Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

17 de octubre de 2012

La Palestra esa escuela que les falta a nuestros Políticos

Salir a la Palestra es una frase hecha que todos a groso modo entendemos, se trata de aludir así a alguien que sale en defensa de ideas o sorprende por contar algo que debiera ser conocido por todos y no lo es.

El término Palestra tenemos que buscarlo en sus orígenes en el antiguo mundo Griego y después en el Imperio Romano ya que era el vocablo utilizado para llamar a esos lugares que acogían espectáculos deportivos o simplemente eran espacios de entrenamiento.

Más adelante la Palestra pasó a ser la denominación de las escuelas de gimnasia o lucha para los más jóvenes y a buen seguro centros de preparación de gladiadores.

Pero aquellos antiguos romanos no sólo pensaban en la lucha o el deporte, también estaban inmersos en la dialéctica, en la elocuencia de los debates, de los discursos, así que practicar y entrenar la retórica era una estupenda asignatura para ser un gran político o un buen militar, por ello las escuelas que se dedicaban a enseñar este arte parlanchín se llamaron también Palestras.

Algún lector entrado en años podrá recordar más de un concurso literario en España que también usó este nombre para definirlos ya que en ellos se valoraba mucho esa elocuencia, el buen uso de la habilidad con el verbo y la intensidad puesta en los debates defendiendo actualidad y sin duda alguna intelectualidad.

Hoy añoramos esa falta de asistencia de los políticos a la escuela del buen orador, del gran transmisor y sobre todo esa falta de confianza que da siempre el que defiende cualquier ideal con cientos de argumentos.

En España carecemos de políticos capaces de salir a la palestra para animar a los ciudadanos, para enseñarles que el final del túnel aparecerá pronto.


Y ciertamente ese final puede estar algo lejano aún en el tiempo pero es tan necesario escuchar a algún dirigente que se lo crea, que se vea y muestre verbalmente que lucha por ello, que convenza de que todos los sacrificios darán una vuelta significativa a nuestro futuro.

Pero amigos aunque el túnel parezca que acaba no tenemos políticos que hayan ido a una buena palestra de oradores, de transmisores, que tengan dominio del verbo, que se hagan entender y que defiendan lo que hacen con la convicción contagiosa de los que necesitamos saber si de verdad vamos a dejar este túnel oscuro para vislumbrar algo de luz en el futuro.

Hoy salí a la palestra con verbo sencillo y oratoria moderada, ellos, los políticos, no se merecen mayor esfuerzo vistos sus actos y tantas carencias en sus discursos.

10 comentarios:

  1. Amigo Senovilla sabes bien que te admiro y respeto.Eres un hombre con una sabiduria y talante que ya quisieran para si muchos.Pero hoy en esta entrada te tengo que llamar inocente,as pecado de ello.Con talante te lo digo y sin animo de ofender.
    Los politicos españoles tienen la leccion bien aprendida y se manejan bien con la retorica y los discursos porque si no los que votamos somos idiotas perdidos.
    Si no explicame que pasando lo que pasa en Valencia,Andalucia,Cataluña y demas autonomias españolas en vez de colgarlos todavia les voten.Explicamelo porque mi neurona,la unica que me funciona,no lo entiende.Estan viendo lo que hacen,lo que roban,los chanchullos y los recortes para beneficiar a los ricos y todavia les votan.
    O es que son unos oradores del copon o es que somos gilipollas hasta decir basta,yo me inclino por lo segundo.
    Un abrazo y espero no haberte ofendido

    ResponderEliminar
  2. Por si se quiere ampliar y/o conocer otra, aunque similar, definición: http://rayajosenelaire.blogspot.com.es/2010/09/palabras-con-historia-palestra.html

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Jo Chema como pasa el tiempo, he leído ese artículo y me ha traído recuerdos de algo que quizá no vuelva tal y como está este mundo digital.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Gonzalo hoy somos tan ignorantes que nos conquistan más las tertulias televisivas que venden ideología que la oratoria de un político. Somos tan atrasados moralmente que vemos como imputados en causas judiciales vuelven a ser votados. Y sí amigo, somos tan pasotas por no decir gilipollas que lo único que nos preocupa es lo nuestro y no la situación tan jodida en al que estamos inmersos todos quizá fruto de esa misma preocupación por lo propio y dejando al olvido lo ajeno.

    Un abrazo ya sabes que tus comentarios enriquecen aunque a veces peque de inocente ;-))

    ResponderEliminar
  5. Los grandes oradores quedaron en los pueblos y parieron eso que llamamos "sabiduría popular".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. El origen de las palestras es griego no romano.

    ResponderEliminar
  7. Gracias anónimo subsanado el error.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Javier pocos quedan amigo, muy pocos, menos mal que el pueblo ha heredado la sabiduría popular.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que nuestros políticos tienen palestra para dar y regalar, lo que ocurre es que están jugando con los ciudadanos y ¡ya basta!
    Un abrazo mi querido amigo Jose TQM,

    ResponderEliminar
  10. Amiga Roscanaria yo cada vez que les escucho no acabo de entender nada de su contenido, repiten siempre lo mismo y buscan culpables en vez de soluciones no saben orar y lo peor en estos momentos "ilusionar".

    Un abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail