Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

24 de junio de 2013

Mujeres listas como el Hambre

Las mujeres son más listas que el hambre y siempre lo he aseverado desde que veo como mi niña es capaz de solucionar los problemas más rápidamente que el metódico de mi niño y es que esa inteligencia y facilidad para todo es innato en ellas, me quito el sombrero.

Hoy me he acordado de la historia de una viuda que voy a compartir con ustedes.

Un granjero lleva su camioneta estropeada al pueblo y en el garaje le dicen que hasta mañana no podrá recogerla, así que tiene que volver a su granja andando y como su granja no queda muy lejos decide pasar por la ferretería a comprar un balde y un tarro de pintura que le hacían falta.

Pero allí, en la ferretería se encuentra con la encargada que además de venderle lo que necesitaba quería devolverle un favor y le entregó dos gallinas y ganso que le debía.

La imagen del granjero al salir de la ferretería era todo un cuadro, tenía un balde, un bote de pintura y dos gallinas y un ganso y no sabía como llevar todo en el camino a su granja.

Una señora madura y viuda para más señas se le acerca y le dice, ¿Por qué no te colocas una gallina debajo de cada brazo y llevas el ganso en una mano y con la otra sujetas el balde con el bote de pintura dentro?

Así lo hizo y como se apañaba bien comenzó a caminar hacia su casa, en esto que esta señora iba por su mismo recorrido en dirección a la suya.

Al rato de su larga caminata él le dice a ella: Señora conozco un atajo que nos viene bien a los dos, si quiere lo podemos coger y así nos ahorramos un par de kilómetros.

Ella algo desconfiada le responde: Mire yo soy viuda y no tengo un hombre que me defienda así que no sé si esto es una treta para engañarme y que me ponga usted contra un árbol para abusar sexualmente de mí.

Pero señora le respondió el granjero, como puede usted pensar eso y además no me ve que estoy cargado con el balde, el bote de pintura, las dos gallinas y el ganso. Es imposible que pudiera hacer algo más que andar durante nuestro camino.

Ya, ya dijo ella, pero si pones el ganso en el suelo lo tapas con el balde y colocas la pintura encima del balde y además yo te aguanto las gallinas.....

No sé como acabó la cosa, pero a buen seguro que han visto ustedes que a la hora de organizarse las mujeres nos sacan tres pueblos y medio.

1 comentario:

  1. Por supuesto, sin ninguna duda. La duda la tengo con la señora en cuestión...
    Un cariñoso abrazo:)

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail