Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

26 de febrero de 2013

Tenemos que Saber

"Tenemos que saber y vamos a saber", que gran frase amigos míos, se pronunció en el año 1.900 por un tal David Hilbert en la ciudad de París para que entre toda la comunidad de matemáticos se resolvieran de una vez por todas aquellos 23 enigmas más importantes aún sin esclarecer matemáticamente.

Era un desafío, fue una frase con trampa y toda la comunidad cayó en ella, debió ser muy gustoso ver como se devanaban el cerebro grandes genios de las matemáticas para que impulsados por aquella frase se pusieran en todo el mundo a resolver aquellos enigmas.

En España nos hace falta una frase desafiante ante nuestros políticos, una frase sencilla y que acompañada de la serenidad y la justicia nos llevase a saber y ajusticiar a todos los que se han corrompido en este sistema democrático en el que el daño final de sus felonías recaen siempre en el ciudadano.

Pero amigos tenemos un problema y son los medios de comunicación, recuerdo cuando comenzó nuestra guerra con EEUU y perdimos Cuba y todo lo que allí nos quedaba, ellos, los americanos, deseaban esa guerra, sabían que la podían ganar y así lo hicieron, pero primero necesitaban la excusa perfecta para declararla.

Se hundió en el puerto de la Habana, en Cuba, el famoso MAINE, era el año 1.898 un 16 de febrero y a pesar de que todo indicaba que aquel hundimiento fue simplemente un accidente los americanos se sirvieron del mismo para declarar la guerra, pero España defendió su inocencia y casi la tenía demostrada ya que era evidente que en ningún momento había participado en ningún atentado contra los poderosos EEUU.

Todos sabemos que lo más sencillo para conseguir algo es manipular al pueblo y así un tal William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer se encargaron desde sus medios de comunicación de intoxicar al pueblo americano para que viera negro aquello que era blanco, para que consideran a los españoles como enemigos, para que se declarase una guerra de forma injustificada pero avalada por las noticias tóxicas, engañosas y miserables que corrían de edición a edición cada mañana.

La guerra estalló y las consecuencias las saben todos ustedes pero lo anecdótico es que aquí en nuestro periodismo, en nuestras editoriales matutinas no teníamos tantos intoxicadores, nuestros periodistas eran más simples, eran utópicos y daban titulares como "Los americanos despertarán al oír los primeros disparos de los españoles" y como les digo ya saben todos ustedes como acabó aquello.

Hoy en España tenemos periódicos que nos intoxican la información, otros la manipulan hasta la utopía más hermosa y los menos, esos periodistas que han sufrido un ERE o que simplemente fueron despedidos por no ajustarse a la ideología política de sus editorial hoy tienen blogs, están en la red y opinan en libertad analizando al máximo cada noticia, no juzgando y menospreciando el derecho fundamental a ser inocente si no se demuestra lo contrario y lo que es más importante no manipulando al pueblo, por que las noticias son lo que son, los hechos son lo que son, pero la forma en que se digan o cuenten traen consecuencias malévolas.

Sigo esperando esa frase que nos mueva a todos los españoles, algo que nos HAGA SABER, que el deseo de saber se vea apoyado por nuestro sistema judicial, por todo los españoles y que estemos todos dispuestos A SABER y no a creer a los que intoxican y a no confiar en los utópicos que piensan que no pasa nada que sólo son unos pocos los corruptos, es más además de que nos hagan saber la verdad y a saber lo que pasó que la JUSTICIA cumpla con diligencia en lo que más desea el pueblo VER EN LA CÁRCEL a los corruptos, a los que poco a poco han dejado a España en pelota picada y a su pueblo hundido en la miseria.

Pero amigos hoy les dejo con un mal sabor de boca, los intoxicadores están ahí siguen publicando aquello que confunde al pueblo, también siguen los utópicos haciendo lo mismo y por desgracia cada vez son menos los que en una red infectada de una falsa rebelión no les merece la pena seguir dando los hechos tal y cómo son los mismos, sin prejuzgar y castigar ese derecho a la inocencia que tiene todo el mundo, aunque estos sean políticos.

4 comentarios:

  1. Los corruptos no tienen ideología. Y este sistema, tal y como lo tienen diseñado, favorece el enriquecimiento rápido de unos cuantos que cuentan con información o una situación privilegiada.
    Todos a la cárcel.
    No caerá esa breva.
    Al final, sus buenos abogados marearán la perdiz y cuando pase el tiempo y el escándalo amaine (¿MAINE?) estarán por ahí paseando con las manos en los bolsillos repletos de billetes.
    En estos tiempos terribles, un poquito de utopía no viene mal. Al menos que nos dejen soñar con un mundo mejor.
    Por cierto, ya que hablas del Maine, los americanos siempre han necesitado que les hundan algo para liar una guerra. En la Primera Guerra también entraron tras el hundimiento del Lusitania, un buque de lujo. Y para liarla en Irak hizo falta que les derribaran las Torres Gemelas. No quiero pensar mal... Sobre todo cuando hubo tantas víctimas inocentes; pero a veces me vienen mis dudas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Intoxicadores existend desde que el mundo es mundo y el vecino de al lado quiso mover los mojones para quedarse con un cacho más de tierra. No es sorprendente.
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. ¿Tenemos lo que nos merecemos o lo que quieren?, para empezar por el 4º poder.

    ResponderEliminar
  4. Creo que no solo para España, todo el mundo necesita despertar. Pero cierto tambien lo que se comenta, muchas veces tenemos lo que merecemos, como sociedad.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail