Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

5 de mayo de 2013

Bailarinas jugando al Ajedrez

Corría el siglo XVI y hoy os cuento la historia de Akbar un gran aficionado al ajedrez que además era un ilustre emperador indio que gustaba de ver bailarinas jugando al ajedrez.

Akbar tenía la costumbre de sentarse en lo alto de una torre de mármol y desde allí contemplaba como sus bailarinas se iban colocando en el tablero de ajedrez construido en el inmenso jardín. Gritaba cada movimiento y disfrutaba como un enano viendo bailar y danzar por el tablero a sus bailarinas con danzas exóticas.

Sus partidas eran con rivales amistosos con los que compartir el placer de ver bellas mujeres de escaque en escaque hasta terminar la partida.

Siglos más tarde en la India, concretamente en la ciudad de Madrás el maharajá de turno además de adorar el ajedrez se lo tomaba muy a pecho y ya no se conformaba con ver bailarinas en su tablero, eran auténticos guerreros que subidos en torres móviles de unos 30 metros de altura se movían de casilla en casilla ayudados por más de cincuenta personas que les desplazaban por el tablero al movimiento ejecutado por el jugador.

Cuentan que se desmadraba tanto esta forma de jugar al ajedrez con piezas vivientes que al final comer una pieza significaba la muerte real del guerrero y es que hay partidas que si no terminaban rápido la escabechina de sangre era lamentable, personalmente me quedo con las bailarinas jugando al ajedrez de Akbar.

Y todo esto a cuento de una partida que jugó el sábado Lucía y a pesar de hacerlo muy bien se ha dado cuenta de su gran error por no tener en presente que COMER AL PASO es tanto para hacerlo como que te lo hagan.


Si quieren jugar al ajedrez sangriento, pueden hacerlo sin manchar de sangre el suelo al pinchar en la siguiente imagen.


Y si lo que no sabes es jugar al ajedrez pero te gustan las bailarinas pues disfruta con estas que no lo hacen nada mal.



2 comentarios:

  1. El ajedrez es uno de los juegos de mesa que más practicamos en casa. Nos encanta. Ensancha la mente y además es competitivo.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Se cuenta una anécdota muy curiosa sobre este noble e inteligente juego. Al parecer, en un lugar de oriente, hace ya muchos siglos, hubo un sabio que enseñó a un poderoso señor dicho juego. Y éste, agradecido, le dijo que le pidiera lo que quisiera por el juego. El sabio le dijo: dame un grano de trigo por la primera casilla, el doble por la segunda, el doble de la segunda por la tercera, el doble de la tercera por la cuarta y así sucesivamente. Creo que no hubo trigo en toda la localidad para darle al buen hombre. Si no te lo crees, haz el cálculo y ármate de paciencia. La cifra que sale es astronómica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail