Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

28 de mayo de 2012

O se pone a Herrar o me quita usted el Banco

Hay una leyenda que nos cuenta que en un pueblo había un herrero que consiguió el permiso del ayuntamiento para instalar su banco de trabajo en una calle muy concurrida del centro, en mitad de la calle para así tener muy cerca a los clientes y darles un buen servicio, teniendo la oportunidad de ver en directo su forma de trabajar.

En esa calle al herrero en un principio le iba muy bien y muchos clientes se acercaban a su banco de trabajo para encargar sus pedidos, pero el ser humano ya saben ustedes como es, así que pasados unos meses comenzó a distraerse con las mujeres guapas que pasaban y que además algunas paraban a darle conversación coqueta.

Además el resto de obreros con oficio se sentían agraviados por el trato preferente que había obtenido este herrero con su banco por lo que fue también duramente criticado en el pueblo.

El Alcalde se dio cuenta de que había cometido una injusticia y que además este herrero no había dado la talla en su oficio pues cada vez trabajaba menos y se distraía más por lo que pocos beneficios podría dejar a las arcas de ese ayuntamiento con su rendimiento.

Hoy esta leyenda nos deja una frase popular que dice herrar o quitar el banco, amigo, por lo que se traduce que si uno se compromete a algo está obligado a cumplirlo y si no es así estará obligado a cesar.

Con lo sabio que ha sido siempre el pueblo hoy nos encontramos con muchos Bancos españoles que han querido ser herreros y no han dado la talla, ¿No será mejor cesarlos y dar la oportunidad a alguien que sí esté dispuesto a cumplir con sus obligaciones?

No deberían depender estas decisiones de ningún Gobierno, el pueblo tendría que ser al final el que mandase y decidiera  que hacer con su dinero y a que herrero confiar para que se lo guarde o gestione como Dios Manda.

Ni con leyendas ni con dichos populares el pueblo está capacitado para no tropezar mil veces con la misma piedra, por ello los gobiernos de turno se ven obligados a tomar las riendas y decidir que hacer con los Bancos y con los Herreros, aunque estos no se merezcan tan noble oficio.

14 comentarios:

  1. El problema, amigo mio, es que los políticos, no pueden ser jueces imparciales de los bancos. Por diversos motivos, algunos, porque les han condonado cuantiosas deudas a los partidos politicos, y como dice el refrán : "amor, con amor se paga". En el caso de las cajas de ahorro, estas han sido durante decadas, el refugio de los politicos cesantes en sus consejos de administración, "cementerios de elefantes", vamos.

    Voltaire, definió al estado ideal con separación entre sus poderes, que en aquél momento eran el legislativo ( parlamento, gobierno ), ejecutivo, ( cuerpos de seguridad, ejercito, policia )y el judicial ( jueces y judicatura ).

    Ahora tendríamos que añadir un cuarto poder, el económico. Pero, ¡¡ ay !!, la economía y la política en nuestro país, se han fundido de tal manera, que no sabemos donde empieza una cosa y acaba la otra.

    Nuestro flamante ministro de economia, Luis de Guindos, fue hasta su quiebra, el delegado de Lemahn Brothers para el sur de Europa.

    Con semejante "tropa" como la que puebla nuestro parlamento, es imposible meter en cintura a los banqueros. Les deben demasiados favores.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Rodericus, estoy muy de acuerdo contigo, más añado que es el pueblo el que usa el Banco del herrero, si este no vale ya sabe lo que tiene que hacer el pueblo sin que los Ministros o Gobiernos digan nada.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Tiene razon Rodericus, toda la razon les deben demasiados favores.Soluciones....no se quien y como se va a solucionar este lio.El anterior gobierno dijo que teniamos bancos de champion y resulta que lo que tenemos no son bancos son pocilgas.Ahora les damos casi 4 BILLONES de pesetas y seguro que ese puto banco esta hechando a la calle a cualquier familia sin recursos.Asi funciona esto,yo doi una solucion a la carcel con los gestores y asi los demas aprenden y toman nota.Pero razon tiene Rodericus.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gonzalo claro que todos llevan razón el pueblo es muy sabio, pero no solo vale la razón hay que actuar y por ello que el pueblo no sabe hacerlo, ya me entiendes muy bien amigo ;-)) y no soy ningún indignado de palabra y si de obra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Antes el banco quebraba y su presidente y consejeros se suicidaban o iban a la cárce. Hoy el banco es intervenido y su presidente y consejeros cobran bonus y stocks options. Cuando sea mayor quiero ser banquero.
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Este es un país de chorizos. Da igual el gobierno que esté. Porque los amos del corral son ellos . Mientras, el resto de los mortales tenemos que pagar todas las trampas de estos sinvergüenzas, mientras vemos cómo nos recortan la sanidad, la educación y lo que les venga en gana. A ellos mientras, inyecciones de miles de millones de euros, amnistía fiscal e indemnizaciones millonarias. Realmente de juzgado de guardia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Pues, sí, el dinero que tenemos que ingresar en los bancos debiera tener movilidad y aunque nos equivoquemos si creemos que se hace una mala gestión o que nos cobran por ella la mejor solución es cambiar. Cambiamos de compañía de móvil para que nos lo den gratís y no cambiamos de banco aunque nos cobren por tener nuestro dinero y conseguir ganancias con él. Lo mismo se puede aplicar a los políticos, es importante que no se sientan cómodos en su sillón, que piensen que el pueblo los puede quitar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué buena historia! Viene como anillo al dedo para explicar la situación actual. Y lo de "herrar o quitar el banco" ¡qué interesante! Hoy yo he aprendido el por qué de esa expresión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. M.P. Moreno, la historia nos enseña nuestro pasado y parte de nuestro futuro, gracias por disfrutarlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Valverde que gran verdad amigo, lo penoso es que luego el pueblo no actúa en consecuencia y aún me sigo preguntando ¿Por qué?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Cayetano aquí vivimos en un país pandereta y hasta es vergonzoso creerse eso de que somos país tal y como evolucionan todos los acontecimientos.
    De una vez por todas necesitamos la clara separación de los poderes, el judicial está excesivamente politizado hasta el punto de que el fiscal pasa desapercibido ante tanto maleante.

    Un abrazo y hoy estoy completamente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  12. Juan Carlos, con 14 millones de Euros por el despido, estos no se suicidan, es más tienen motivos millonarios para reírse de todos nosotros.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  13. Realmente pues herrams o quitamos el banco...
    Gracias Jose por esta estupenda historia que refleja con tanta lucidéz lo que ocurre en estos momentos, y yo si estoy indignada, de palabra y de obra, no se puede aguantar, nos recortan sanidad y educación pero sacan miles de millones para la banca que es la verdadera culpable de esta puta crisis, ¡perdón! pero me ponen de los nervios...
    Un abrazo Senovilla querido amigo,

    ResponderEliminar
  14. Roscanaria, hace tiempo que perdí la ilusión de la fuerza de la palabra ya solo creo en lo que se obra, por ello veo que el futuro sigue su curso y el pueblo acaba a su bola, esa es la desgracia de este pueblo.

    Un abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail