Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

25 de noviembre de 2013

ZOW el hombre sin Miedo

Hoy les traigo una historia que a buen seguro les hará soltar alguna lagrima y meditar sobre aquellos hombres que tuvieron que sobrevivir a un siglo XX lleno de muerte y desesperación.

Corría el año 1901 cuando nació un niño que estaba destinado a ser un héroe en el siglo recién comenzado que nos dejaría a todos el mal sabor de boca de dos guerras mundiales y una Europa excesivamente convulsa y cambiante.

Tomasz SerafDski es nuestro protagonista pero nunca existió como tal ya que realmente sus padres le llamaron Witold Pilecki pero no le quedó más remedio que cambiarlo para proteger a su familia ya que sus misiones serían tan peligrosas tanto para su propia vida como para la de los seres más queridos y cercanos.


Nuestro protagonista pronto entró a filas, bien jovencito se integró en el ejército polaco durante su segunda república pasando a ser uno de los confundadores del Ejército Secreto de Polonia.

Pero nos vamos a centrar en su paso por La Segunda Guerra Mundial que estaba haciendo mucho daño y todos sabían que lo que ocurría en los campos de concentración nazis era inhumano; así que amigos nuestro protagonista ideó un plan valiente, atrevido y suicida que entregó a sus supervisores.

Consistía en introducirse nada más y nada menos que en el Campo de Concentración de Auschwitz, hacer de caballo de Troya y así poder informar de todo lo que sucedía en directo y a pie de campo de las barbaries y planes de aquellos nazis para así la Resistencia tener información exacta de cada movimiento.

La idea fue aprovada de inmediato, corría el día 19 de septiembre del año 1940 y el mejor hombre para esta misión era el mismo que había descabellado semejante misión suicida.

Nuestro protagonista Pilecki se dejó capturar en una de las muchas redadas alemanas que se hacían en Varsovia y fue trasladado junto a miles de personas más a los cuarteles nazis dónde sufrieron todos torturas indescriptibles e insoportables, muchos de allí no salían vivos y los que lo conseguían tomaban destino a Auschwitz tras ser marcados con un número de serie como al ganado.

El 4859 era el número que nuestro protagonista tuvo que llevar en antebrazo de por vida en recuerdo de su valentía, pero esta aún no había hecho más que comenzar ya que lo más fácil era entrar en el Campo de Concentración, ahora quedaba la temible misión de sobrevivir para poder perpetrar su plan.

Su hábil inteligencia pronto le permitió ocupar puestos en los que daba servicio a los nazis y así poder librarse de una muerte inminente como las de cientos de personas que allí perecían sin contemplación alguna a diario. Creó la Unión Clandestina de Organizaciones Militares que todos conocemos como ZOW.

Estaba organizando un grupo de voluntarios dispuestos a ayudar a todos los polacos que sufrían el martirio en aquella cárcel con olor a muerte, pronto todos los componentes de ZOW estaban en puestos cercanos a los nazis en los que obtenían noticias frescas para pasar al exterior, para ayudar a la resistencia a resistir. 

El control dentro del Campo de Concentración era en aquellos días dominado por ZOW y la información no quedaba sólo en Varsovia, llegaba hasta Londres para poder organizar un ataque.

Un manitas fue capaz de construir una radio que se ocultaba en el hospital y que ayudó mucho a la hora de transmitir las novedades, pero Pilecki consiguió aún más, aunó toda la resistencia interna que había en aquel Campo de Concentración fuera cual fuera el país de origen de aquellos hombres y mujeres que estaban en los huesos pero con la moral puesta en una posible liberación exterior gracias a sus enormes sacrificios ante la tiranía nazi.

ZOW contó en su apogeo con más de mil personas, pero aún tenían que pasar muchos meses para dar por finalizado el plan original, la invasión y liberación por parte de la resistencia.

A Pilecki se le acaba el tiempo y no le quedó más remedio que preparar su fuga aprovechando un fallo de seguridad en la panadería. Con toda la información dio cuenta detalladamente a sus jefes de todo lo conseguido, de la situación actual y mortal que les devenía a los prisioneros.

Como siempre los que más mandan no aceptaron como deseaba Pilecki finalizar su plan y así que tuvieron que pasar aún muchos meses más para ver liberalizado Auschwitz.

Nuestro protagonista aún era soldado y por ello que teniendo el mando de la Segunda Compañía de la sublevación que hubo en Varsovia allá por el 44 se dedicó a machacar a los alemanes, pero circunstancias curiosas de la guerra le hicieron caer prisionero de los rusos ya que la URSS se apoderó de Polonia.

Pilecki había nacido para ser un héroe por ello que nunca se vino abajo, superado Auschwitz, debió de pensar, superado todo, así que creó de nuevo una red de inteligencia para enviar información a la resistencia de Polonia.

Tras su liberación nunca optó por el retiro, continuo con misiones suicidas y en el año 2947 fue capturado esta vez por el servio secreto de Polonia que lo sometió a las más temibles torturas sin poder conseguir nunca ningún tipo de confesión, este hombre sabía bien guardar un secreto.

Por desgracia había una forma cruel de castigar a nuestro héroe, la condena a muerte, así que fue ejecutado el 25 de mayo del 48, siendo su cuerpo tirado en una bolsa al vertedero de Varsovia.

Moría así Pilecki y por desgracia Tomasz SerafDski pasó a ser parte de nuestra historia que hoy nos gusta recordar y entender las penurias que se pasaron en Europa en uno de los siglos más crueles desde su existencia.


6 comentarios:

  1. Pues si que fué valiente y no mereció terminar así, pero las guerras son tan crueles y ocurren tantas atrocidades que cuesta entender como los seres humanos son capaces de hacer algo así con sus semejantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una etapa de nuestra historia deleznable pero necesaria tenerla presente en los estudios para que nuestros hijos no repitan nunca semejante atrocidades.
      Un abrazo Ines

      Eliminar
  2. Jo, esto es valentia y audacia a raudales. Hay que tenerlos bien puestos para acometer las empresas en las que se embarcó, para quitarse el sombrero...

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a héroes silenciosos y olvidados tenemos un mundo mejor.

      Un abrazo amigo

      Eliminar
  3. Lo hecho narices el tio por no decir otra parte provocativa....

    ResponderEliminar
  4. Así es amigo Gonzalo, ante la adversidad nada como la valentía.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail