Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

26 de julio de 2012

El miedo de Rajoy

Es duro entrar a gobernar un país que está hundido, con las arcas vacías, lleno de deudas y sin ningún prestigio nacional, es una lamentable herencia la que recibió el Sr. Rajoy y nadie lo pone en duda y mucho menos sus votantes, esos votantes que le otorgaron una mayoría absoluta porque prometía la salvación con soluciones aceptables.

Tuvo miedo de exigir a los bancos que la deuda contraída con el Estado fuera devuelta en forma de pisos a precios tasados por el propio gobierno para así crear una red de alquiler estatal tal y como tienen diversos países europeos que funciona perfectamente y deja buenos ingresos anuales.

Fue tal el miedo que no sólo no recuperaba la deuda millonaria prestada por el Sr. Zapatero, aumentaba aún más y con el caso Bankia llegamos al desastre de tener que pedir un rescate.

Tuvo miedo de ayudar a los jóvenes emprendedores que no pueden realizar sus sueños por el coste estatal que supone un trabajador, en vez de facilitar con medidas drásticas y ahorrativas la contratación de gente en paro cobrando prestaciones del Estado con coste 0 para el empresario durante un tiempo legislado, nos presentó a todos la panacea de una reforma laboral que no será notada en la economía hasta dentro de unos cuantos años.

Fue tal el miedo a bajar el paro favoreciendo la cotización 0 para que los jóvenes empresarios y emprendedores se lanzarán a la aventura de crear empleo y que para el propio Estado a pesar de no recaudar en cotización dejase de pagar prestación con el ahorro que esto conlleva que nos ha dejado una España sin ganas de contratar a nadie, sin garantías para aportar capital en el empleo y con la desilusión en los únicos que pueden sacar a nuestros parados de esa situación que son las pequeñas y medianas empresas que además de no nacer siguen cerrando a diario.

Miedo ha tenido en afrontar con seriedad impuestos como el IVA, por mucho que estuviera obligado a hacerlo por ordenes expresas de la Troica, debería haber entendido tal y como proclama en su discurso electoral que eso trae menos consumo, más mercado negro y sobre todo más paro, a tenor que menor consumo siempre es indicativo de menor recaudación.

Ha sido un miedoso con los funcionarios, un auténtico cobarde dictador, en vez de convencer a los funcionarios que los sacrificios son por España y para salir de esta crisis era necesario un recorte proporcional y a la vez escalado según la cuantía de los sueldos o empleos, opta por la crispación, por la injusticia social y por el agravio a un sector de nuestra sociedad que hace olvidar al resto de los ciudadanos que son la base de nuestro bienestar actual.

Los resultados son obvios y las consecuencias serán muy graves a partir de septiembre, pero el miedo le ha hecho esconder la cabeza al Sr. Rajoy, cumplir con las medidas que no han servido de nada en países rescatados como Portugal o Grecia y puede que sea el detonante social que le lleve al rincón de los cobardes.

Están trabajando mucho en el Gobierno, no nos cabe la menor duda a los que seguimos de cerca todas las reformas que cada viernes nos presentan, pero se han puesto a barrer escondiendo la mierda debajo de la alfombra y barrer por dónde pasa la novia no es la mejor sensación para el ciudadano que pide, que reclama un nuevo modelo de Estado, un país sin duplicidades por triplicado y sobre todo desencantado con la clase política que sigue erre que erre en que no desean dejar su bienestar aunque sea a costa del propio bienestar del pueblo.

El miedo de Rajoy le va a llevar a este país a una salida dudosa de la crisis, se sigue regalando el dinero en subvenciones de todo tipo y con la otra mano recortando más y más al ciudadano, todo tiene un límite, pero en el Gobierno están tranquilos aquí en España la gente no se muere de hambre como le comentaba a mi amigo @psandez y que mientras eso esté controlado no viviremos ningún tipo de revolución social.


Están apretando las tuercas hasta que la rosca se parta, mientras la cobardía y el miedo del Sr. Rajoy se tapa y esconde con una herencia que todos ya sabíamos a la hora de votar, que todos preveíamos como estaba España y que todos confiábamos en que se iba a aplicar aquellas soluciones que tantos y tantos discursos llenaron para llegar al poder.

Podríamos estar peor es el lema de todos estos componentes del Gobierno, pero lo cierto es que si se hiciera una política encaminada a la creación de empleo y fomento del consumo es indudable que podríamos estar mejor de lo que estamos, pero la decisión está tomada, aquí manda ya la Troica y Rajoy es simplemente un títere más para los intereses de Alemania, que sabe, que entiende y que fomenta aún más recortes sabedores de que aquí nadie se muere de hambre.

Muchos ciudadanos se preguntan y comentan ¿Cómo es posible que Rajoy sea un cobarde?, todo apunta como siempre a que el poder es muy goloso y que nuestra soberanía nunca estará representada por gente dispuesta a defender al ciudadano caiga quién caiga

Pena de país señor.

11 comentarios:

  1. La cobardía sería un mal menor, hay quién dice que es adrede :(

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Viniendo de quien viene esta critca solo decir amen!!!
    Yo añadiria mentiroso e hipocrita...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante y exacta las apreciaciones que haces en tu entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Mas que cobardía, lo que yo veo es incapacidad pura y dura, ignorancia sobre lo que hay que hacer, a pesar de la legión de asesores, ¿ o tendria que decir "pelotas" ?, que le rodean.

    Todo esto, me recuerda a la desgraciada gestión que se hizo en su día del accidente del "Prestige". Consiguieron convertir a un petrolero averiado, en una regadera de fuel-oil que devastó todo el Cantábrico y parte del Atlántico.

    Todo ello, aplicando la misma técnica : la del avestruz que esconde la cabeza en el suelo esperando que el peligro pase. Lo malo del caso, es que los leones hambrientos suelen ser muy insistentes y pesados.

    Un abrazo, amigo mio.

    ResponderEliminar
  5. La razón, para el que la tiene.
    Sabios pensamientos Senovilla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. No me extraña que tenga miedo pero ¿no es un poco tarde ya hasta para tener miedo?...
    Besote Jose,

    ResponderEliminar
  7. Me dejaste sin palabras. Una excelente reflexión y descripción de lo que este gobierno, en el que mucha gente depositó sus esperanzas, ahora rotas, está realizando. Un saludo desde la Luna.

    ResponderEliminar
  8. No tengo claro que "el pasar hambre" sea el límite de la revolución social. Muy interesante, un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Gracias amigos por vuestros comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail