Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

13 de junio de 2014

Matemáticas sin Cálculo

Hace semanas que no sacaba un rato para escribir en el blog, pero ahora es el momento y aprovechando que sobre la política ya está casi todo dicho puedo así explayarme sin que a nadie le importe lo que diga.

Para matar el hastío político que teníamos en las elecciones Europeas, acá en España, el partido Podemos ha conseguido una victoria que es temida por muchos, coreada por bastantes y ciertamente interesante pues así veremos si realmente puede existir un pulso real entre los Gobiernos y las necesidades del pueblo.

Así que felicidades para estos nuevos políticos que van a representar los intereses de todos los españoles, estar ahí es todo un triunfo y en el abanico de la política es bueno que haya de todo como en la viña del Señor.

Me preocupa por otro lado la incursión de estos partidos nuevos ya que son bastante monomaniacos ya que se obsesionan con una idea fija que por cierto suele estar fuera del marco legal vigente ya que las utopías sueños son y para realizar los sueños no vale de nada apropiarse de los valores de los demás como suyos haciendo que todo se limite al infinito de lo que teóricamente quiere el pueblo, yo me pregunto ¿Qué pueblo pues?, ese que se busca en discursos que provocan la monocordia intelectual aprovechando esos puntos flacos que nos ha dejado a todos esta crisis tan singular y peculiar en la que el desánimo es la primera opción de vida.

Abismal estulticia en todas y cada una de sus intervenciones, empleando un diálogo dirigido a ese gran extracto social que están abrasados con la mezquindad de una crisis que ha dañado hasta sus ideales de forma infinitamente desconocida.

Separan la sociedad en castas, en sueldos, en extractos para sus conveniencias creyendo un servidor que es sin más todo esto una grosera impertinencia de la que se pavonean como si fueran el mismísimo Napoleón ya que su peripatético programa está lleno de utopías ilusionantes que esconden una gran verdad en una concha muy débil como la del caracol, son sueños inverosímiles y se me antoja que en un estado de derecho serán imposibles de cumplir.

Que no me cabe ninguna duda que su poder de atracción social es poderoso y por ello esos laureles de victoria son merecidos pero sin pasar a ser una fantasía más de los deseos de una sociedad quemada y estéril en ideas para salir de esta situación en la que por cierto algunos ya ven para el 2015 una mejora tan añorada como necesitada.

Pero seamos coherentes, las matemáticas sin cálculo no existen y eso de que nos vayan a dar 500 euros por ejemplo a todos los españoles sólo serviría para que el pan valiera 5 euros la barra, así funciona la economía o quizá es la excusa perfecta para que esa protuberancia política que ha surgido con Podemos sea una forma de aliviar el enquistamiento que vive el Estado y sin duda la clase política.

Y sin duda alguna es una gran noticia que estos partidos estén en el abanico político de nuestros gobiernos pero no deja de ser profundamente presumible y usando una perenne clarividencia como la de un servidor para vaticinar que nunca serán héroes pues para ellos sólo existe el blanco o el negro y si lo suyo no vale preguntemos eternamente que es lo que quiere el pueblo y me vuelvo a preguntar ¿Qué pueblo pues?, el vuestro, el mío, el de todos....



Sin duda este partido como ya le pasó a Ruiz Mateos o Jesús Gil pasará a los anales de la historia de nuestra democracia de forma inmortal, pero nace muerta y sin sentido ya que el camino de cualquier cambio está bien especificado en nuestra democracia y en nuestras leyes, y por la fuerza, aunque esta sea moral, lo imposible y utópico no tiene meta conocida.

Me gustaría algún día entender mejor a los españoles en general siempre llenos de un pequeño odio por hacer prevalecer sus ideas sobre las de los demás, tanto sea por aquello de Rey sí o Rey no o simplemente por ese derecho que todos tenemos a convivir por obligación ya que en eso se basa cualquier sociedad, en convivir y no en asumir ningún ideal dictatorial porque hay una minoría que así lo desea, porque amigos lectores a día de hoy es una minoría.

Sé también que alguno de mis lectores muy afines a esta utopía que en su base onírica comparto pero que en la cruda realidad me da pena por su destino final; estos lectores, queridos amigos todos, a los que respeto con la más profunda sinceridad estarán preguntándose que cuando me harán una disección del cerebro para ver si mi materia gris contiene algo especial o anormal, pero les diré que no se preocupen con eso, que salgan a la calle, que observen  como funciona la verdadera convivencia en una sociedad que aguanta lo indecible con todo lo que sufre y que se merece algo más que sueños profanos llenos de promesas que nunca se cumplirán.

Felicidades Podemos por vuestro triunfo, espero que como siempre me confunda, pero creo que el juego político que pueden dar estos nuevos políticos estará limitado a tertulias infumables de cualquier televisión en la que se juega como siempre con las penalidades que pasa nuestra sociedad y que llenan de soluciones nuestras cabezas pero que es bien cierto que ninguna de ella es viable porque como les dije antes, las matemáticas sin cálculo son imposibles y vivir en una utopía constante no es nada deseable.







7 comentarios:

  1. Jose Antonio,
    Claro que sí. Y deberíamos felicitarnos todos por la irrupción de nuevas ideas y partidos. Pero mucho cuidado con la demagogia populista y las utopías. No puedes llenar nuestros bolsillos de dinero "a lo loco" jaja ¿o acaso no conocen el término inflación?.
    Un lector contento pero cauto...
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  2. En mi modesta opinión creo que la irrupción en la vida política de estos grupos minoritarios viene a ser un aldabonazo en las conciencias ante el triste panorama nacional, un producto de la crisis, pero también de la ineficacia, de los recortes, de los abusos, de los chanchullos y de la mala gestión. Lo que no sé es cómo no ha irrumpido en escena ningún grupo de extrema derecha como en Francia o como en Grecia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho tu análisis. Y comparto la idea tuya. No hay más que salir de nuestras fronteras y otear el panorama internacional. Y ya no te digo revisar nuestra historia mundial reciente. La democracia es el mal menor. Todo lo que venga impuesto de un lado u otro es malo.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Por hastía he dejado de interesarme por este tema, pero sí despertó mi interés el grupo de Podemos. ¿Hasta dónde llegará? Lo que importa es que ha irrumpido en la vida política española cuestionando al bipartidismo y si les ha hecho moverse de sus goznes anquilosados y empezar a ponerse las pilas, ya habrá merecido la pena.
    Cariñoso abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es posible que no se puedan cumplir todas esas promesas. Pero tampoco hace falta que se cumplan en su totalidad. Seguramente no sea necesario, por ejemplo, que todos los españoles reciban una paga de 500 euros, y tan sólo baste con que la reciban aquellos que, estando en el paro, no reciban ningún tipo de subsidio. Y no hace falta hacer malabarismos para ello. Cuánto se puede ahorrar el estado suprimiendo el coche oficial, con chófer incluido, de un político. ¿Unos 2000 euros al mes? Con eso ya da para cuatro pagas de esas que hablan. Los políticos que están el poder dicen que no se puede, pero no aclaran que no se puede por culpa de los privilegios que ellos mismos se otorgan y de los que no se quieren desprender... Si a los 450.000 políticos que cobran en este país del estado, les rebajaran 1000 euros sólamente, el estado se ahorraría al mes 450 millones de euros.... Echad cuentas.
    Yo lo veo y no soy economista... imaginaros lo que ellos podrán ver y miran para otro lado...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. La irrupción de Podemos ha sido un toque de atención brutal sobre los partidos y políticos tradicionales con unos números que ni Pablo Iglesias imaginaba (aunque bajo una circunscripción que comprende el conjunto del territorio nacional). Otra cosa es un programa electoral que regala los oídos pero harto difícil llevar a la práctica.
    Antes, cuando buscabas sinónimos de Utopía, aparecía la Décima del Real Madrid, ahora aparece el programa de Podemos.

    ResponderEliminar
  7. Yo personalmente me alegro de que Podemos haya irrumpido con fuerzo en el panorama político. Es hora de ahcer política de otra forma. Política más participativa. es intolerable que sólo se escuche a los ciudadanos cada 4 años y que tengas que concentrar toda tu ideología en un partido político. Se habla mucho de que su lider y sus ideas son populistas y utópicas pero y yo me pregunto: "¿Cuantas de las promesas del PP en la campaña electoral se han hecho realidad? Al menos, organizaciones como podemos parecen tener claro que la corrupción es uno de lo grandes problemas que hay que atajar.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail