Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

2 de noviembre de 2012

Sin muertos no hay Soluciones

Todos sabemos como funciona todo, bien o mal, si no hay muertos nadie pone remedio a lo malo y por desgracia este puente ha ocurrido lo peor: Ha habido muertos y ahora vendrán las soluciones para que no vuelva a ocurrir.

Ocurre igual en todos los países, no sólo en el nuestro, eso de arreglar las problemáticas a toro pasado tienen por mal que van precedidas de una desgracia normalmente con víctimas mortales y al paso del tiempo por bien que las normativas y cierta moralidad perdida por todos se intentan mejorar y recuperar en su justa medida.

El dolor que en caliente sufren las familias afectadas es tan contagioso que nos hace pedir cabezas a todos los que intervinieron para que este evento lúdico se convirtiera en una trampa mortal, pero es simplemente una forma que tiene la sociedad de manifestar el dolor, de nada sirven las cabezas cortadas para remediar la decadencia de esta sociedad del siglo XXI.

Padres, me hago simplemente una pregunta (y me la hago porque soy padre) ¿Qué hacen allí los menores? no me contesten, sé que muchos padres y madres de los que han tenido conocimiento de que sus hijos e hijas estaban allí o podrían haber estado se están enfrentando a una meditación profunda sobre sus obligaciones y a pesar de ser estos menores inocentes de todo, tienen padres y hoy ante ese dolor están (y así lo creo) valorando como inculcar valores perdidos que sirvan para un futuro sin muertes y sin sustos.

Empresarios que organizan de continúo eventos maravillosos para disfrutar del ocio deberían ser más cuidadosos por el bien de esos negocios que tantos beneficios les pueden generar y pensar que lo que hay en juego con las meteduras de pata no es simplemente dinero, hablamos de vidas humanas y hoy la muerte comenzará a cobrar responsabilidades si así lo dictamina el Juez.

Abaratar costos, puede ser mortal y no sólo lo digo por lo ocurrido esa noche, la crisis nos demostrará que hay recortes excesivos y nos dejarán graves consecuencias sociales.

Políticos sin duda alguna son los mayores culpables, quizá no directamente por estar involucrados en los hechos, pero sí moralmente ya que la normativa sobre esta MACRO FIESTAS es bien clara y por una falta de supervisión o por no proveer los medios policiales y sanitarios necesarios o por no realizar las inspecciones oportunas que aquí en Navarra por ejemplo sí se hicieron y a la noticia me remito tendrá que asumir sus responsabilidades y todos esperamos dimisiones de los incompetentes si los hubiera que seguro los habrá y esperemos que el Juez los encuentre para que además paguen por su responsabilidad civil en la que hayan incurrido.

Por ello a mí personalmente una dimisión en caliente, pedida con el ardor del dolor no me convence ni me consolaría, enterremos a los muertos, busquemos judicialmente a los responsables y dentro de unos días exijamos como cualquier ciudadano mas que los que no cumplieran con su deber paguen políticamente y de inmediato su negligencia, para después exigirles sus responsabilidad civil si la hubiera.

En momentos de duelo como los que vive nuestra sociedad ahora mismo la mejor recomendación es tener la sangre fría y la cabeza caliente para meditar con profundidad todos los errores que han llevado a que unas niñas fallecieran en un cúmulo de circunstancias evitables la mayoría de ellas, ya que no hablamos de un accidente casual, por desgracia y a tenor de lo publicado el Juez tendrá mucho trabajo para dirimir responsabilidades a unos y otros.

Y nosotros los ciudadanos de casa para adentro nos tendremos que plantear que se cuece en las noches de nuestros hijos, drogas, alcohol en exceso y muchas cosas más que hoy con lo ocurrido nos dan aún más miedo pero que en los próximos fines de semana habremos olvidado con excesiva facilidad y nuestra obligación por encima de todo es intentar protegerlos de esas noches tan llenas de peligros para la juventud.

Espero que algún día no haya que arreglar el mundo porque ha habido muertos, antes de que llegue el toro tendríamos que estar preparados para asumir cualquier eventualidad con la prevención de riesgos que marca con rigurosidad nuestras leyes.

Desde aquí acompañamos en su dolor a las familias de las víctimas.

5 comentarios:

  1. Está muy bien la actuación en Navarra. Ahora se habla de cambiar leyes, pero pienso que sobran leyes lo que se necesita es que se cumplan las que ya hay, y si no es así que se persiga duramente los incumplimientos, cada uno en lo que le toca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que da miedo pensar en lo que se cuece por ahí, no tardando mucho cataremos el miedo contando los minutos para que lleguen a casa... supongo que es ley de vida :(
    Aunque no haya consuelo para las familias, desde aquí mi más sentido pésame, es algo que no debería haber pasado y espero que rueden las cabezas que tengan que rodar.
    Un abrazo Jose.

    ResponderEliminar
  3. Ahora vendran los dimes y diretes de que si no cumplia las normas, que si habia mas aforo que no lo pongo en duda porque todos quisieron hacer negocio, si fallo la seguridad, pero por desgracia a las familias que lloran a sus seres queridos eso ya no les valdra de consuelo,en este pais los regidores tiene la mala malisima costumbre de esperar a que haya muertos para adoptar medidas, y si habia menores en la fiesta la culpa es de la organizacion los padres ya bastante han tenido con el sufrimiento e igual muchos no sabian ni que sus hijos estaban alli. Lo mas ingrato lo que va contra natura es que unas adolescentes que empiezan a vivir han muerto y unos padres han perdido a sus hijas, los responsables que paguen por ello para que nunca mas suceda algo asi.

    ResponderEliminar
  4. Me uno a ese acompañamiento en su dolor a las familias de las víctimas.

    ResponderEliminar
  5. Afortunadamente tengo ya hijos mayores, los dos viviendo en sus casas con sus parejas. Comprendo el desvelo de esos padres con hijos menores que no saben dónde andarán y en compañía de quién. Ahí está nuestra labor como padres. Saberles educar y proponerles modelos aceptables es muy importante. Y aun así...
    Un saludo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail