Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

21 de noviembre de 2012

Paso del Tiempo y Café

El paso del tiempo, hoy poco pero bueno, que lo disfruten:


Y recordando aquellos años maravillosos en la que la achicoria sustituía al café en muchas casas, os dejo un recuerdo de una máquina que muchos de ustedes han tenido en su hogar para aquellas ocasiones especiales en que sí se podía hacer un buen café casero, de contrabando y del bueno.



8 comentarios:

  1. ¡¡Uyyy el molinillo de café!!! El de mi abuel, que ahora adorna la cocina de mi madre, era de madera oscura. Anda que no me gustaba a mi "ayudar" a moler el café. Mi madre aún hace el café con esa otra máquina de hierro, lacada en granate, con dos asas a los costados y una tapa. Y con ese accesorio de tela para colar los posos jjajaja. ¡Qué rico el café de puchero!

    ResponderEliminar
  2. Se ve que la vida no ha tratado mal a la señora del vídeo, a esa también le muelen el café...
    Un saludo Jose.

    ResponderEliminar
  3. Que los funcionarios sigan luchando es prueba de que siguen vivos, con energía; la ilusión y la esperanza creo que no entra en el paquete.
    Lo de la firma por la iniciativa del bloguero ya la había firmado, con gusto la firmaría otra vez.

    Un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
  4. Una entrada con "aroma" de otros tiempos; gratos recuerdos me ha traído de mi infancia, cuando le daba al molinillo y mi madre esperaba para echarlo en el puchero, con su agua hirviendo.
    Muy buena toma. Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
  5. Una entrada con "aroma" de otros tiempos; gratos recuerdos me ha traído de mi infancia, cuando le daba al molinillo y mi madre esperaba para echarlo en el puchero, con su agua hirviendo.
    Muy buena toma. Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
  6. Mitad natural y mitad torrefacto me decían que había de echar.
    Buen café el de antes.
    Muy buena entrada!!
    el vídeo también es genial se ve que con el café desaparecen las arrugas.
    Pues dos tazas!!
    Saludos.
    Ramon

    ResponderEliminar
  7. Me recuerda a la que tenía mi madre.
    ¡Y qué bien olía le café recién molido!
    Un saludo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail