Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

23 de abril de 2013

De Vueltas con el Rey

Esta semana el Rey tras su recuperación ha vuelto a la normalidad en el protocolo tan apretado de trabajo que tiene y se le ve bastante mejorado tras varios meses de mucho corticoide que le había dejado excesivamente hinchado para mofa de muchos.

Hoy pensando en todos aquellos que apuestan por que sea hora de un relevo y la abdicación del monarca llegue pronto me dio por pensar en cual fue el último Rey de España que fue enterrado cuando murió ejerciendo su reinado.


Nos tenemos que remontar al año 1.885, Alfonso XII fallecía y se producía así el último entierro real de nuestra historia española.

Falleció joven Alfonso, eran otros tiempos en los que la vida transcurría muy deprisa, los amores y los hijos aparecían muy temprano y las enfermedades como la tuberculosis hacían aún estragos en la ciudadanía.

A su muerte como mandaba la tradición y el protocolo a seguir su cuerpo sería entregado a unos monjes en el Escorial para que se hicieran cargo de su custodia.

El cuerpo fallecido del monarca era lavado por sus más allegados y embalsamado por el médico de la corte para luego con sus mejores galas ser expuesto en un salón del Palacio Real de Madrid para ser visto por última vez por todos aquellos que querían dar su último adiós al monarca, es lo que se denomina Capilla Ardiente.

Luego un cortejo fúnebre trasladaría el cuerpo yacido de Alfonso XII a la iglesia del Escorial con todos los honores que el monarca merecía para proceder después a un ritual poco conocido pero verdaderamente curioso.

Todo este entierro fastuoso se realizó de forma solemne y con el mayor de los respetos que este momento significaba para la historia de España, no sin el resquemor de que no tenía aún sucesor ya que Alfonso XIII aún era un imberbe que estaba retozando en el vientre de su madre.

Que yo sepa este protocolo ante la muerte del monarca no ha cambiado aún aunque estimo que en pleno siglo XXI si se produce un nuevo entierro real todo será aún más fastuoso y será retransmitido por todas las televisiones y comentado en todas las tertulias.

Por este pensamiento y por este motivo no deseo que abdique el rey, que siga ejerciendo ese oficio que nuestra Constitución le ha otorgado y que cuando le llegue la hora (más tarde que pronto) sea trabajando y defendiendo la imagen de España.

Sí amigos para los que nos gusta la historia ese momento si se produjera sería apasionante de seguir y es que formar parte viva de la historia no tiene parangón alguno.

Así que como les decía estamos de Vueltas con el Rey, tras aquel perdón tan famoso en el que desea  el monarca luchar por recuperar su imagen y en la que sin duda seguirá defendiendo los intereses de España muy a pesar del caso Urdangarin  y el daño que está produciendo a la corona, mi deseo es que siga ejerciendo de Rey, que lo haga bien y que cuando le llegue la hora podamos contemplar un auténtico entierro real en el que sí podremos decir:  El rey ha muerto, viva el rey

7 comentarios:

  1. La desgracia que tenemos en España es tener lo que tenemos de clase politica y monarquia.Los españoles no nos merecemos esto....El dia que se muera el rey,que sea cuando tenga que ser que yo no deseo mal a nadie,lo unico que pido es que a los que no comulgamos con la monarquia nos dejen en paz porque vamos a tener rollo para rato.En España necesitamos una buena revolucion que nos saque de encima tanta sanguijuela que tenemos y ponga en su sitio a monarquia,banca e iglesia.Porque ya es triste tener que trabajar para malvivir,pero si encima tenemos que financiar monarquia,iglesia,bancos y corruptos apaga y vamonos....
    Un saludo de un ciudadano que esta hasta los eggs de ver como va el pais gracias a esta clase politica que no sabe gobernar,a esta banca llena de rufianes, a una iglesia que mejor se metiera en sus cosas y nos dejara en paz y a una monarquia enquilosada en el siglo III antes de los dinosaurios

    ResponderEliminar
  2. Amigo Gonzalo, ja,ja,ja como siempre nunca estamos de acuerdo, bueno miento, la desgracia que tenemos en España con tanto ladrón de guante blanco ahí sí.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. José, te felicito por tu entrada:
    Ernest Renan dijo: «La Monarquía hereditaria es una concepción política tan profunda que no está al alcance de todas las inteligencias el comprenderla.»

    La soberanía nacional reside en el pueblo. Ésa es la columna vertebral de la democracia. A través de la voluntad general libremente expresada, se forma el Parlamento, encargado de hacer las leyes, y el Gobierno, al que corresponde la gestión ejecutiva.
    Así ocurre en todas las democracias rectamente entendidas, sean monarquías o repúblicas. Pero la esencia profunda de una nación no depende solo de la voluntad general expresada en unas elecciones concretas. Ningún país ha sido edificado por una sola generación. No se puede prescindir de todo el pasado.
    Así, que Viva el Rey, hasta que el pueblo decida prescindir de la monarquía.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Pues yo soy de los que piensan que debe abdicar en su hijo siquiere salvar la institución. Hablando mal y pronto, la "ha cagado" en más de una ocasión. La última es buscarle una colocación a través de un sátrapa de oriente a su yerno, un "presunto" chorizo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que vivir la historia de tu país no tiene parandón y seguro que nos tocará vivir la muerte de un rey!!!!
    Besos Jose TQM,

    ResponderEliminar
  6. Sor Cecilia, Cayetano y Roscanaria muchas gracias por vuestros comentarios.

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  7. Una monarquía o una república no presupone que haya democracía, pero la monarquía se transmite por herencia, no por voluntad popular, si el rey o reina no gustan no hay elecciones para derrocarlo pero sí en una república, si un presidente no cumple se elige a otro. Pienso que si no es ahora, llegará un momento en que habrá que decidir en referendum si se opta por una u otra solución, pero mientras tanto es más urgente que la vida política se vacíe de corruptos y políticos apoltronados que consideran los cargos como una manera de medrar, ahí sí que hay tarea por hacer y esa no le corresponde ni al rey ni a un presidente de la república, sino a los ciudadanos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail