Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

7 de agosto de 2010

Pena de Juventud

Me sigue dando mucha pena parte de nuestra juventud, no quiero generalizar, pero hay unos cuantos que más que pena llegan a dar asco.

Creo que muchos de ustedes, queridos lectores, han sido jóvenes como un servidor y han hecho de las suyas, como todos, lo hemos pasado muy bien y hemos tenido unas resacas de órdago.

Pero ver esto me da mucha pena y a veces asco, cuando uno ve que en un fin de semana ha muerto un muchacho joven en la carretera por las drogas o el alcohol es jodido, pero cuando ve que un criminal de estos se ha llevado por delante a un conocido o ser querido tiene que ser una sensación casi inhumana de mucho dolor e impotencia, todos sabemos que poco les va a pasar y poco van a pagar a la sociedad por sus actos.


Así está una parte de nuestra juventud, estos son los que van a sacar nuestro país adelante, los que van a pagar nuestra jubilación y lo que es peor, en la carretera se llevarán por delante un día de estos a cualquier inocente.

La Policía y Guardia Civil hacen lo que les marca la Ley, unos puntos con unas sanciones y control superado para ellos, al siguiente fin de semana más de lo mismo y mucha frustración para estos agentes conocedores de lo peligroso que es ver en nuestras carreteras a estos impresentables.

Sólo nos queda el consuelo de que nuestros jóvenes en su gran mayoría, saben divertirse sin llegar a los extremos de estos ya "presuntos delincuentes".

Me recordó mi amigo El Tejón que tengo pendiente un post de buen humor para pasar un verano muy divertido, pero con estas imágenes creo que lo dejaré para mañana o para pasado, pues muchos de los que visualizan  estos vídeos "van y se ríen", pena de juventud.

Sí que yo también he sido joven, las he liado pardas, pero nunca hemos llegado a los extremos que se están llegando y lo que es peor, cada vez está cualquier esfuerzo perdido.

No sé si ustedes verán algún remedio ante esta situación, quizá un cambio en la Ley para que esta sea muy dura, quizá un cambio en el castigo y no sea un paseo militar su estancia en la cárcel, me gustaría saber su opinión y sobre todo a los padres, ya que yo lo soy, ¿Qué podemos hacer ante esto?, nuestros hijos pueden ser unos benditos, pero como tengan amigotes como estos estamos aviados.

Opine libremente como siempre y si es usted joven, deje su visión sobre estos también jóvenes "perdidos" en el mundo de la droga y el pasotismo.

33 comentarios:

  1. No puedo evitar contestarte hoy, precisamente cuando yo también he escrito al respecto.
    Sabes que las cosas no están tan mal, aunque por desgracia lo normal empieza a ser lo que hace años considerabais 'extremo'.

    Te lo digo desde la experiencia de estar viviéndolo y mi consejo es que para que estos casos no sigan multiplicándose los siguientes deben aprender de los errores cometidos.
    La pelota está en el tejado de gente como tú, que tienen a unos hijos estupendos y necesitan ser 'guiados'.

    Espero que te sirva como humilde opinión de un joven.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Menos mal Logio que estos son minoría, pero hacen mucho daño.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo me los he topado mas de una vez en la noche y nunca me han dado pena pero si mucha lástima.

    ResponderEliminar
  4. Luis, claro que tu opinión es muy válida, además soy consciente de que muchos jóvenes están muy maduros para saber hasta dónde se puede llegar, pero no sé, algo falla y aún ningún Gobierno a puesto dureza en este tema, y el daño social que pueden hacer es grande, la muerte en nuestro país aún sale demasiado barata.

    Gracias Luís y como padre sabes que haremos todo lo posible por abrir bien los ojos a nuestros peques.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Logio, lo peor no es topárseles, lo peor es ser víctima de uno de estos en la carretera y luego saber que sus "penas" son una autentica mierda y eso lo sabemos todos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Como sociedad hay que hacer que no les merezca la pena hacer eso. Leyes duras. Qué hay de malo?. POrque el respeto a la vida de los demás es lo mismo que el amor por la propia vida. Pero eso no lo enseña la ley.

    ResponderEliminar
  7. Cuando veo estas cosas prefiero pensar en los pabellones y canchas con jovenes sanos, praticando sus deportes favoritos y llenos de vitalidad.
    Saludos y gracias por el enlace.

    ResponderEliminar
  8. Justine y Tejón, yo cuando veo esto me acuerdo de las Cárceles americanas y los trabajos forzados picando piedra, allí dos años serían suficientes para que recapacitasen sobre su vida.

    Tejón el enlace es un placer y el post prometido una obligación que deseo hacer.

    Un abrazo Justine y Tejón

    ResponderEliminar
  9. Cuando hablo de este tema con algunos amigos, me dicen que soy demasiado severo. Creo que no, aplico para todos lo que apliqué con mis hijos y con mis alumnos. Nadie nace aprendido, la educación es fundamental.

    Lo peor de todo es que se ha perdido el respeto. Son muchos los jóvenes que, cuando llega el viernes, dejan la diversión en manos del alcohol y de las drogas, pierden el control, no son dueños de si mismos.

    Lo malo está en que el castigo no es la solución, nunca lo fue. La solución está en la educación y hay muchas familias que no saben lo que son los valores. Hemos llegado a un estado en el que es muy difícil cambiar las normas de actuación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Padres y profesores somos parte importante en este problema, pero la sociedad en sí nos está ganando la partida.

    Yo tampoco creo que el castigo sea una buena solución, pero si una vez puesta toda la carne en el asador no responden, quizá sí sea necesario y útil, el hombre sólo aprende con miedos.

    Los adultos tenemos miedo a incumplir las Leyes por eso a pesar de nuestra buena o mala educación, las respetamos, conocemos las consecuencias tanto para nosotros como para los demás.

    Difícil cambiar algo, nuestra sociedad a veces es ciega y acorta los valores que padres y profesores vuelcan en los jóvenes.

    Un abrazo Fabriciano y gracias por tu aporte.

    ResponderEliminar
  11. HOLA,

    Suelo ver Callejeros y recuerdo ese reportaje...

    Es triste, muy triste...

    Abrazos :)

    ResponderEliminar
  12. Chema es el temor de muchos padres, ¿Qué les pasará a sus hijos en una noche de fiesta?, por muy buenos que sean estos, están ellos allí también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Da miedo ver semejantes sujetos.

    ResponderEliminar
  14. Por desgracia Jordi esto es muy habitual, más de lo que nos imaginamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Yo no soy joven, todo lo contrario, y me duele mucho como se han esfumado (seguramente por nuestra culpa) las buenas maneras y educación cívica.
    Solo tenéis que ver que la mayoría de gente joven, si los saludas muchas veces ni te contestan, no ceden el asiento a las personas mayores, siempre hay excepciones.
    Claro que vivimos en una sociedad muy clasista, esto tiene muy difícil arreglo, si te encasillan en un grupo difícilmente saldrás de el pues la sociedad prácticamente no hace nada por recuperarte.
    Besos y a luchar por una juventud mejor

    ResponderEliminar
  16. la verdad es que la imagen que se esta dando no es nada buena y cada vez va a peor!!!
    besitos!
    ^^

    ResponderEliminar
  17. los pelos como escarpias y el estomago revuelto...

    ResponderEliminar
  18. Muy triste.
    Esta claro que éstos su vida es y será una mierda, por desgracia lo tenemos ahí y es lamentable.
    Aunque si miramos fuera de España, creo que preferiríamos a este grupito gracicioso de pelagatos que para mi, es una minoría,..quiero pensar.

    ResponderEliminar
  19. Senovilla...

    Tienes toda la razon en este articulo. Habria multitud de ejemplos que me rodean y que podria citar para observar la decadencia de valores y respeto de esta juventud. En mi experiencia personal, decir que a los mayores se les trataba con respeto, nunca se les plantaba cara, a nuestros profesores los llamabamos de "Don" como debe ser...
    Por citar un ejemplo sobre el Magisterio, tengo una amiga en Ciudad Real que es profesora y lleva ya de baja un buen tiempo por una depresion severa que le causaron sus alumnos debido a que esta un poco elevada de peso. A ver, esto no ocurria antes, y los motivos son variados, pero yo me centaria en dos aspectos fundamentales:
    1.- Muchisimos padres ni quieren, ni saben inculcarles unos valores a sus hijos. La educacion de un crio debe "mamarla" desde la cuna en el seno familiar.
    2.- Los medios de comunicacion, que fomentan poco o nada que las buenas maneras y el esfuerzo por labrarse un futuro tanto laboral como humano.
    No obstante, ningun padre esta exento, por muy buena educacion que le haya inculcado a un hijo, de que este se vuelva alcoholico de fin de semana, con los riesgos a la larga que esto plantea. Ya sabes que muchos peques son victimas de tu entorno y por no sentirse desplazados actuan como ellos...
    Sin querer extenderme mas, recuerdo que si mi profesor me tiraba de las orejas o me daba un "reglazo" por comportamiento inapropiado o por no hacer las "tareas" y llegaba a casa llorando, mi padre me decia "vamos a hablar con el Director inmediatamente". Ufano iba yo a la reunion con mi padre y el Dire, y este, tras narrarle los hechos a mi padre, recibio una respuesta de este "Muy bien hecho, si se lo ha merecido, bien hecho esta, y ahora lo castigare yo tambien". Ahora se enfrentan los padres a los maestros y los amenazan de "arruinarles la vida". Esto va para peor, y hay culpables, y muchos, que deberian mirarse el ombligo y preguntarse que generaciones queremos para el dia de mañana...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Cierto que no todos los jóvenes son así, pero mucho de todo lo que cuenta el vídeo es fruto de la ignorancia y/o de una manera de enfocar la vida. En ocasiones no son sólo marginados (o casi), si no gente (más adulta además) que "cree" controlar lo que toma. Y la droga nunca se controla.

    Muy duro el vídeo, y como bien dices el problema es cuando te tropiezas con ellos, porque nunca sabes cómo va a terminar (eso si te da tiempo a pensar, claro).

    Buen blog el tuyo. Seguiré leyéndote.

    ResponderEliminar
  21. Menuda juventud, y estos son los que tienen que dirigir un país.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  22. La educación es cosa de los padres. Muchos se han olvidado de esta máxima y lo "dejan" en manos de los colegios (así eluden la responsabilidad y tienen un cabeza de turco), cuando su única labor es enseñar e instruir.
    Y luego está el no saber lo que cuestan los cosas, el ganarlas a pulso...
    Gamberradas hemos hecho todos, pero el nivel actual sobrepasa con creces el término "gamberrada".

    ¡Qué cruz!

    ResponderEliminar
  23. Mi querida Josefina, no nos queda más remedio que luchar y educar, creo que lo mejor es aprovechar esos primeros momentos en que los pequeños son auténticas esponjas y aprenden rápido, sobre todo a imitar a sus padres, si tu muestras a un hijo que a una persona mayor se le cede el sitio en el autobús, al principio le cuesta, pero luego te sorprende ver como con el tiempo hace aquello que te vio a ti hacer siendo esto automático y sin dar vueltas a los motivos.

    Un abrazo y felicidades abuela...

    ResponderEliminar
  24. Aniña, lo peor para mi es que se lo pueden permitir, es muy barato ser así en España, somos demasiado "dulces" con ellos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Amio, como hombre viajero conoces mejor que nadie el peligro que estos "niños" pueden causar en una carretera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Josete, sí, depende hacia que parte de fuera de España mires, ve simplemente a leer las Leyes Inglesas y sus penas y luego con pena comprendes por qué aquí sí pueden hacer esto.

    Son minorías, están a la salida de las discotecas, la ruta del Mediterráneo, mejor no coger el coche y desplazarse en tren por si acaso, no vaya a ser que nos toque la lotería de uno de estos al volante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Amigo Félix, pensamos igual y es que yo creo humildemente que no hemos entendido la palabra Libertad, la confundimos con libertinaje y egoísmo. Ya los profesores no son para muchos los maestros, son funcionarios obligados a aguantar a sus hijos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Chesana, gracias por tu visita y tu comentario, es cierto lo que comentas, pero además de la droga existe el problema del dinero, ese dinero tan fácil que mueve toda la "mafia" de cierta parte de la juventud.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. José Jaime, igual alguno de estos es hijo de esos que creemos "gente de bien", pues sus ritmos de vida están atados al dinero, al que llega de la droga y al que proviene de la familia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Javier, las hemos liado muy gordas, pero lo nuestro eran pequeñas bromas en comparación a lo que hacen ellos.

    Seguro que a ti te decían lo que a mi, para beber hay que saber mear y si no lo haces así te caía la de San Quintín.

    Como padre intento trasmitir aquello que aprendí y considero básico, llamar a la puerta si esta está cerrada, no gritar en lugares públicos, etc, cosas sencillas para mis "esponjas", algo sencillo y básico, luego los profesores de ellos sólo espero que les enseñen lo otro, el saber.

    Y como reseñas, los vicios (chuches) se pagan de sus propinas, así como los regalos de cumpleaños, la hucha tambalea y comienzan a saber el valor de esos 50 céntimos de un cromo que no coleccionan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. En Callejeros (Cuatro), muy aficionados a retratar a ese trozo de esta España tan nuestra, sale cada "garrulo-moderno", que no vive precisamente en un pueblo ni tiene 60 años sino que viven en grandes ciudades, conducen buenos coches y tienen 18-25 años... Tengo curiosidad por ver a esta generación cuando tenga 45.

    ResponderEliminar
  32. Amigo Ángel, estos no necesitan encontrar trabajo ni conocen lo que es el paro, pena de país, encima les pagaremos sus "ayudas" sociales para que vivan como marqueses, eso sí con nuestro dinero como siempre, si ya te digo que a veces veo películas americanas porque eso de picar piedra en una cárcel creo que tiene que rehabilitar mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail