Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

20 de agosto de 2013

Por lo que luchamos

En todos los países del mundo la lucha del obrero por conseguir ciertos estatus de conciliación familiar, seguridad para su vejez, estabilidad ante la enfermedad y sobretodo humanidad dentro de su labor costó amigos míos sudor, lágrimas y hasta mucha sangre,

De lo poco que sé en España allá por el año 39 del siglo pasado se establece el Fuero del Trabajo que sin duda fue un gran paso para el obrero muy a pesar de que fuera aprobado por un dictador.

Nace la Ley del Subsidio Familiar, la del Subsidio Vejez, la del Descanso dominical y días festivos, la de Patrimonios Familiares y la del Seguro Obligatorio de enfermedad.

En pocos años se lograron muchos beneficios para el bienestar del obrero que más adelante nos dejaría las Vacaciones retribuidas, la seguridad para la maternidad de las mujeres trabajadoras y cientos de garantías sociales, llegó la extraordinaria de Navidad y la paga extra de Verano (aquella que homenajeaba un 18 de Julio), se reforma el antiguo INP y existe una nueva protección para el trabajador ante los accidentes labores y nacen los convenios colectivos y las Mutuas para el campo; los años van pasando y los logros siguen dando mayor dignidad a cualquier trabajador pues aparecen los Seguros de Desempleo, la Ayuda a la Ancianidad y se regulan las Bases de la Seguridad Social.

Llegó la democracia y los trabajadores que aún seguían luchando por conseguir jornadas laborales más dignas para tener vida ven nacer los impuestos, el IVA, los nuevos impuestos autonómicos, el aumento de los impuestos locales y un sin fin de gastos que mermaban su sueldo pero era compensado con esa subida siempre deseada y celebrada a principio de año que garantizaba al menos una correlación justa entre el precio de vivir y un sueldo.

Hoy muchos de los "privilegios" porque así los denomina el que no quiere obreros y sí esclavos están desapareciendo y algunos de ellos son ya un viejo recuerdo del siglo pasado que para algunos sólo les huele a tiempos de dictadura y no de aquella lucha sindical que arañaba cada logro con lagrimas, sudor y sangre en huelgas que aún nuestros mayores recuerdan.

Tenemos lo que nos merecemos, de eso estoy convencido, no quiero buscar culpables porque son muchos los que han gestionado mal el Gobierno de una Nación, es una pena porque tiene potencial para ser del Primer Mundo pero actúa como si fuera TercerMundista.

No quiero descargar toda la culpa en esos sindicatos que ya no existen y que si ahora firmas cualquier tipo de apoyo hacia otro trabajador significa tener un pie fuera de la empresa por no ser solidario con el que te da de comer.

Derechos que mueren, privilegios lo llaman esos que comen en restaurantes de lujo, esos que piensan que como pagan el trabajador ha de ser esclavo y no tener más vida que la dedicada a su empleo en la empresa.

Aún recuerdo esas subidas de sueldo a primeros de año en las que según el IPC ese aumento tapaba agujeros de infracción familiar, aún me duele la perdida de una paga extra el año pasado y que no olvidaré nunca, pero lo que realmente me preocupa es que aún nuestras ideologías nos separen a todos los trabajadores de España para reclamar y defender unos derechos que nunca fueron privilegios, unas leyes que aparaban una vida laboral sana y en consecuencia una conciliación familiar digna.

A ustedes no sé lo que les preocupa queridos lectores, pero una cosa tengo clara, sean muchos o pocos los culpables de esta situación que además se me antoja aún más dañina en un futuro muy cercano tengo presente una gran enseñanza de mis mayores y no es otra que ante la defensa DE UN BIENESTAR no caben diferencias ideológicas, todos deben empujar el mismo vagón o nunca llegaremos a la estación deseada.


4 comentarios:

  1. Pero para empujar todos en la misma dirección y que no nos roben unos derechos asistenciales mínimos ni nuestra dignidad como personas, habría que pegar un puñetazo en la mesa y mandar a todos los buitres (incluyendo FMI, BCE, CEOE, PP y PSOE) a hacer puñetas.
    Y no lo haremos.
    Y veremos cómo en las próximas elecciones cómo la gente -yo no- volverá a votar a los que nos han llevado a esta situación. Y es que este pueblo nuestro, semianalfabeto, crédulo y cándido, parece no aprender nada de la historia pasada.
    Aún no he vuelto del todo del letargo estival pero de vez en cuando paso a saludar a los amigos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Debía tener hambre y he puesto un "cómo" de más.
    Mis disculpas.

    ResponderEliminar
  3. Los de siempre querido amigo Cayetano ganarán aunque sean cuatro simplemente los que voten, el sistema está perfecto para sus intereses.

    Un abrazo amigo y aprovecha esto poco que queda aún de verano.

    ResponderEliminar
  4. Cuánta razón tienes Jose, decir que tiempos pasados fueron mejores es utópico pero recuerdo cuando teníamos Derechos y luchábamos por seguir teniéndolos, echo de menos esos tiempos, hoy no se lucha por nada...
    Besotes querido amigo que tengas un buen fin de semana con tu mujer y tus peques TQM,

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail