Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

25 de agosto de 2009

Torturas Medievales

Ayer con mucha Ironía y intentando ser lo más políticamente correcto, que es lo que gusta en la blogosfera os deje algunas torturas medievales.

Hoy os traigo algunas más,que son muy interesantes y dignas de estudio para ver como era la autentica vida en la edad media.

Los que caían presos sufrían en extremos indescriptibles y novelescos.

Imaginen cumplir toda la condena de un preso con esa bolita colgando.

La verdad es que ver estos utensilios pone la piel de gallina, sobre todo si uno se imagina como se sentiría el que los lleva puestos.

Menos mal que para los niños había diversiones más contenidas y dignas de su temprana edad.

Fue una época oscura, pero no carente de grandes avances que algún día comentaremos.

Y sí amigos también en esa época se vivía como en un cuento con príncipes y princesas con caballeros andantes y trovadores.

El paso por la ciudad de OLITE ha sido una estupenda tarde reviviendo la vida de los que hicieron nuestra historia.

Un pueblo que dejó imágenes preciosas en nuestras retinas.

colmenaolite

“LAS IMAGENES QUEDAN A DISPOSICIÓN DE TODO EL QUE QUIERA USARLAS” Por gentileza de este rincón.

9 comentarios:

  1. Desde luego, mejor ser preso en Alcalá Meco,con aire acondicionado y televisión que en esas mazmorras y con esos instrumentos de tortura.

    ResponderEliminar
  2. En el mundo todavía hay muchas cárceles con torturas peores como el hacinamiento, el hambre, la suciedad y la impunidad ante las cosas que suceden dentro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hay que ver que imaginación tenían para inventar los "juguetitos" de tortura

    ResponderEliminar
  4. joder...se las traian los juguetitos eh...madre mia...saludos...

    ResponderEliminar
  5. Andamos cabreados, ¿eh?... Ja, ja.

    ResponderEliminar
  6. Me has hecho acordar al "Museo de la tortura" que visité en Amsterdam. Había una buena colección de "juguetes" de la inquisición española, y la verdad es que daba mucha impresión.

    ResponderEliminar
  7. Siempre me han parecido interesantes los cacharros estos de tortura. No porque me gusten, sino porque me pongo a pensar en la mente que los crea y en el que se encuentra en ellos, qué horror.

    Por cierto, te doy la razón, a mi si me robasen me daría más rabia por tener que renovarlo todo que no tanto por el dinero que hubiese en el monedero...Espero que encuentren pronto todo lo que os falta!

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por los ánimos a un suceso ya pasado y me alegro de que os gusten estos pequeños cacharritos, pronto os pondré alguno más, tengo la mente inquita,ja,ja,ja.

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  9. Eso era cumplir condena y no lo de ahora, que ahora yo creo que alguno que otro intenta que lo metan en la cárcel para vivir mejor que sin un techo en la calle, salvo cuando en la ducha se le caiga el jabón...

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail