Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

30 de enero de 2008

L-21 Una Basura Espacial

Información de WASHINGTON (AFP) dada el lunes 28/01/08:

El satélite espía estadounidense L-21 que está por abandonar su órbita debe estrellarse sobre la Tierra a finales de febrero o inicios de marzo, según las estimaciones del Pentágono, informó el lunes uno de sus portavoces, Bryan Whitman.

Estamos al tanto, seguimos la situación, nos tomamos en serio nuestras obligaciones relativas al espacio, que es crucial para la defensa nacional estadounidense, comentó.

La caída de este satélite ha suscitado inquietudes sobre la posibilidad de contaminación de la atmósfera en el lugar del impacto.

Ante esta noticia y para evitar el pánico, pocas horas después, las autoridades estadounidenses descartaron la posibilidad de que la caída del satélite espía L-21 de EE UU, lanzado en 2006, represente peligro para zonas pobladas de la Tierra.

Gordon Johndroe, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, indicó que el satélite se desintegrará y que si los trozos sobreviven el calor del reingreso en la atmósfera, la mayor parte se precipitará en los océanos.

Dado que el 75% de la Tierra está cubierto por el agua y que gran parte del territorio está deshabitado, la probabilidad de que alguno de sus trozos caiga en zonas pobladas es mínima.



Whitman recordó que desde hace 50 años han reingresado en la atmósfera terrestre alrededor de 17.000 objetos creados por el hombre y que ninguno de ellos ha causado algún problema grave.

El satélite conocido como L-21, fue puesto en órbita desde una base de la Fuerza Aérea en 2006. Su órbita ha caído más de 70 kilómetros y se encuentra girando a una distancia de 270 kilómetros del planeta.

La preocupación por la suerte que corran los restos del satélite reside en el hecho de que nunca funcionó y que lleva a bordo combustible de cohetes.

En dicho combustible es donde hay más peligro, pues es tóxico por que puede contener HIDRAZINA y que dicho combustible no se haya consumido sería lo más lógico porque el satélite nunca lo habría usado al quedar a la deriva.

Esperemos que tengan razón y no se causen daños a la población, porque aunque las posibilidades son pocas, es como la primitiva, siempre hay a alguien que le toca el Gordo, en este caso la basura espacial que tan mal controlamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail