Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

8 de octubre de 2012

Del Ajedrez a las Matemáticas

A todos estos niños les queda dar un gran paso que no es otro que el del Ajedrez a las Matemáticas y pronto lo conseguirán.


Ellos aún no lo saben pero las matemáticas sin darse cuenta irán apareciendo en el tablero y les hará ser más competitivos y sobre todo más eficaces en su juego.

Hemos de partir de la base de que en el ajedrez el que no tiene un plan pierde la partida y en este campeonato hemos visto a los niños perder muchas partidas cuando han jugado casi por inercia pero sin marcar un plan adecuado contra el rival.

Existen varias teorías en el aprendizaje del ajedrez, unas defiende que si es bueno saber aperturas y defensas y otras que defienden la propia inercia del juego, cada profesor tiene su librillo para los jóvenes y ambas posturas son válidas por ello que se notaba gran diferencia entre las diversas escuelas que competían en este campeonato.

Lo realmente cierto a vista de un pequeño ignorante que les escribe es que el jugador ha de perder su miedo ante el tablero y para ello debe tener un plan, que bien puede ser dominar el centro, atacar el enroque o simplemente defender el rey con todas sus piezas, pero tener un plan, sin un plan al final la partida carece de sentido aunque sea ganada y las matemáticas tardan mucho en aparecer por si solas en el tablero.

Opino que se debe combinar ambas tendencias de aprendizaje con un conocimiento elemental aunque sea escaso de unas cuantas aperturas tanto en jugadas con blancas como con negras ya que a partir de las 10 primeras jugadas que marcan el inicio de una partida, el tablero y sus piezas dan paso a las matemáticas sin que estos niños se percaten de ello.

Por todo esto se vieron grandes partidas, finales apoteósicos y sobre todo ajedrez del bueno, del que se aprende a base de jugar y dejar que las matemáticas hagan las triangulaciones dentro de la lógica que es este juego tan difícil de explicar, tan complicado de dominar y tan sencillo de disfrutarlo.

Queda mucho por enseñar a estos jóvenes pero poco a poco se están convirtiendo en grandes jugadores, aún les queda saber que el reloj deben dominarlo y que tiempo tienen de sobra para mover, pero todo a su tiempo, poco a poco.

En el siguiente vídeo podrán observar que mueven demasiado rápido y eso que es el comienzo de la partida y uno se pregunta ¿Será que ambos tienen claro su plan o simplemente ya las matemáticas van emergiendo en el tablero?


Como siempre da mucho gusto ver a tantos niños jugando al ajedrez, todos con una ilusión tremenda en el que cada victoria les hace subir la adrenalina y cada derrota les sirve para entender que la mejor forma de aprender en este juego es jugando al ajedrez.

8 comentarios:

  1. Hola José Antonio.

    El ajedrez ayuda mucho a los niños a la hora de abrir la mente hacia las matemáticas y el estudio en general, al igual que para el futuro, ayuda a organizarse mejor.

    Tuve la suerte hace unos cuantos años, de dar clases de ajedrez en un club privado a los niños y los resultados son verdaderamente asombrosos.

    En el vídeo se ve claramente que empiezan a dominar los inicios de las aperturas y por eso juegan más rápido en esas partidas contra reloj, porque son movimientos que ya casi se saben de memoria.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Európides de ahí, de esa velocidad automática es lo que destaco en el vídeo, su plan a sí nunca puede funcionar ya que no respetan que el adversario también tiene su plan y es ahí cuando han de pensar y no por sus movimientos sino por los del adversario.

    Cierto que les ayuda en todo lo que son los estudios en general, pronto será parte de una asignatura en los colegios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo que puede ayudar mucho a la formación de un niño, aunque yo no tengo ni idea de jugar.

    ResponderEliminar
  4. Mamuma pues ánimo y aprender un poco así algún día echamos una partida virtual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo siempre he sido de cancha más que de tablero pero he de decir, que viendo una buena partida de ajedrez, la gozas un rato.
    Un saludo Jose.

    ResponderEliminar
  6. Yo juego al ajedrez desde pequeño, pero creo que jamás he conseguido ganar una partida. Y disfruto jugando, me encanta, pero reconozco que soy un negado y que las dos veces que he dado mate en 30 años, ha sido porque quien tenía enfrente debía pensar que mis absurdos movimientos debian esconder alguna táctica desconocida hasta hoy... y se quedaba noqueado.
    Hoy le enseño a mi hija (ella está en la ONCE, es casi ciega)... y te aseguro, compañero, que es una experiencia IMPRESIONANTE.
    Un abrazo muy cordial.

    ResponderEliminar
  7. Jesús un abrazo amigo y gracias por compartir lo personal con todos nosotros, ya leí el otro comentario también y espero con ganas poder leer ese homenaje a la ONCE.

    Un abrazo para ti y tu pequeña que a buen seguro será una gran jugadora de ajedrez.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail