Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

18 de junio de 2009

Disciplina o cachondeo

Hay dos formas de llevar un blog, con disciplina férrea, intentando dar mucha calidad a cada uno de los post que el blogguer publica o tomarse de vez en cuando el blog con mucho cachondeo.

Casi son dos años metido en esto de la blogosfera y a nivel personal he comprobado que da igual como te tomes tu blog, lo que realmente vale es que gustes al lector.

Muchas veces un post de esos que ves en las estadísticas que tiene muchas visitas es aquel que realizaste con mucho cachondeo y el que de verdad te costó mes y medio encontrar la información para dar calidad a lo escrito no lo visitan ni los amigos de Zapatero.

Hago un inciso a un amigo para que vea que ahora mismo no tengo cabreo:

Manolo me estoy fumando un pitillo de un paquete que ha aparecido en un bolsillo de mi abrigo, así que verás, mi cabreo me llevó al armario, pero he tenido suerte y no por encontrar medio paquete, la suerte ha sido no quedarme dentro tal y como me siento.

Como decía hay blogs que llevan una disciplina ejemplar a la hora de publicar, son extensos en sus argumentos e informaciones y muchas veces nos dejan a todos con la boca abierta por el curro que se han metido en un post, se merecen mucho respeto por su trabajo, pero la blogosfera les castiga demasiado cuando ves ciertos post que no dicen nada y parecen hechos por peques más peques que mis hijos, pero allí están en lo más alto.

La satisfacción personal de estos compañeros disciplinados me imagino que supera cualquier tipo de expectativa blogosférica, llenan su blog con un trabajo que a ellos les gusta hacer y es lo que cuenta.

En mis rondas muchos amigos llevan esta línea y me gustan, aunque a veces hecho de menos el cachondeo del autentico blogguer que llevan dentro.

Y es que otros blogguers menos disciplinados entre los que me incluyo nos tomamos esto con mucho cachondeo, tampoco conseguimos grandes logros blogosféricos, pero nos reímos mucho cuando escribimos, nos releemos y con los comentarios jocosos de los que han entendido nuestra ironía.

Ambos, los disciplinados y los que esto se lo toman con humor y cachondeo están en el mismo barco y si buscáramos el blog ideal para estar bien alto en cualquier lista, sería el que mezclase ambos hábitos en un sólo espacio.

Es difícil conseguir semejante unión de disciplina y cachondeo, no sería entendida por los lectores serios, unos por encontrar una tontería cuando lo que les gusta es aprender y otros por aburrirse con un artículo y no reírse con el humor que buscan en tus post.

Esta noche he leído dos correos, uno de un desconocido, que me decía que no sabía de verdad cuando hablaba en broma o en serio y le he contestado diciendo que siempre hablo con cachondeo de todo aquello que me parece serio.

Y el otro de un amigo, “Diego”, que no le gusta que hable de política, que prefiere el cachondeo, y alucino, porque no sé si me lo dice en serio o es una ironía ya que aquí nunca hablamos de política, hablamos de políticos y con mucho cachondeo.

Me descentro y enciendo otro pitillo para acabar este pestillo que les estoy contando y es que cuando uno no está cabreado le apetece escribir sentado.

Le dejo con un vídeo que muestra claramente lo que es disciplina y cachondeo y así ustedes podrán elegir que prefieren primero.

 

Los dos lo hacen genial, con el primero se disfruta y con el segundo se parte uno de risa, pero sinceramente ¿Cual prefiere, el disciplinado o el de cachondeo?.

7 comentarios:

  1. A mi me gusta el que consigue luces arriesgándose a tener sombras.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo prefiero el cachondeo que de lo contrario vamos más que sobrados.

    Me parece interesante tu propuesta de meterte en el armario, se debe estar muy a gusto porque debe estar muy desalojado, eso sí, un poco aburrido también.
    Ahora bien, si te vas a meter en él llévate el portátil, que ya nos ha dejado Toni y no me gustaría nada que tu también siguieses sus pasos.

    Saludos con humo.

    ResponderEliminar
  3. Pues eso es lo que me pasa a mi, que hecho de menos el cachondeo. Además el disciplinado siempre te ponen verde como si de uno dependiera la entrada.
    O también está el combi, que creo que tu realizas a la perfección. Casi lo prefiero así.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, seguro que el primero no hace más que eso, en cambio el mexicano debe realizar una gran labor, aparte de cachondearse. Es necesario que haya una mezcla de humor y seriedad.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Me costó bastante leer al principio, "el humo ciega mis ojos". Creo que a mi me gustan por igual los escritos jocosos como los bien fundamentados y trabajados. Porque de todo hay en la viña de Internet, y todo tiene su espacio. Tan solo hace falta darse un paseo por las propuestas de los que me preceden en los comentarios para entender lo que digo, diferentes, si, pero geniales.
    Saludos Jose.

    ResponderEliminar
  6. Gracias amigo por estar siempre aquí, cuando uno está cabreado o cuando está contento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Llego un poco tarde pero es que me ha tocado bajar al bar de lo esquina a por los ducados (se ve que como en el estanco me parece barato, se me olvidó comprarlo esta tarde...).
    Y hablando de seriedad o de "gracia"...bueno, no todo el mundo sabe hacer reir creo que es de lo más difícil y hay que tener arte. Lo ideal sería saber combinar, aunque creo que en ésto de los blogs, como en la vida lo que prima es el típico...más vale caer en gracia que ser gracioso :)
    Te dejo un beso Jose.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail