Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

17 de agosto de 2011

Ladrillo Histórico

Eran malos tiempos para la reconquista en tierra peninsular, Almanzor no cesaba de arrasar las grandes ciudades que se oponían a su hegemonía y se negaban a bailar en la sumisión de su dictadura.

Hablaremos alguna vez más en este rincón de este Rey, un hombre lleno de historia y sobre todo de polvo recogido de las múltiples batallas que ganó a los cristianos.

En el año 1.002 sería concretamente entre el 10 y 11 de agosto, moría este personaje del que sin duda alguna ni moros ni cristianos podrían olvidar en muchos siglos sus hazañas y sus felonías.

Pero hoy les quiero contar aquel entierro que guarda un guiño histórico muy peculiar, siempre claro está según las crónicas moras de la época que acostumbraban a ensalzar a los suyos, así como en el campo cristiano teníamos los famosos Cantares que fabulaban con los nuestros.

El entierro del Rey Almanzor fue para la época un gran espectáculo en el que no se regateó ni una onza de oro para mostrar la pomposidad que durante toda su vida mostró a sus súbditos.

Pero en el recuerdo de esa muerte y del majestuoso entierro nadie hablaría mucho del lujoso lienzo que cubría el cadáver y que fue tejido por las propias hijas de Almanzor, ni de las demás piedras preciosas que  acabarían en el sepulcro, ni tampoco aquellos versos del poeta árabe que se grabaron en mármol para cubrir la cripta.

Sus huellas sobre la tierra te enseñarán su historia
como si la vieras con tus propios ojos.
Por Dios que jamás los tiempos traerán otro semejante,
que dominará la península 
y condujera los ejércitos como él.

Nada de todo esto fue importante ante el Ladrillo Histórico que se colocó encima de su cuerpo muerto durante todo el velatorio y posterior entierro.

Las crónicas moras se encargaron de mostrar al mundo la leyenda de un ladrillo histórico que habla de todas las batallas en las que estuvo el Rey Almanzor, pues en cada escaramuza que realizó, sus sirvientes recogían el polvo de su armadura en un tapete de cuero y así a su muerte, elaboraron un Ladrillo Histórico que acompañaría el cuerpo sin vida de Almanzor que sin lugar a ninguna duda nos deja la oportunidad de decir ese famoso dicho de que de aquellos polvos llegaron los siguientes lodos y la reconquista en aquellos momentos tenía una nueva oportunidad de las que algún día si el tiempo lo permite les contaré deliciosas anécdotas.

Los moros presumían de aquel ladrillo histórico, con polvo de Barcelona, Castilla, León, Pamplona y muchas plazas más, y sobre todo, polvo de la que más dolió a la cristiandad de aquella época, el polvo de la destrucción de Santiago de Compostela.

La moral estaba así asegurada para las siguientes batallas y los cronistas de la época supieron sacar provecho a ese Ladrillo Histórico fabricado con polvo y muerte de un personaje que casi consigue extinguir la reconquista de la península.


7 comentarios:

  1. El personaje de Almanzor es uno de los más interesantes de la historia de Al-Andalus y una frase que se le atribuye, y que recordaba nuestro Juan Antonio Cebrián, es un perfecto resumen: "si eres martillo golpea, si eres yunque aguanta".
    Genial tu post...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Logio y que conste que todos los polvos de este personaje fueron bien interesados...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Javier, cada vez que hago un post de historia recuerdo a nuestro querido maestro Cebrián, para darle ese toque mágico que enganche al lector.

    Gracias y un abrazo para ti que ya tienes también cinturón de "maestro" .

    ResponderEliminar
  4. Almanzor fue todo un personaje...
    Besitos de lindo fin de semana Senovilla TQM guapo!!!!

    ResponderEliminar
  5. Almanzor menudo personajillo
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Roscanaria y Aniña, gracias por los comentarios y un abrazo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail