Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

9 de enero de 2015

Felipe VI Rey de Sicilia y Córcega

Felipe VI es Duque de Atenas y Neopatria y Rey de Córcega y Sicilia, así que mi curiosidad histórica se pone en funcionamiento y encuentro que existe una brigada paracaidista llamada Almogáraves VI que tiene nombre histórico en honor a unos hombres que eran de la península y tuvieron una aventura en Europa y Asia inolvidable y como tengo un amigo paraca que sabe mucho de historia me contó la apasionante aventura de aquellos años en los que Grecia era aragonesa.

Desde el año 1305 al 1388 Grecia pertenecería al reino de Aragón y todo gracias a los Almogáraves, aquí les voy a contar su historia.

Los Almogáraves eran un ejercito mercenario que causaba estragos y terror en los ataques esporádicos que realizaban, todos los enemigos del reino de Aragón les tenían pánico por sus gritos en la batalla y su especial crueldad sangrienta en la que dejaban desolado y arrasado toda tierra que pisaban.

Estos hombres llamados Almogáraves provenían del Pirineo y el Sistema Ibérico, eran en sus orígenes pastores acostumbrados a vivir en la intemperie y con una vida realmente dura, tan dura que cuando vieron la oportunidad de servir en el ejercito con la recompensa del botín en batalla pronto aparecieron en combate para servir a la corona en grupos de doce hombres dirigidos por un oficial del reino.

Pero las guerras y batallas de la península se acababan y estos hombres ya acostumbrados a su nueva vida de mercenarios necesitaban luchar, así que Aragón los envió a Sicilia, destino en el que comenzaron a ser Leyenda histórica de España.

Se ganó Sicilia y allí comenzaron a aburrirse estos hombres acostumbrados a vivir de la guerra y los botines, por lo que había que buscarles un nuevo destino para que desfogasen tantas ansias de combate y dejasen de dar problemas cívicos en un lugar de paz.



Bizancio dio la solución, necesitaba mercenarios para librar su lucha contra los turcos, así que Rutger von Blume, un templario de vida complicada pero acostumbrando a vivir en guerra comandó un ejército de 4.000 almogáraves y 1.500 marineros para servir los intereses de Bizancio en la defensa de Constantinopla.

La aventura en Constantinopla como no podía ser de otra forma acabó con cualquier paz cívica y hubo batalla campal en la que los genoveses que por allí campaban fueron aniquilados por meterse en camisas de once varas, ya que agraviaron en exceso a aquellos almogáraves recién llegados con sus familias y que no eran capaces de permitir la más mínima burla.



Así que el Emperador de Bizancio decidió sacar de sus tierras a estos mercenarios tan conflictivos cuando no estaban en batalla y los envió directamente a luchar en tierras turcas.

Llegaron y vencieron a los turcos en una batalla histórica en la que destaca que aniquilaron a un ejército que les doblaba en número. Ya sin enemigos en tierras turcas y entrado el invierno se merecían un descanso y disfrutar del botín obtenido.

Llegada la primavera su misión era liberar a las ciudades de Asia sitiadas por los turcos y así fueron haciendo aún más grande su leyenda dándose el caso de que muchos turcos abandonaban los asedios en cuanto sus rastreadores avisaban de que llegaban los almogáraves, les tenían más miedo que al coco.

Pero los turcos eran muy superiores en número por lo que habría una batalla decisiva en la que Rutger von Blume contó con la ayuda de más de mil almogáraves valencianos y aunque fueron muchas jornadas de sangre y masacre para ambos bandos se ganó a los turcos.

Ya sin ciudades a las que ayudar y turcos a los que aniquilar regresaron a Constantinopla y su líder Rutger von Blume fue nombrado Cesar y se unió a su ejercito mil almogáraves más que provenían de Aragón, y es que no olvidemos que en tiempos de paz estos hombres con sus familias eran de lo más problemático que cualquier reino podía soportar, así que mejor todos lejos combatiendo que en casa dando guerra.

Estos mercenarios eran gloriosos guerreros que en Constantinopla además de admiración por su valentía y triunfo con los turcos comenzaban a ser pasto de la envidia y cada vez tenían más enemigos, los propios griegos que les fastidiaba que los honores fueran para extranjeros, los genoveses que no olvidaban aquel agravio en el que fueron derrotados y los alanos que no los soportaban triunfantes.

Así que la tragedia se mascaba y una conspiración de todos contra uno hizo que en una trampa mortal su Cesar Rutger von Blume y más de 200 altos oficiales de los almogáraves fueran muertos en masacre sin igual dada en una mesa llena de comensales hambrientos de venganza.



Un ejército se dirigió a Galípoli para terminar con los almogáraves y allí se fraguó una de las batallas más crueles de la Edad Media ya que una vez muertos los embajadores que buscaban explicaciones de la muerte de su Cesar y los más de doscientos oficiales, los almogáraves tomaron la batalla como una venganza justa y necesaria.

Fue la que conocemos hoy como la Venganza Catalana y es que los mercenarios tomaron la decisión de quemar sus naves en señal de que no había vuelta atrás, muerte o victoria ante los que habían matado a sus líderes.

No hace falta que se lo cuente, pero los almogáraves dejaron un reguero de sangre espectacular en la que los muertos fueron miles y la venganza se llevó a cabo contra todos los conspiradores.

Así que en el año 1308 ya eran un ejército consolidado e independiente, que sólo irán a la batalla por oro y botines jugosos ofrecidos por el mejor postor.

Atenas los contrató para luchar contras los bizantinos, pero no pagaban por lo que el ejército de mercenarios almogáraves tomó la decisión de conquistar el Ducado de Atenas.


Aragón y Sicilia sabían de la fuerza y necesidad de mantener buenas relaciones con este ejército por lo que les pagaba puntualmente durante largos años en los que Grecia hasta el 1388 vivió el dominio de la corona de Aragón en su tierras.



Y así amigos entendí perfectamente porqué esos títulos que posee nuestro monarca son las marcas de nuestro pasado que afloran siempre para conocer mejor nuestra historia.

8 comentarios:

  1. Madre mía los almogavares eran tan buenos como los espartanos jeje:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hijo si fuéramos americanos en vez de españoles verías grandes películas de nuestra historia. Ya sabes que hasta las aventuras del Cid las tuvieron que inventar los americanos y eso que son bien nuestras.
      Un beso hijo

      Eliminar
  2. Conocía la historia de este ejército de legionarios medievales, sufridos y capaces de enfrentarse a todas las adversidades. Interesante historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice mi hijo amigo Valverdedelucerna estos no tienen sombra en comparación a los espartanos y es que España ha tenido de todo ;-)).
      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  3. Senovilla,

    Una de las mejores tropa de Infantería de la historia. Apasionante como no las has traido a tu rincón. Por el poder que me otorga Pedro III de Aragón, queda vd. nombrado con el rango más alto, Adalid.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien sienta este ascenso a General, sobre todo si uno esta a las ordenes y en compañía de los mejores amigos.
      Un abrazo Felix

      Eliminar
  4. Tan valerosos eran los almogávares que los catalanes se disputan la paternidad con los aragoneses. Y claro, entonces todo era el Reino de Aragón, Cataluña no existía como reino.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues amigo Cayetano, queda muy claro que eso de reescribir la historia no se les da nada bien, sobre todo para los que aprenden "fantasmadas" ja,ja,ja.
      Un abrazo amigo

      Eliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail