Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

20 de enero de 2012

Las Leyes Bíblicas de Alimentación

Suenan los tambores, retumban las trompetas, tenemos preparada la alfombra roja para dar la bienvenida a Yacoriki con un artículo invasor que dará contenido a este rincón y a buen seguro les gustará a todos ustedes.


Les dejo con Las Leyes Bíblicas de Alimentación:

La Biblia recoge las normas del sacrificio de animales y cuales de aquellos se pueden comer y cuales no. El fundamento religioso de esas normas no es objeto de esta entrada. 

El Pentateuco es el conjunto formado por los cinco primeros libros de la Biblia, atribuidos a Moisés. Se corresponden con los que en la tradición hebrea forman la Torá, núcleo de la religión judía. 

En el tercero y quinto libros, en concreto, en el Levítico 11 y en el Deuteronomio 14, la Biblia contiene reglas específicas o leyes que se refieren a los productos alimenticios, clasificándolos en carnes puras e impuras.

Moisés, es mencionado en el Corán como Profeta del Islam. El profeta Muhammad (Mahoma ) repitió la exigencia de las leyes de la alimentación. Pero no las reiteró. Prohibió de forma específica la carne de cerdo y de la carroña en términos generales. 

Estas leyes de la alimentación afectan a las partes del planeta de cultura judía, cristiana y, quizá en menor medida, musulmana. Sin embargo, creo que son los cristianos los que menos a rajatabla las han seguido, probablemente porque se guían principalmente por el Nuevo Testamento.

Visto con la ciencia actual, estas leyes de la alimentación de la Biblia son un eficaz control higiénico-sanitario de la población, para evitar transmisión de enfermedades de los animales al hombre.

De todos los animales prohibidos, el cerdo es considerado como uno de los más sucios. Era considerado inmundo por los fenicios, etíopes y egipcios. Para los judíos la carne de cerdo era abominable. El profeta Isaías condena a los hebreos degenerados que lo consumían en sus fiestas idólatras (Isa. 65: 4; 66:17).

Durante el reinado de Antíoco IV Epifanes (175-163 A.C.), que pertenecía a la opresora dinastía helénica de los Seleucidas, la carne de cerdo fue utilizada como elemento de tortura. Esta era ofrecida a los judíos bajo coacción para determinar si eran leales a la religión de sus ancestros o aceptaban las costumbres impuestas por sus conquistadores.

Se considera que los cerdos son transmisores de más de 200 enfermedades, algunas de las más conocidas, la peste y la gripe porcina, o la triquinosis.



La prohibición general de toda carne de cerdo es probablemente la más transgredida. El consumo de carne de cerdo era una predilección de los asirios y de los babilonios quienes, junto con los celtas, lo introdujeron en Europa.

Los actuales controles veterinarios y todo el sistema de control alimentario en los países desarrollados hacen que hoy sea seguro su consumo.

El caballo y su especie, como el asno y la cebra, son impuros. Se prohíbe, por tanto, el caballo, sin embargo, en países como Francia, Italia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo o Japón, la carne de caballo está considerada una exquisitez. La carne de asno fue muy apreciada en los albores de la Edad Moderna, especialmente en Francia en donde se consideraba mejor que la carne de caballo.





Son impuros todos los reptiles, los roedores, las comadrejas y martas. En China, los restaurantes de la provincia china de Cantón (sur), conocidos en China por usar todo tipo de animales en sus platos, lanzó en 2009 un plato que ha causado estupor y polémica, el "pollo mordido por serpiente venenosa".

El "sheyaoji", que es como se conoce el plato en mandarín, es servido en muchos restaurantes de la provincia china de Cantón (sur), cuyos habitantes tienen pocos reparos a la hora de comer reptiles, insectos y otros animales poco frecuentes en las cocinas.
La preparación del plato exige un impactante ritual que a veces se lleva a cabo ante los ojos de los comensales: los cocineros obligan a una serpiente a morder en la cabeza al pollo, gallo o gallina, lo que le causa la muerte en cuestión de pocos segundos.
Después, el pollo se cocina y se sirve, con dos opciones: sólo el ave o acompañado por la carne de serpiente. 
De los animales acuáticos, está permitido el consumo de los que tienen aletas y escamas (estas dos características deben darse al mismo tiempo). Por lo tanto criaturas como las langostas, camarones, ostras y cangrejos están prohibidas. ¡ Que levante la mano quien no haya comido, al menos, alguno de estos animalitos prohibidos !.




Entre los insectos alados, algunos pocos están permitidos, como la langosta y el saltamontes, mientras que todo el resto de los insectos voladores están prohibidos.


Juan el Bautista se alimentó de langostas y miel silvestre cuando estuvo en el desierto.

Muchos de estos animales no se comen por una cuestión de escrúpulos y otros porque son importantes portadores de enfermedades que pueden transmitirse a quien los coma. Los caracoles, por ejemplo, son portadores de muchos parásitos y, sin embargo, el caracol forma parte de la cocina mediterránea, especialmente la española, la francesa y la portuguesa, considerado como uno de los manjares más exquisitos.





Los conejos, liebres, gatos y perros son impuros. Los conejos y liebres son imprescindibles en el recetario de la cocina española y de estos no diré mas.

Los gatos para los egipcios eran animales sagrados y, como tales, el castigo por matar a uno de estos era la muerte. La diosa Bastet era representada con cabeza de gato.

Sin embargo, durante la Edad Media, se pensaba que eran familiares de las brujas. A veces se los quemaba vivos o se los tiraba desde la cumbre de edificios altos durante las festividades. 

En el mundo occidental es común la creencia de asociar al gato negro con la mala suerte (aunque hay excepciones, por ejemplo, en el Reino Unido). Para las personas supersticiosas, que se cruce un gato negro de forma súbita, es augurio de infortunios. De hecho, se dio el caso de culpar a los gatos de transmitir la peste bubónica, con lo que fueron exterminados en masa en pueblos y ciudades (contribuyendo a que se multiplicara la población de ratas, auténticos propagadores de la plaga).





En el Tíbet se los considera desde tiempos inmemoriales guardianes de reliquias y templos. Animal sagrado, venerado y a veces mimado excesivamente, en el seno del budismo tibetano se le considera acompañante en el tránsito obituario, y, en los sueños lúcidos, el subconsciente del que sueña (o viaja) es representado por un gato gigante, obeso, mudo y bonachón.
La percepción del perro por parte del ser humano ha variado y varía según las culturas, en varias etnias americanas anteriores a 1492, tal y como aún ocurre en zonas del Extremo Oriente Asiático, los perros eran usados directamente como alimento. Y otra vez China, fue uno de los primeros países en domesticar a los perros con el objeto de tenerlos como animales de compañía, la carne de perro fue una fuente de alimento humano en china al menos durante la época de Confucio, y posiblemente después. Los antiguos escritos realizados durante la Dinastía Zhou se refieren habitualmente a las 'tres bestias' (que eran criados para servir como alimentos), incluyendo el cerdo, la cabra y el perro. El filósofo chino Mencio recomendaba la carne de perro como una de las más deliciosas de todas las carnes. En la historia pasada de China, durante las épocas de hambruna se sacrificaron los perros debido a que eran una fuente fácil de proteínas en caso de peligro. En la actualidad se percibe como una medicina debido a que incrementa la energía positiva en el cuerpo (el 'yang'), y beneficia la regulación de la circulación sanguínea. A causa de esta creencia, la gente se alimenta de carne de perro en invierno para mantenerse caliente.
El perro puede ser una fuente de contagio de determinadas enfermedades para el hombre, aunque la mayoría de ellas no se transmiten entre ambos.
Y los loros ¿se comen los loros? Pues de las aves impuras hablaré en mi próxima entrada y en especial si está prohibido comer loros.
Ahora, para terminar, diré que el consumo de sangre está prohibido por la ley de Moisés, pero conozco a uno que tapeaba de este manjar en la casa de Tía Nati de Espinoso del Rey (Toledo).
Y de su experiencia gastronómica con gato, lagarto, rata y hormigas nos informa Carlos Fisas en la Historia de la Historia, que además nos sirve una receta de gato:

15. De re gastronómica.No sé si mis amigos lectores habrán comido alguna vez gato, lagarto, rata u hormigas. Si no lo han hecho lo siento por ellos pues son un bocado exquisito.El gato no se consideró animal doméstico, en Europa, hasta muy entrada la Edad Media, en la que unos mercaderes asiáticos introdujeron este animal en Venecia como remedio eficaz contra la plaga de ratas que infestaba entonces la República adriática. Hasta entonces se consideraba como animal salvaje y objeto de caza... y de regodeo culinario.He aquí una receta de Ruperto de Ñola para cocinarlo:« Gato assado como se quiere comer. El gato que esté gordo tomarás, y degollarlo, y después de muerto cortarle la cabeza y echarla a mal, porque no es para comer, que se dize que comiendo de los sesos podría perder el sesso y juyzio el que la comiese. Después desollarlo muy limpiamente y abrirlo y limpiarlo bien, y después emboluerlo en un trapo de lino limpio y soterrarlo debaxo de tierra donde a de estar un día y una noche, y después sacarlo de allí y ponerlo a assar en un assador, y assarlo al fuego, y comenzándose de assar untarlo con buen ajo y azeyte, y en acabando de untar azotarlo bien con una verdasca, y esto se a de hazer hasta que esté bien assado, untándolo y azotándolo, y desque esté assado cortarlo como si fuese conejo o cabrito, y ponerlo en un plato grande, y tomar del ajo y azeyte desatado con buen caldo de manera que sea bien ralo y échalo sobre el gato, y puedes comer del porque es muy buena vianda. »

Es curiosa la salvedad que el gran cocinero opone al consumo de la cabeza del animal. Yo la he comido y no he sentido ninguna de las desgracias que Ruperto de Ñola profetiza al goloso. O tal vez no me he dado cuenta.
En lo que se refiere a las ratas las he comido, y riquísimas, en Medina del Campo en 1939. Eran ratas de sembrado que un compañero de « mili », gran tirador, cazaba a tiros de fusil en los rastrojos de los alrededores de la ciudad del Castillo de la Mota. Su carne es finísima y recomendable.

En cuanto al lagarto que pregunte quien dude de su exquisitez a los habitantes de Plasencia, que lo tienen como bocato di cardinale. En un restaurante cercano al mercado, a mitad del camino entre la plaza Mayor y la catedral, lo he saboreado, en salsa verde, con regodeo y gusto inmejorable. Su carne es delicada y sabrosa y puede comerse asada. Se encuentran recetas para cocinarla en multitud de libros de cocina de los siglos XVI y XVII. 
Por lo que se refiere a las hormigas, las llamadas « hormigas colombinas », que en Colombia se consumen, son altamente recomendables. Son hormigas grandes de patas, un poco fuertes que, una vez tostadas, se encogen. El resultado es como un grano de café un poco grande. Se venden en conserva, al vacío, y resultan excelentes como aperitivo, especialmente acompañando el whisky. Pruébenlas y me dirán el resultado. 

Aquí termina este maravilloso artículo que nuestro querido visitante nos ha dejado como regalo, una clase magistral y una muestra más de que hay grandes bloggers por descubrir y que gracias a este peregrinar estoy descubriéndolos y comenzando a disfrutarles.

Gracias Yacoriki y espero que los Loros no se coman o me tiraré de los pelos.

A ustedes queridos lectores, les invito a que hoy sí dejen aquí sus comentarios como premio al autor de esta maravillosa invasión.

14 comentarios:

  1. Muy interesante articulo. Conocía algunas de las leyendas pero la gran mayoría han sido una lección.
    Gracias por enseñarnos tanto ;)
    Besos enormes a repartir

    ResponderEliminar
  2. Luego de esta interesante relación, seguiré con mis tortillas de patatas, que no se ha inventado nada mejor :D Una invasión educativa e inquietante.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Me maravilla que un loro sepa tanto de cultura gastronómica...

    Yo pensaba que los loros comían todo lo que encontraban por ahí, cuando no viven en cautiverio y se dedican a las semillitas de girasol.

    ¡Me ha sorprendido este loro!

    ¡Un cariño para ambos!

    Y los dejo: me voy a preparar la cena.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo opino como Xurxo, me quedo con mi tortilla de patata, una buena ensalada y unas fresas de Candamo.
    Pero el artículo como educativo me ha encantado. Gracias Seno por descubrirme otro nuevo blog.
    Ainssss, pobres animalinos. Aunque mi padre me contaba que en mi pueblo, no hace muchos años, sobre todo en tiempos de la postguerra comían empanada de gatos. Y no es broma. Pero bueno, si lo miramos bien, comemos chorizos, morcillas, gambas, merluza, centollos y lo que nos pongan. Cuando era pequeña ayudaba a matar los conejos y las gallinas, porque me obligaban, para acostumbrarme, pero nunca fui capaz. No puedo. Es superior a mi. Y no sé si es bueno o malo. Tentaciones me están dando de hacerme vegana.
    Un abrazo Seno y gracias por descubrime a Yokoriki

    ResponderEliminar
  5. Una invasión gastronómica de lo más ilustrativa. Algunas de estas prohibiciones religiosas ya las conocía así como la razón sanitaria que las sustenta. Por otro lado, en el caso de China, y teniendo en cuenta la masiva cantidad de población que alberga, debemos entender lógico que consideren comida a ciertos animales que a nosotros nos echarían hacia atrás o con los que mantenemos un vínculo doméstico como los perros o gatos. Aunque también tienen unas rarezas gastronómicas de padre y muy señor mío.
    Creo que voy a apostar por la solución de Xurxo, rica, nutritiva e insuperable.
    Un abrazo tinerfeño.

    CC

    ResponderEliminar
  6. Muy buena información Feliz fin de semana saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  7. Queda patente que cada cultura tiene unos gustos y costumbres que a veces contrastan fuerte con las de otras, lo curiosos es que a cada una nos parece abominable la de otros, aunque quien realmente deberían estar mosqueados son los animales, que sufren en acosos de todas… No se si después de leer esto tirare un poco por la línea vegetariana, aunque eso del pata negra me lo pone difícil… Un saludo por tan buena información.

    ResponderEliminar
  8. yo digo sinceramente que tengo que pensarlo muchas veces antes de comer insectos o animales roedores.
    Ya he eliminado de mis comidas el cerdo, espero que no salga un artículo que hable mal de las frutas o verduras. Si es así, entonces qué se podría comer con tranquilidad?

    feliz fin de semana^^

    ResponderEliminar
  9. Yacoriki: Interesantísimo y muy completo tu post sobre la leyes bíblicas de la alimentación. Como algunos de los compañeros, a algunas las conocía y a otras no. Ha sido muy ilustrativo y vuelvo a repetir: muy interesante!! Mis felicitaciones!!
    De todas maneras, más allá de "las prohibiciones o impurezas" yo no comería jamás animales domésticos...
    Afectuosos saludos para vos y para Senovilla!!
    Lau.

    ResponderEliminar
  10. Lo primero que quiero decir es que me quito el sombrero ante tan buena invasión que sin lugar a ninguna duda da un gran contenido a este rincón y muestra claramente el esfuerzo de este amigo dando buenos picotazos y mostrándonos a todos su gran calidad en la blogosfera.

    Chary, con los amigos aprender y sonreír, es lo mejor de este mundillo.

    Xurxo, menos mal que no ha contado nada sobre los "huevos", ja,ja,ja.

    Fer, este loro es un sabio, ja,ja,ja y si además habla pues nada, toda una joya.

    Iruk, hubo una vez que el Lagarto era plato casi nacional, pero claro se acabaron los lagartos.

    CC, algún día hablaremos si el tiempo lo permite sobre lo bueno que es para la población india que las vacas sean sagradas, gracias a eso y aunque parezca ilógico, no pasan tanto hambre.

    Jose Ramón, un abrazo amigo y que la semana sea especial.

    ElPerroVerde, por eso tenemos que tener el paladar y la mente dispuesta a aprender de los demás.

    Rebecca, algún día contaré como descubrí las ancas de rana y lo que me gustan ahora.

    Laura ¿Qué es un animal doméstico?, en algunos sitios hasta el cerdo es considerado animal de compañía.

    Un abrazo muy agradecido a todos y que lo compartan con alegría.

    ResponderEliminar
  11. Un placer haber entretenido a tan buena parroquia. Picotazos a todos. Cariñosos, claro.

    ResponderEliminar
  12. Una entrada muy completa sobre los gustos culinarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Yacoriki y Senovilla

    La cantidad de animales puros e impuros. Conocía algunos de ellos pero no todos, si casi parecen todos.

    Una entrada muy trabajada, muy elaborada y a tener en cuenta a la hora de sentarse a la mesa a comer.

    Enhorabuena a los dos.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  14. es pura mierda no creo nada, son mas mitos la verdad esq los animales están vivos y sienten eso no lo considero alimento.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail