayores también tienen la culpa, pero creo que debemos disculparles pues su educación ciudadana sobre este tema fue equivocada, y a nosotros mismos muchas veces también nos tenemos que perdonar cuando nuestros deseos sean de que nuestros hijos "salgan normales".

La política también ha influido mucho, ya que no ha sabido llevar el cambio con más percepción y menos crispación de lo que la sociedad reclamaba, muchos han asumido que los homosexuales puedan contraer matrimonio, pero el tema de las adopciones aún causa mucha crispación y discordia, quizás por un mal enfoque de argumentos.

Las imposiciones siempre han sido malas, sobre todo si son con Leyes que mezclan lo moral con lo administrativo y que no son unánimemente compartidas por todos, aún muchos piensan que es una aberración que este colectivo tenga derecho a la adopción y puedan contagiar a esos niños.

La homosexualidad no es una enfermedad, ¿Alguno de ustedes aún lo duda?.

El nuevo modelo de familia que está surgiendo en este siglo XXI va encaminado a perder los antiguos conceptos que se tenían antes de la familia, pero es un camino lento que la sociedad tiene que ir asumiendo sin la crispación política que se genera siempre que es tratado este tema.

Y la mentalidad de muchos de nosotros también tiene que cambiar (poco a poco), pero claro aquí hablar es fácil y presumir de progresista también, ¿Pero como tomaría usted la noticia de que un hij@ le diga soy homosexual?

Gracias Fermín por dar pie al debate alegando en un comentario con lo que no estás de acuerdo sobre el vídeo y sobre todo haciéndolo con la educación que confiere a las grandes personas.

Y como siempre soy yo el primero en dar mi opinión:

Para mi no es una enfermedad la homosexualidad, dentro de todo lo que conlleva este término igual hay aspectos que no concibo pero que tengo que respetarlos, la mejor manera quizás de defender la homosexualidad se lo he visto a Boris Izaguirre que con gran sentido del humor siempre ha enseñado a muchos lo que significa ser homosexual.

¿Y como me tomaría la noticia?, pues al principio con mucha perplejidad pero creo que la asumiría como algo más que te depara la vida, con comprensión y espero que sin decepción porque realmente es algo que no deseo.

Gracias a todos de antemano por participar y se que no va a ocurrir, pero cualquier comentario irrespetuoso será censurado, usen la libertad para exponer y debatir, respetando a los que no tengan su misma opinión, seguro que así conseguimos que no ocurra esto:

31 comentarios:

  1. José en el post anterior has puesto a un psicópata...no un homosexual que asesinaba a niños. La homosexualidad no es una enfermedad, ya se sabe hace muchísimos años que es una elección sexual.
    Se podrá ser psicópata + homosexual...como psicópata + heterosexual.
    En las estadísticas (yo sé que no te gustan), pero me refiero a las que veo, los pedófilos, abusadores no son precisamente homosexuales, travestis...sino heterosexuales.
    Es una humilde opinión...acá es como que tenemos claro la diferencia. Besitos a todos allí!!!
    PD: qué maravilloso el estudio de grabación del video!!!

    ResponderEliminar
  2. ahhh me olvidé...como me tomaría si Carla o Lucy me dicen que son lesbianas???...pensaría primero qué imágen femenina y masculina han vivido, luego hablaría, si son felices aceptaría absolutamente su posición.

    ResponderEliminar
  3. Graciela gracias por compartir tus pensamientos y está claro que los asesinos pueden ser homosexuales o heterosexuales, pero ciertamente en la narración la homosexualidad como dijo Fermín acertadamente, se presenta como una patología más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo tampoco creo que la homosexualidad sea una enfermedad.
    No tengo hijos, pero supongo que si los tuviera y uno de ellos me dijera que es homosexual, pues tendria que aceptarlo, así como acepto cuando llueve o el coche se descompone... Son cosas que pasan y o revelarse ante ellas no tiene ningún caso.

    Además, ¿quién de nosotros puede establecer lo que es normal o no en el sentido de la sexualidad?.

    Yo solo creo que es una elección muy respetable.

    ResponderEliminar
  5. Pensar aún que un homosexual es un enfermo solo puede estar precisamente en mentes enfermas.

    Pero desgracidamente aun mucha gente y como bien dices por motivos religiosos, estan en contra de cualquie defensa de la unión de parejas de homosexuales e inlcuso vuelcan campañas contra ellos, lo que a mi entender es una atentica canallada.

    Yo tengo familia de homosexuales y me enorgullezco de haber podido ser el promotor de que despues de 20 años de relación, tuvieran "el valor", de dar el paso de contarselo al resto de la familia y después casarse.

    Puedo asegurar que estan tan enamorados como una pareja de heterosexuales y se comportan del mismo modo.

    Gracias por el post Maese Senovilla, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Creo que mi posicionamiento con respecto a la homosexualidad que da definido por mi comentario en el anterior escrito. cada cual es muy libre de tener la tendencia sexual que mas le convenga.
    En cuanto a como me tomaría que un hijo me confesase su tendencia sexual, bien esto no creo que esté en condiciones de asegurarlo, porque en estas cosas, la teoría va por un lado y la realidad por otro. Seguramente con sorpresa no. Aquellos que viven la vida de sus hijos/hijas con atención, difícilmente se les escaparán estas cosas. Pena por la marginación que llevaría aparejada una elección no convencional, pero eso si, tendría todo mi apoyo. Creo, porque una cosa es la teoría...
    Como hombre me veo con capacidad para educar hijos sin la intervención de una mujer, por tanto si a la adopción de hijos por parejas homosexuales. Y las mujeres hace muchos años que demostraron que eran capaces de educar a sus vástagos sin la presencia masculina.

    ResponderEliminar
  7. Gaby, Darmanbukt y Fermín, ver vuestros puntos de vista siempre es un honor para los lectores de este blog.

    Gracias por participar y exponer vuestros pensamientos sin el rubor que pueda imponer el tema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Yo también comparto la idea de que la homosexualidad no es una enfermedad. Aunque hay gente que en pleno Siglo XXI piensan que si lo es. Un caso que yo tengo cerca es de un profesor de ética- que ironía - que nos exponia en clase vídeos diciendo que la homosexualidad es una enfermedad y literalmente "que había que curarla". Según oimos esto toda la clase nos hechamos sobre el profesor...
    Ah, y creo, que mucha de la culpa de la homofobia y de estas creencias absurdas la tiene la iglesia, pese a quien le pese.
    Pues eso
    PD: Mi profesor es del OPUS- ( Y lo llamamos Flanders, porque es idéntico al de los Simpsons jeje)

    ResponderEliminar
  9. Fantástico post Senovilla, conozco bastantes homosexales y para mi es evidente que no ningún problema, si mi hija es homosexual pues no me importará, más allá de la observación que ya ha hecho fermín sobre la pena por la marginación que puede acarrearle, pero confió en que esto se vea cada vez más como algo totalmente normal y aceptado. Respecto a la adopción, es un tema peliagudo, pero no para mi, se, no lo creo, lo se, que muchas parejas homosexuales están moralmente mejor preparadas para criar a un hijo que muchas heterosexuales. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Zumacaya que pena de profesor, como bien dices que ¿que tipo de ética enseña?.

    Gatoweb, es un tema con muchas cuestiones para su análisis y seguro que traerían mucha discordia y poco debate, por ello he centrado el tema en el comentario de Fermín.

    Gracias por participara amigos.

    ResponderEliminar
  11. Es curioso nadie se ha posicionado en contra je je je... Yo no voy a ser ese pues tampoco pienso que la homosexualidad sea una enfermedad. Una curiosidad mi Encargada es lesbiana y su novia trabaja con nosotros y son aceptadas como tal por todos nosotros. Esos son problemas de siglos anteriores. Aunque de todo hay en la viña del señor. Sigo pensando que es muy raro que nadie se halla posicionado en contra. Venga que salga ya el primero je je je...

    ResponderEliminar
  12. Ya ha quedado científicamente demostrado que la homosexualidad no es una enfermedad, le pese a quién le pese. Existe desde tiempos remotos y, en algunas culturas, por poner un ejemplo, los hombres se inician en el sexo...con hombres.
    Pienso que la culpa, básicamente, la tiene los líderes religiosos que son los que más han "perseguido" y "mantenido el tema como tabú" (aunque en sus propias filas lo practiquen).

    No veo problema para las adopciones por parte de homosexuales, la "tendencia sexual no se contagia", se tiene...Conozco niñas/os que se criaron con sus madres o sus padres (quiero decir familias monoparentales) que ahora tienen su propia familia eterosexual sin ningún género de duda.

    En cuanto a como reaccionaría si algún hijo me dijese que es homosexual...pués la verdad es que no tengo ni idea, pero si me pongo a imaginar, supongo que por lo único que lo lamentaría sería por aquello de la descendencia (porque en la reencarnación no creo).
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Jimmy, si alguien quiere,puede opinar en contra, a favor o sin opinión en el comentario, tiene este blog abierto para escucharle.

    Volvoreta la religión quizás sea muy culpable y también la sociedad que es muy hipócrita, ¿Cuantas veces hemos oido hablar despectivamente de los homosexuales? y por no debatir hemos sonreido y pasado del tema.

    Gracias por vuestra participación

    ResponderEliminar
  14. Justo entro a visitar a mi amigo SENOVILLA, y me encuentro con este tema... tan controversial.
    Pero aquí estamos y le haremos frente.
    Tampoco creo que la homosexualidad sea una enfermedad. No combato, ni discrimino a los que lo son, pero sinceramente desearía que no lo fueran, porque además de todo, creo que sufren mucho.
    Saludos a todos los presentes y disculpas a los que opinen distinto.

    ResponderEliminar
  15. Clara Gescovich, tu sinceridad hacen de ti una gran persona.

    Gracias por participar.

    ResponderEliminar
  16. Yo he leido de todo. El ser homosexual se nace y no se hace. Por otro lado se comentan que hay estudios realizados a un gran numero de homosexuales que a todos ellos les falta un cromosoma o hay un error en la cadena de cromosomas o algo parecido. Es un tema muy complejo. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Que conste en acta que yo estoy del lado de los que opinan que la homosexualidad NO es una enfermedad. Solo digo que me parece curioso que nadie halla dicho que si que son enfermos. Desgraciadamente los hay. Saludos

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Van Scribenz:
    Axiomas sobre la sexualidad

    Me apena, sobremanera, que lleven una discusión en la que enfocan el origen y el destino, mas no el medio. Me explico:

    En ninguna medida la homosexualidad puede conjeturarse como enfermedad, en principio porque todos los animales (humanos o no) poseen hormonas masculinas y femeninas, es en la mayor cantidad, de uno de estos grupos de hormonas, donde se define la sexualidad de una persona; de ese modo, puede entenderse la nauraleza heterosexual, homosexual y bisexual.

    Durante la gestación, lo que ocurre a nivel orgánico, no necesariamente guarda relación con la conformación fisiológica, de modo que a veces hay seres fisiológicamente varones, aún cuando hormonalmente son féminas auténticas (y viceversa).

    Ahora bien, la condición sexual adquirida, en los casos en que la relación físiológica-hormonal es contradictoria, se conjetura como anormal, solo en el sentido en que la procreación (preservación de la especie) queda anulada.

    Entonces tenemos que los homosexuales son anormales en relación a los heterosexuales, de la misma manera que los heterosexuales son anormales en relación a los homosexuales, dado que la normalidad es relativa. Ahi es donde el instinto de preservación de la especie debe primar, y a partir de ello puede juzgarse individualmente y guardarse las conclusiones para sí mismo.

    hasta ahí, tenemos el origen y el destino: La condición sexual y la normalidad o anormalidad que representan.

    El medio por el cual la homosexualidad se perfila como una patología no radica en la cosa en sí, sino en las consecuencias que se desprenden de una mala aceptación del ambito sexual al que pertenecemos: Así un heterosexual se torna enfermo cuando abusa de sus facultades sexuales; lo mismo que lo homosexuales, al no comprender las funciones y la conducta que la condición que poseen les impone, atentando finalmenmte, contra la libertad sexual de sus semejantes: práctica animal generalizada a partir de la pésima conducción y canalización de las funciones básicas que les corresponde como individuos inmersos en una sociedad.


    Sospecho que la mejor condición es la bisexualidad pero siemre activos o siempre pasivos, el resto es perversión periódica pura.

    ----
    Paricularmente me entristecería que mi única hija fuera lesbiana, frustrando la expansión de mis genes. Claro que es una posición egoísta, pero dejo claro que no dejaría que viera mi desazón, principalmente porque todos tenemos derecho a ser felices de la forma que elijamos.

    En ese caso: ¡A por un hermano! :)

    ResponderEliminar
  20. Las relaciones sexuales no dejan de estar dentro de la estructura familiar y social de cada grupo cultural (entendiendo por estructura, la que cada cultura ha establecido). No es algo nuevo, ni siquiera en las especies animales, y desde luego la demonización de la homosexualidad en nuestra cultura está directamente vincualada al judeocristianismo y a aquella sentencia del "creced y reproduciros". Dicho esto, que cada cual ame al prójimo como quiera y sienta, que nada hay más bonito que manifestar el amor.

    David

    ResponderEliminar
  21. Que en el siglo XXI se piense que la homosexualidad es una enfermedad, es síntoma de lo poco que ha avanzado la humanidad, aunque creo que esto sólo lo piensan gentes de mente estrecha.
    De todos modos y en el tema de la adopción ahí voy a ser un poco más cauto a la hora de dar mi opinión.
    No voy a poner en duda que sean capaces de hacerlo bien, ni que a los niños les vaya a faltar cariño... pero, ¿alguien de los que se ha mostrado a favor de ello se ha puesto en el pellejo del niño?.
    Los niños lo pueden pasar muy mal por una conducta equivocada de sus padres o sin ser equivocada, simplemente si no la entienden.
    No me estoy oponiendo, pero tampoco es algo que se deba opinar tan alegremente.
    Francamente, creo que de momento no estamos preparados para afrontar tal situación, y hablo por los propios niños.
    En el instituto al que va mi hijo los propios chavales se burlan y discriminan a otro por ser afeminado y dudo mucho que lo hagan porque en sus casas los enseñan.
    En cuanto a si alguno de mis hijos me confesase que es homosexual, pues bueno, hay tantas y tantas cosas que me gustarían menos que fuesen, que eso sería lo de menos.
    Quiero que sean felices, y que sean como quieran ellos.

    ResponderEliminar
  22. ...con respecto a la adopción, los niños no ven a mamá y papá hetero mantener relaciones sexuales, tampoco con los homosexuales...
    Son personas con elección sexual de su mismo género, como nosotros trabajan, sienten, desean.
    No me ha importado la descendencia, tampoco tener hijos varones para que lleven el apellido del papá...solo he tendido hijas, si no hubiesen sido de la panza serían del corazón...deben ser felices con los pasos que decidan dar.
    Creo que las religiones y los fanáticos de las mismas, llenan los cerebros de estigmas, culpabilidad...si Jesús, Cristo, Dios, Buda...vivieran se asombrarían de nosotros, del mundo que vamos construyendo...besos José.
    Definitivamente te digo que a mis amigos no les pregunto su condición sexual.

    ResponderEliminar
  23. Pienso que la homosexualidad no es una enfermedad y por encima de todo hay que respetar a las personas.
    Yo tengo amigos homosexuales. Puedo decir y digo que no me importa su condición sexual ya que sobre todo son "mis amigos".
    Como a cualquier padre lo que más me importa es la felicidad de mis hijos y no la destrozaría simplemente por su inclinación sexual.
    Sólo quiero que sean felices.

    ResponderEliminar
  24. Claro que los niños no ven mantener relaciones sexuales, pero van a preguntar por qué la mayoría tienen mamá y papá y él tiene dos papás o dos mamás... y eso debe ser más difícil de explicar que el como se hacen y de dónde vienen los niños. Eso sin contar con que serán blanco de las burlas de los otros niños.

    Soy padre, tolerante y de los que habla mucho con sus hijos, y siendo una envidiá enorme de aquellos quienes zanjan el tema con darles una simple explicación.
    O yo soy demasiado preocupado por ellos y a la par muy torpe, o es que me salieron los hijos más raros que al resto.

    Yo digo que no es tan fácil como se pretende hacer creer. Aún no es fácil explicarles y que entiendan el por qué papá y mamá se divorcian como para explicarles por qué sus padres son del mismo sexo.

    ResponderEliminar
  25. Genial como siempre tus textos nos hacen pensar y hablar y tus comentarios los de un poeta enamorado del amor y la vida
    es un placer haberte encontrado
    besos

    ResponderEliminar
  26. que cada un@ sea como quiera o como es pero siempre con respeto a los demás, que mientras vivimos tod@s estamos expuestos a todo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Gracias a todos por participar y comentar.


    Saludos Cordiales

    ResponderEliminar
  28. yo estoy con los mellizos, cada uno que sea como quiera, siempre respetando a los demas pero tambien hay que ponere en la piel del homosexual, que va a sufrir la homofobia en su piel el resto de su vida, señores, tambien son personas con el mismo derecho que cualquiera

    ResponderEliminar
  29. al margen de la creencia o no de si la homosexualidad es una enfermedad, parece que se habla como si el hecho de estar enfermo ya de por sí fuera malo o motivo de discriminación.

    se dice que como de toda la vida ha habido homosexuales en en el hombre y en el restode especies animales pues ya no es una enfermedad. acaso no ha habido de toda la vida enfermedades? gripes, alzheimer, viruela, etc?por tanto, ese no es un argumento válido para catalogar o no la homosexualidad como una enfermedad
    también se dice lo de las hormonas en hombre y mujer, si un hombre, con dotación cromosómica XY, tienes más hormonas femeninas que masculinas es homosexual, por tanto, la orientación sexual (siguiendo este argumento) viene definida por las hormonas y no por los gustos. así pues, si uno es homosexual será por un desajuste hormonal (tiene más hormonas de un tipo de las que le tocan).
    si se quiere catalogar a esto como enfermedad es otro asunto.
    según la RAE:
    enfermedad.

    (Del lat. infirmĭtas, -ātis).

    1. f. Alteración más o menos grave de la salud.

    2. f. Pasión dañosa o alteración en lo moral o espiritual. La ambición es enfermedad que difícilmente se cura Las enfermedades del alma o del espíritu

    3. f. Anormalidad dañosa en el funcionamiento de una institución, colectividad, etc.

    yo, sinceramente, no sé qué decir, puede ser considerada como enfermedad, porque es una alteración de la salud (podría ser una enfermedad), pero no es grave, ni causa perjuicio (con lo cual no sería enfermedad)
    el verdadero debate no es tanto si es o no enfermedad, sino si merecen o no respeto.
    y en esto espero que no ahaya ninguna duda. evidentemente merecen el mismo respeto que el resto de seres humanos, porque al margen de la orientación sexual de cada individuo todos merecemos el mismo tratamiento y respeto.

    ResponderEliminar
  30. Rosita y Orofëa, gracias por participar con vuestras opinones.

    saludos

    ResponderEliminar
  31. estoy totalmente de acuerdo orofea, no lo considero enfermedad para nada, enfermos son los que aun lo consideran asi, porque ellos si que tienen un problema

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail