Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

30 de marzo de 2011

Humor Sexual o Deseo Frustrado

Hoy no sé si considerar este post como humor sexual o la historia de un deseo frustrado, les invito a ver el vídeo y que saquen ustedes sus propias conclusiones.


Y con este vídeo he aprendido muchas cosas, la primera de todas es como se realiza un masaje Tailandés y lo tendré que probar pues tiene pinta de ser muy placentero.

También he comprendido porqué no es un lugar recomendable para gente casada y fiel y por último que la felicidad y los finales felices pueden considerarse como una broma sexual o un deseo frustrado, dependiendo de en que lado de la cama te encuentres.

Y por cierto, tendré también que aprender a hacer ese tipo de masaje, pues las mujeres también tienen derecho a disfrutar de un buen masaje Tailandés, sobre todo si se lo hace su querido marido y lo culmina con un final feliz.

9 comentarios:

  1. Habìa visto, este video.

    Pero acà le cortaron el final, donde el tipo saca una escopeta de abajo de las sàbanas, y caga a tiros a todos esos payasos de porquerìa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Gaucho, menudo final, ja,ja,ja, ya le sentó mal la broma o el dinero invertido,ja,ja,ja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja...menudo final....¿tal vez esperaba más?...jajaja, lo pregunto con ironía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. jajaja buen final, lo de la escopeta me parece un poco fuerte.... queremos finales sin violencia ;)
    ...pero realmente nunca he entendido bien el tema de los payasos...

    Buen día Senovilla!
    saludos,

    ResponderEliminar
  5. jejejejeje... Voy a comprar aceite corporal que esta noche toca "sesión terapéutica" in private... jaaajajaja

    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Menos mal que no le tiraron de la sábana para la foto.

    ResponderEliminar
  7. Pero bueno, señor Senovilla, que no son horas estas. Que hay público muy joven. Jejeje.
    Vaya chasco que se llevó el buen hombre. Aquello lleno de gente parecía el camarote de los Marx.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. A saber la cantidad de dinero que se gastó el buén hombre en curarse la impotencia traumatica que le quedó tras esa experiencia. Cada véz que se "ponia" en condiciones, le venia a la memoria la escenita de marras y ¡¡ abajo periscopio !!.

    Ya ni las casas de masajes son serias.

    Saludos-

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail