Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

5 de julio de 2012

Huele ya a San Fermín

Los Sanfermines están a punto de comenzar, queda muy poquito para el lanzamiento del Chupinazo y que de comienzo una fiesta sin igual; en todas las casas se rebusca la ropa blanca, se descarta aquella que ya no nos vale y se ultiman todos los detalles de pañuelicos, fajas y zapatillas y aparece en el trastero hasta el cubo para la merienda en los toros.

En la ciudad la llegada del Circo marca la antesala de la fiesta y acudir a una de sus sesiones antes de que llegue el tumulto es una de las opciones para los que aquí pasamos todo el año, el Circo está ya aquí, ha comenzado la función.


Son momentos delicados por la crisis, pero consumir en algo que nos hará felices durante dos horas quizá sea una gran inversión sobre todo para los más pequeños que salen llenos de ilusión y fantasía.

Nuestros pequeños están enganchados a lo enlatado, a lo pirateado, al mundo visto en el ordenador y de vez en cuando mostrarles la belleza del directo es una inversión educativa.

Trapecistas, Payasos, Caballos, Acróbatas, Elefantes, Tigres y sobre todo la magia de esos artistas que viven en caravanas durante todo el año justifica más que sobradamente hacer ese esfuerzo de consumo en momentos de crisis.


El precio de las entradas es muy similar (las más económicas) al precio de una sesión en el cine y luego dependiendo de tu presupuesto puede optar a mejores asientos, eso sí recuerda en la taquilla que no te den la butaca delante de una de las cuatro columnas que tiene la pista o te llevarás un gran chasco.

Huele ya a San Fermín, la magia ha comenzado y quizá durante unos días podamos vivir con ilusión la fiesta para olvidar las penas por las que atraviesa este maravilloso país.

El Circo es parte de nuestro pasado, de vez en cuando aparece en nuestro presente y si tenemos suerte igual no se extingue nunca ya que el directo tiene algo especial que ni Internet puede hacerle sombra.


Hoy quería hacer un pequeño homenaje al Circo, a todas esas personas que viven en constante peregrinación por las provincias de España, de Europa, del Mundo, ganándose con su esfuerzo el sueldo y sobreviviendo con gradas llenas a la mitad, función tras función en un mundo que necesita saborear un poco más de la magia de una sonrisa, del asombro de un niño y sobre todo de la ilusión, esa ilusión que nos lleva a aquellos años en el que el Circo era lo más grande que había en los espectáculos de nuestras ciudades.

Y en el intermedio disfrutar con pasión de ese dulce tan típico que por desgracia muchos ya no podemos catar, pero que a ellos les dio energías para estar aplaudiendo durante las dos horas que duró el mejor espectáculo del mundo.


Viva San Fermín, ya huele a Sanfermines en nuestra ciudad, así que con una bota y un calcetín pueden venir a visitar esta fiesta sin igual.

11 comentarios:

  1. Me suscribo con mucho cariño a ese homenaje al Circo, con mayúsculas, y a las tantas personas que lo hacen y lo han hecho posible, sembrando ilusiones, risas y asombros por donde quiera que pasan. ¡Vaya por ellos! Qué lástima, amigo, que como bien dices, las gradas muchas veces andan medio llenas...
    Aprovecho igualmente, para desearte a ti y tus paisanos unas Grandes Fiestas de San Fermín. ¿Sabes que siempre las veo por la tele y siempre me digo: el año que viene voy, el año que viene voy... Pues así llevo media vida, diciendo que voy y no voy. Pero no perdiéndomelos por la tele.
    En fin: el año que viene voy, no lo dudes.
    Un cordial abrazo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  2. Espero que estas vísperas de las fiestas sean tan emocionantes como los días "grandes". Te deseo que disfrutes en compañía de los tuyos y que una vez pasado todo, nos hagas un balance en tú blog, seguro que mas de uno te estaremos esdperando. Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¿Terminaste ya con el peregrinaje? es que te seguía pero al final ya me perdí jajaja, has realizado una gran labor.

    Pero si no me acordaba de los San Fermines, es verdaddddd qué poco faltaaaa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Aquí ando, examinando la vestimenta blanca ¿Ya voy a caber yo en los pantalones del año pasado? Aggg! Es un momento de agonía equivalente a la primera vez que te pones el bikini toa blancucha.
    ¡Felices fiestas! Lo mismo nos cruzamos y no nos enteramos. Ja!

    Chunda, chunda tachunda tachundaaaa...!!

    ResponderEliminar
  5. Me uno al homenaje al circ pero los san fermines no me gustam mi un poquito, y eso que mi padre se llamaba Fermín y de pequeños le cántábamos lo de "uno de enero, dos de febrero...", pero he crecido y soy antiraurina por naturaleza, igual que anti todo lo que es injusto o daña a los animales o personas..
    A pessar de ello, diviértete con tus hijos en el circo, seguro que les encantará... Un abrazo Jose,

    ResponderEliminar
  6. Te podria decir lo mucho que me gusta el circo,las fiestas y la pena que me da cuando el toro le pega un buen susto a alguno de esa cantidad de abstemios que se ponen delante de ellos....Pero mentiria.
    Asi que lo que te deseo es que lo paseis bien tu familia y tu.Eso lo deseo de corazon.No soy nada festivo.A mi me gustan las fiestas de prau,las de antes,ahora es todo alcohol,rascarse el bolsillo continuamente y ruido mucho ruido y no lo soporto.
    Un abrazo y felices fiestas (soy sincero)

    ResponderEliminar
  7. Felices fiestas amigo. Que las disfrutes con alegría con tu familia y..¡¡Que viva San Fermín!!.

    ResponderEliminar
  8. Aupa San Fermin, que pases buen San Fermin hermano.

    ResponderEliminar
  9. Espero lo disfrezarse sin tintes políticos ni nada parecido , que siempre suele empañar este tipo de fiestas.
    Un Saludo desde Tenerife.

    ResponderEliminar
  10. Pues lo mismo, felices vacaciones. Una vez estuve por Pamplona en fiestas y la verdad es que salí escamado, me gusta la fiesta pero la multitud tan exagerada de los San Fermines me agobia. Prefiero otra época del año. Un abrazo

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail