Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

5 de diciembre de 2008

QUE VIENE EL LOBO

A mi amiga Sarinha le ha gustado invadir mi blog y es una estupenda idea el tenerla también en este rincón, así que amiga, cuando quieras aquí siempre nos dejamos invadir.

Nos trae un artículo titulado "Que viene el lobo" y sin más preámbulo aquí os lo dejo:

Seguro que todos conocéis la fábula de Pedro y el lobo, y para los que no, os haré un resumen:

lobo-pensamientos Pedro era un pastor muy cachondo, que cuando se aburría, se ponía a gritar “¡¡Que viene el lobo, que viene el lobo!!” Y todos sus vecinos acudían a su ayuda, pero al ver que era mentira, volvían a sus casas enfadados por haber sido engañados. Después de repetir varias veces la bromita y tener a los vecinos hartos del todo, un día vino el lobo de verdad. Y cuando Pedro gritaba: “¡¡Que viene el lobo!!” los vecinos hacían caso omiso, pues no estaban dispuestos a que se les tomara el pelo nuevamente. Y el lobo se comió a las ovejas de Pedro.

La fábula nos ha dejado una de esas moralejas que se aplican en varias situaciones de la vida, y que “si mientes, el día que digas la verdad, nadie te va a creer”.

mentiroso-pensamientos No es que haya pasado esto exactamente en el caso que os voy a contar, porque parece que aún hay gente buena en esta sociedad, afortunadamente.

Pero personalmente, reconozco que yo caí en el error de la fábula, y no es que yo mintiera, sino que después de recibir tanta información falsa (eufemismo para la palabra mentira, vaya), el día que la historia fue real, pues no me lo creí.

Os estoy hablando de José Carlos, un niño que pedía ayuda a la blogosfera para poder realizarse un trasplante de médula.

Me alegré un montón al ver la noticia que publicó Senovilla, de que José Carlos había conseguido su objetivo gracias también a la buena voluntad de los bloguers, que con una campaña de difusión llamada por Senovilla "Puedes Ayudarle", José Carlos logró reunir el dinero necesario para realizar la operación que necesitaba.

El caso es que cuando empecé a moverme por este mundillo de Internet, recibía muchos correos de gente desaparecida, niños con enfermedades rarísimas, y un largo etcétera de historias tristes que requerían nuestra ayuda, enviando e-mails, aportando nuestro granito de arena, de las más diversas formas.

Al principio hacía lo que se me pedía, pero poco a poco fui descubriendo que estas historias son poco más que leyendas urbanas, y ya no digo nada con el tema de los virus, que he llegado a un punto en el que no abro los e-mails reenviados.

Así que cuando leí la historia de José Carlos en muchos de vuestros blogs, pensé: Bueno, otra vez el timo del niño enfermo.

Realmente no sé cómo distinguir cuando algo que me están contando es real o no lo es.

La red ha caído en el error de Pedro, y esta vez de verdad llegó el lobo, sólo que los vecinos acudieron a ayudarle y salvaron las ovejas.

Y me alegra saber que con la ayuda de todos vosotros, este niño tiene una nueva oportunidad, y que tengamos información sobre ello.

Saludos a todos, y gracias a Senovilla por dejarme invadir su blog de nuevo.

Es siempre un placer tener aquí a Sara que nos invade desde Caffè Latte

11 comentarios:

  1. Gracias Sara por tu estupendo artículo y la sinceridad mostrado en él.
    Cuando descubrí que este peque necesitaba ayuda tuve mis dudas como siempre y por lo que tú muy bien expresas en el post.
    Contrasté la noticia por varios medios y vi que realmente era cierta, por ello me lanzé de lleno a aportar ese pequeño granito de arena que la blogosfera nos otorga.
    Lo importante es que se ha conseguido y que ahora está en fase de recuperación, seguiremos atentos a su evolución.

    Gracias por el post y acá tienes siempre un lugar para realizar tus invasiones.

    ResponderEliminar
  2. Espero que el niño se recupere lo antes posible. Un beso para todos.

    ResponderEliminar
  3. José Carlos, te envío mis mejores deseos para que te recuperes pronto.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. que José Carlos haya podido ser transplantado qué felicidad!!!...ojalá pueda tener una vida normal como cualquier niño!!!...saludos

    ResponderEliminar
  5. muy bueno el post Sarinha !

    como siempre una genia

    saludos

    ResponderEliminar
  6. realmente esa inflaccion de historias inciertas de ese tipo lo que consigue es que no sepamos reaccionar cuando es de verdad...

    ResponderEliminar
  7. Esa sinceridad dice mucho de esta chica Senovilla. Ha sido capaz de expresar lo que a muchos nos pasa por la cabeza cuando leemos esas historias.
    Me alegro un montón que este niño haya podido tener su tratamiento, aunque no gracias a mi solidaridad.
    Un deseo: Que no sea necesario nunca más recurrir a la solidaridad, para que este derecho a ser asistido se cumpla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Toda la razón para Sara, muchos desconfiamos de algunas de estas cosas y eso nos retrae en ayudar.
    Yo de todos modos me informo antes y si existe colaboro como colabore gustosamente con lo de Pedro.
    Pero por e-mail y todo eso no me fio de nadie.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias a todos. Ahora a esperar noticias de la mejoría de José Carlos, que seguro que consigue salir adelante.

    ResponderEliminar
  10. Que se recupere pronto que es lo importante, por desgracia hay tanta gente aprovechada que lleva a la desconfianza.

    Un besote!! ya has puesto tu granito de arena

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail