Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

18 de diciembre de 2013

El Impostor

Viendo y leyendo todo lo que acontece en Cataluña me ha recordado la historia de un viejo personaje que se ganó el título de impostor por sus fraudulentos negocios.

Gregor McGregor era natural de Escocia, sea ese el motivo de que me recordase hoy de su historia; desde muy temprana edad comenzó su vida militar llegando a ser comandante y un activo valioso en la Guerra de Independencia de Venezuela, pero pronto decidió cambiar de oficio y se dedicó a los negocios.

El suyo tendría que ser el negocio de su vida ya que en Inglaterra sobre 1820 tenía muy claro lo que podría vender y lo que los inversores querían comprar, un país imaginario.

Manos a la obra este Gregor creó un país imaginario en centro-américa que llamaría Poyais, del que realizó una guía turística con todos los detalles imaginables de su país de ficción, ríos, montañas, costas, catedral y hasta un castillo.


El negocio era redondo vendía su país de ficción a todo incauto deseoso de poder, dinero y ambición por lo que engañó a muchos, a tantos que hasta los colonos deseosos de un lugar dónde expandirse sucumbieron al engaño.

Todo era perfecto su país de ficción tenía hasta moneda y un banco inglés le concedió un amplio crédito en el que llegaron a tener acciones de Poyais en la bolsa, toda una farsa bien entrelazada.

Pero llegó el día en que los colonos e inversores se aventuraron a conocer este país tan maravilloso, por lo que a su llegada la decepción fue gigantesca a la Costa de Mosquitos, muchos además de decepcionarse quedaron allí atrapados y encontraron la muerte.

Aún así Gregor logró tapar todo el fraude y sus acciones de Poyais seguían cotizando al alza pero prefirió desplazarse a París para seguir con su tinglado no fuera que le pusieran en una celda por sinvergüenza.

Siguió engañando a muchos y fue perseguido por todos, pero fue capaz aún y a pesar de que su fraude era famoso de hasta elaborar una Constitución propia, pero al final tras gastar casi toda su fortuna regresó a América y dicen que se dedicó a estudiar la cría del gusano de seda y que murió casi ciego en Caracas.

Y es que las noticias sobre lo que ocurre en España y en Cataluña me hacen recordar siempre la historia.


8 comentarios:

  1. La historia se repite una y otra vez. El ser humano es el rey del engaño, cuando logra un poco de poder parece que se le sube a la cabeza y ya hemos visto, unos se erigieron Dioses, otros querian dominar el mundo y no les preocupaba si los campos se llenaban de cadaveres.
    Actualmente vemos lo que está pasando y tiene mala pinta......

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga Inés, como decían los viejos médicos: No me gusta la meada del enfermo....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy buena comparativa, espero algunos se den cuenta de cómo les manipulan y actúen en consecuencia a sus ideales y no a las que le inculcan con fácil y pegadiza palabrería.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El virus cuando está en su salsa produce la mejor de las enfermedades manipuladas.
      Un abrazo Pedro HR

      Eliminar
  4. Era avispado nuestro amigo y dentro de lo que cabe tuvo un retiro tra.nquilo :), pudo ser peor.Nos montamos en el Delorian y volvemos al presente, aqui nadie se pone serio, y las cosas están tornando mut feas, el que no lo quiera ver que se qjuite la venda de los ojos.
    Hace tan sólo cinco años (5), tomabas un cafe en Tarragona y las tertulias en las que la palabra "independencia" salía a eelucir eran anecdóticas y distendidas.... Todo ha cambiado, incluso se están creando odios y enemistades dentro incluso de familias. Esto están consiguiendo esta bazofia de clase política, gentuza, malnacidos, ojito que el asunto no ess baladí y que viene lo peor. Se palpa...
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es que se pegó la vida padre...ya quisiéramos algunos terminar como el viendo como hacen la metamorfosis los gusanos de seda.
      Un abrazo amigo Felix

      Eliminar
  5. Y a mí me lleva a pensar en la incultura de muchos nacionalistas que ven enemigos donde no los hay y tienen el propio enemigo en casa, en forma de corruptos, amigos de banqueros, etc. Ya pasó en Alemania cuando Goebbels consiguió que todos los odios de sus compatriotas se dirigieran hacia judíos y opositores políticos. Una pena. La historia parece que no sirve para evitar que caigamos en los mismos errores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la mejor manera de tapar la de miles de millones que deben amigo Cayetano, mientras el pueblo esté entretenido TODO VALE.
      Un abrazo amigo

      Eliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail