Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

7 de abril de 2014

Parábola Europea

Cuentan que un hombre tenía dos novias pero deseaba casarse por lo que decidió poner una prueba a cada una de ellas para tomar la decisión de con cual se casaría.

Les dio cinco mil  euros a cada una y que en el plazo de un mes vería como había utilizado estas dos señoras el dinero para decidir con quién de ellas se casaría.

La primera de las mujeres miró y remiró en las rebajas un montón de regalos para su novio, corbatas, reloj, un iphone usado y la reserva de un fin de semana a todo lujo para cuando fuera el reencuentro, aquel fin de semana iba a ser inolvidable pues ella se había gastado todo el dinero que le quedaba en un bello traje, ropa interior muy sexy y claro, su peluquería, su masaje y baño en barro y un largo etc de temas femeninos que no les voy a contar. Quedó tan bella la dama aquel viernes sin un sólo euro en el bolsillo, pero eso no le preocupó lo más mínimo para comprar a crédito un collar, unos pendientes y unas lindas pulseras que le quedaban la mar de bien, así que con todo esto llegó al encuentro con este hombre que tenía dos novias y ella no lo sabía aún, lo único que sí que sabía era que se había gastado los cinco mil euros que le habían dado y además dejó a deber otros cinco mil a crédito porque deseaba un fin de semana inolvidable con su hombre.

La segunda de las mujeres muy economista ella, invirtió la mitad en bolsa y el resto en un negocio esporádico de esos que duran escasamente un mes pero deja buenas rentas a los nómadas de la venta rápida. En bolsa sacó gran tajada pues había recuperado su inversión y ganado mil euros del ala, pero el negocio tan prometedor se vino a bajo y perdió todo lo invertido. Con lo que le quedaba hizo casi todo igual que la otra mujer que no conocía, eso sí no llegó a endeudarse en ningún momento y la reserva era en un hotel muy modesto del interior peninsular con su novio para rendir cuentas de esa prueba que le había puesto.

Él como se pueden imaginar aprovechó eso de tener dos novias para disfrutarlas y ver cuales eran sus defectos y virtudes económicas, a pesar de que las cuentas no le cuadraban, al final se quedó con .....

Con quién se va a quedar hombre!!!, pues con la que tenía los pechos más grandes y es que los hombres somos así de ignorantes.

He usado esta parábola con novias y varón sin ánimo de ser machista en el intento, pues si uso novios y hembra el final de la historia sería un poco peligroso de contar, aunque sin duda el mismo....

Y he aquí que se acercan elecciones y sabemos todos los españoles como funcionan cada uno de los partidos políticos que se presentan a las elecciones, unos ganaron antes y otros después y todos tuvieron la confianza de nuestros votos. 

Pues eso, que toca elegir y la verdad aquí los atributos sexuales no valdrán de mucho, eso sí, nuestra estupidez será la de siempre y lo comprobaremos a finales de Mayo, porque hombres y mujeres llenamos la red de redes de utopías, pero la realidad es que nos conformamos con lo que nos dan aunque sin lugar a dudas no nos guste nada de nada.

A veces pienso que la sociedad sigue siendo tan inocentona como estos niños del vídeo:

7 comentarios:

  1. Y como reza el dicho popular español, referido ahora a nuestros queridos políticos, "quien no te conozca, que te compre".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Así es amigo Cayetano, pero ahora hasta la izquierda reza con Sor Lucía, ja,ja,ja. Estamos listos con todo el arco de alternativas que prometen unos y otros, igual habrá que alzar, no a los cielos, a alquilen especial pero hace falta un cambio que nadie hasta ahora parece liderar.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. A ese caballero de la parábola le pasa lo que a los políticos, que no saben lo que quieren ni lo que les conviene y mucho menos lo que podrian hacer si de verdad les importase alguien mas, que ellos mismos......
    Saludos Senovilla.

    ResponderEliminar
  4. Senovilla,
    Buena parábola para traernos a colación las elecciones y el personal no se deje llevar por el "músculo" como siempre acaba sicediendo. El que suscribe no elegirá a la de "las tetas gordas" con perdón, pero tengo un problema: mi fe en esta auto-desacreditada clase política es tan escasa que para mi ha pasado de ser la fiesta de la democracia a un concurso de vanidades, mentiras y traiciones... al pueblo
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  5. Si me permites te voy a responder con un viejo chiste.

    Había una vez un hermoso príncipe, que le preguntó a una bella princesa:
    - ¿Te quieres casar conmigo?,
    Y ella le respondió:¡NOOO!.....
    Y el príncipe vivió feliz por siempre: iba a pescar, a cazar y se juntaba todos los días con sus amigos, tomaba cerveza y fumaba, tomaba whisky se emborrachaba hasta caerse en pedo, todas las veces que le daba la gana.
    Jugaba domino, comía caviar y mariscos porque le alcanzaba la feria para todo. Dejaba la ropa tirada en la silla del comedor y tenía sexo todos los días con las vecinas, amigas y zorras, Coqueteaba por facebook, hablaba y chateaba con quien carajo le daba la gana, meaba salpicando todo y con la puerta del baño abierta.
    Cantaba eructando y se rascaba la pelotas cada vez que quería. Veía fútbol todo el fin de semana...
    nunca nadie le reclamó nada... Y vivió Feliz por siempre...!!!

    FIN..(.Qué historia más bella... Se me salieron las lágrimas.....).
    .. Como ves este príncipe no anduvo con pruebas, ni se lo pensó dos veces... creo que en las próximas elecciones muchos harán como este personaje pero sin preguntar ni dudar.
    Un saludo.
    elperroverde

    ResponderEliminar
  6. Pues yo creo que lo mejor es pasar de todo,tomarse el dia de las votaciones como si fuera un domingo mas y no acordarse de ir a votar.No se les olviada a ellos sus promesas pues olvidemonos nosotros de votarlos...Es una opcion que yo voy a practicar...yo con mi voto no voy a legalizar a ese atajo de impresentables llamados politicos,sean del color que sean...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Ante la duda... la más tet... reza el dicho...

    Deberíamos hace política todos y todos los días del año, no obstante para un día que nos dejan participar habrá que procurar no cagarla, pues nos jugamos que nos jodan la vida o no tanto durante cinco años... sí, soy tan ingenuo como los niños... pero la política que se da a luz desde Europa de momento no sólo no viene con un pan bajo el brazo sino que nos está quitando las migajas del día a día...

    Saludos.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail