Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

16 de febrero de 2015

La Mula Incivilizada de España

Así aún se recuerda a nuestro protagonista de hoy, una mula incivilizada de las montañas que derrotó a los musulmanes, por supuesto que los que lo recuerdan así son del mundo islámico, pero aquí todos lo conocemos y recordamos como Don Pelayo.



Un personaje sin lugar a dudas de lo más significativo para España y de lo más endemoniado para aquellos musulmanes que además de ensalzar a sus propios héroes, también escribían sus propias baladas sobre sus enemigos y este hombre Don Pelayo fue el artífice de que naciera nuestra España actual, por ello su recuerdo está lleno de mitos y leyendas entre el mundo cristiano y el propio musulmán, cada cual defendiendo lo que significó Covadonga.

El último rey godo dio pie a la aventura de Don Pelayo, era Don Rodrigo sobre el que también corren cientos de leyendas sobre su muerte y a mi me encanta contar la de los candados en la que por lo visto existía en Toledo una torre en la que había una puerta que daba acceso a una sala misteriosa y que cada rey godo que gobernó le iba poniendo un candado para que nadie franquease la misma, pero dicen que a Rodrigo la curiosidad le pudo tanto que una noche comenzó a violar candado tras candado hasta entrar en las entrañas de aquella sala tan extraña y protegida por el misterio. Allí encontró un arca que contenía un pergamino y en el mismo ponía: Si se viola esta cámara y se rompe el encantamiento que esta arca contiene, las gentes pintadas en las paredes invadirán España, derrocarán a sus reyes y someterán a todo el país. En aquellas paredes había figuras pintadas de caballeros árabes y el maleficio se cumplió y la península quedó a merced de los musulmanes.

Bien, es una leyenda, pero que bonita para que algo de verdad se esconda entre lo que cuenta, tanta verdad como que Don Pelayo fuera el último rey Godo y el primer rey de la nueva España que tras Covadonga iba a surgir.

Poco sabemos de este personaje pues mitos, leyendas e historias que ensalzan con cuentos nuestra historia no hacen más que confundir la realidad.



Cierto es que era hijo de un tal Duque Favila y que así encontramos un vínculo con el rey godo Don Rodrigo, aunque es poco posible que a este rey le sirviera pues los astures ya se habían rebelado contra el rey Wamba por motivos territoriales y de poder, pero muchos historiadores sitúan a Pelayo junto a Don Rodrigo como un espatario más en la batalla de Guadalete.



Y además deducimos que Pelayo no es un nombre que provenga de los germanos, más bien puede llegar del mundo hispano-romano, pues Pelayo en griego significa marino y los lingüistas aseguran que así este nombre era de lo más común entre los pueblos del noroeste peninsular.

Les he contado que el rey godo Wamba no se llevaba muy bien con el Duque Favila y que por ello le intentó quitar la vida y terminar con toda su familia, quizá ese fue el motivo por el que algunos historiadores sitúan a Pelayo en peregrinando en Jerusalén para evitar su muerte, pero Wamba murió a tiempo y Rodrigo llegó al poder y Pelayo pudo regresar y quizá servir así a su rey.

Todos ustedes saben la historia de la batalla de Covadonga y aquí no se la voy a repetir, eso sí a mi me hace ilusión pensar que Don Pelayo cuando regresó a su hogar, Asturias, se encontró conque ya no quedaba nada de lo que había conocido en su niñez y que posiblemente fuera elegido rey de unos pocos para salvaguardar sus pocos campos y tierras que aún no estaban bajo el yugo de los musulmanes.

Tras la batalla que ustedes conocen se da por finalizado al completo el paso de los godos por la península y nace el mundo cristiano con un nuevo rey de Asturias, Don Pelayo, una mezcolanza del viejo sabor a godo y aroma renovado de un mundo nuevo que hará de nuestra reconquista una de las historias más bellas y trepidantes.

Esa mula incivilizada de España sigue siendo un demonio para algunos extremistas que sueñan con reconquistar con la violencia un pasado perdido y hoy por desgracia es actualidad y quizá buen momento para acometer todo lo bueno y lo malo que dejó el pasó de la historia durante toda la reconquista.

Les dejo el escudo de Gijón que recuerda en su ciudad el paso de Don Pelayo y que muchos niños se maravillan al conocer toda su historia.


Siempre es bueno saber de dónde venimos para adivinar hacia dónde vamos.


16 comentarios:

  1. Posiblemente la célebre batalla de Covadonga no fuera ni una contienda espectacular y milagrosa, al gusto épico de los vencedores, ni una simple escaramuza como la pintan los vencidos. Algo en su justo punto central. Como se dice coloquialmente: "ni pa ti, ni pa mí".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro que a ti y a mí nos hubiera encantado estar ahí, hay algo lleno de misterio y leyenda que supera la historia y sería bonito descubrirlo.
      Un abrazo querido amigo

      Eliminar
  2. Es cierto que muchos de estos hechos no sean históricos, pero a mí me gustan las leyendas, porque dejan un halo de misterio y de literatura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos amigo Valverde, ese halo de misterio da rienda suelta a nuestra imaginación y así disfrutamos aún más de la historia.
      Un abrazo amigo

      Eliminar
  3. Cantabria y Asturias son España, lo demás es tierra conquistada, decía una canción que yo sabía y casi e olvidado.
    España llena de leyendas y de sangre derramada, por ser tan apetecible a los diferentes invasores que a lo largo de la historia la conquistaron o lo intentaron. Hubo reyes que llevaron sus dominios a países lejanos y en sus dominios no se ponía el sol. España sigue siendo apetecible aún, y es curioso en cuantos pedazos se la están repartiendo ahora, y no vino nadie de fuera a fragmentarla. Y como la están vendiendo descaradamente, pero sobre todo llama la atención la lucha por mandar, la falta de disciplina, la falta de escrúpulos.¿Como hablará la historia de esta España actual?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ines es complicado saber que contarán de España a nuestros bisnietos ya que nunca somos conscientes del momento actual en el que vivimos, siempre a toro pasado tras unas décadas sí que podemos decir yo estuve ahí.
      Un abrazo Ines.

      Eliminar
  4. Probablemente, como citas, don Pelayo se tratase de un noble visigodo bien situado y reconocido entre sus conciudadanos por la cercanía al fallecido Rey y por su poder en la zona asturiana, por lo que a la muerte de éste y tras el desmoronamiento del Reino Godo sería elegido como un primer inter pares al ser ya, de hecho, un hombre reputado. Posteriormente, tras la batalla de Covadonga y la confusión que crea el paso de los años, su figura fue poco a poco mitificada con el asentarse de su dinastía en el trono. Unos pocos rebeldes o supervivientes godo-astures que fundaron una nueva entidad territorial y sembraron el germen del país en el que hoy vivimos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bonito CAROLVS II es no ceñirse a algunos historiadores que afirman que la batalla de Covadonga no existió como tal, que simplemente fue una escaramuza de unos pocos...y quizá así fuera. Hablando de historia para entenderla como haces tú con Carlos II es necesario sumergirse de lleno en aquellos tiempos y entender todos los contextos en los que se desarrollaron los hechos, es la única forma de intentar comprender lo que pasó.
      Un abrazo amigo

      Eliminar
  5. A medio camino entre la verdad y la leyenda, que duda cabe de que es un estardante de esta patria nuestra y que inspiro a las generaciones futuras. La historia se distorsiona dependiendo del número de recursos con el que contemos, pero seguro que hubo mucho de lo que cuentas... La leyenda del candado es preciosa por mal agorera que fuese.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felix, la leyenda de los candados oculta algunas verdades de aquel tesoro visigodo que aún hoy muchos buscan desesperadamente, en especial para los que persiguen todo lo referente a Salomón. Algo de verdad tienen las leyendas y de esta me encanta como describe que existía una sala llena de tesoros seguramente procedentes de Roma.
      Un abrazo amigo

      Eliminar
  6. Interesante personaje el que se oculta tras el mito. Tampoco parece claro que fuese de estirpe goda, algún historiador árabe se refiere a él como el "asno cantabro. Y alguna versión asegura que se rebeló contra el walí de Oviedo porque este convirtió en concubina a su hermana.

    Fuese quien fuese, y fuera la razón de su rebeldía la que fuera, fue un tipo de una sola pieza, y admirable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rodericus, Don Pelayo tiene mucho de mítico ya que el cristianismo usó continuamente figuras a las que seguir y que dieran valor a sus tropas en la lucha, pero sin duda para mi entender sí que existió y a buen seguro tuvo que ser un personaje admirable para la época que vivió.

      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  7. Nunca hay que olvidar la propia historia. Así nos va en España, por haberla dejado, junto con la lengua y las humanidades, arrinconada y mal explicada hasta el punto de que haya tanto hortera que se avergüence de ella.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Carlos, eso es lo más horrible que está pasando, entre que nos hemos vuelto unos finolis y no podemos expresar que de aquí se expulsó al moro para no ofender a nadie y que luego en la educación cada cual cuenta la historia según la editorial del libro de estudio que interesa así nos va. España en sus siglos de existencia tiene una de las historias más ricas y dignas de ser contadas, quizá sea uno de los países que más se olvida de ella por la forma de querer un futuro que no nos ate a todo aquello que alguna vez fuimos.
      Un abrazo amigo

      Eliminar
  8. Bonita leyenda, sin duda la del rey mítico Don Pelayo, pero la verdad es que la historia según la orilla de la que se vea, es una cosa diferente, cada quien dará su versión según su acomodo y sus intereses...

    Me gusta la historia y la forma en que la cuentas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Cadel.
      Historia y leyenda forjan la imaginación para acomodo de todos, pero sin duda es una forma entretenida de entender el pasado.
      Un abrazo

      Eliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail