Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

3 de febrero de 2014

Palabras que te Condenan

Ya tenemos la primera sentencia para los que creen que su libertad está por encima de la Ley y no se dan cuenta que esa libertad está regulada para que no invada la libertad de los demás, así es por lo que celebro con gusto el leer que hay una condena justa a unas palabras que te condenan.

Resulta que queda en evidencia que las palabras en las Redes Sociales no se las lleva el viento y no se pierden, es más dejan una huella tan evidente que es sencillo capturar al que se cree impune con ese falso poder que da la falsa libertad, no se es consciente de que las palabras pueden ser causantes del mayor de los aplausos o de la mayor de las repudias.

Si bien la gran e inmensa mayoría de los habituales a dejar huellas en la Red son generosos con palabras llenas de contenido, conocimiento, cultura y un largo etc de buen hacer, otros, los menos son capaces de herir con su resentimiento disfrazado de revolución, de mal entendida libertad, de odio y hacen daño no sólo a la vista, también a la sensatez.

Muchos no entienden la filosofía de la Red de Redes que es el mejor medio de comunicación que hasta el día de hoy ha conocido el ser humano, pero no se confundan amigos lectores, nuestros actos son tan vergonzosos cuando no son apropiados dentro de esta red como en la vida diaria con nuestros semejantes, por tanto pensar que uno está amparado ante la inmensidad de tropecientos seguidores que aplauden nuestras sandeces no nos exime de ser culpables cuando lo hacemos rematadamente mal.

Está muy claro para un servidor que las palabras despectivas, las frases insultantes, las maneras agresivas, las expresiones de resentimiento y odio no aportan mucho a nadie y además fomenta nada más y nada menos eso que predican, siembran tormentas y tempestades que causan gracia y sensaciones extrañas entre los que se creen poderoso en las Redes Sociales, pero al final las palabras te condenan sin forma alguna de escape.

Moraleja, cuidemos todos nuestras palabras en la Red, pueden ser tan válidas para ayudar, amar y compartir así como mostrarse merecedoras de violencia, resentimiento y odio, todo depende de nosotros, de nuestra cordura, del entendimiento de nuestra libertad y sus límites y sobre todo del conocimiento veraz de que las Palabras son las que te Condenan.


11 comentarios:

  1. Internet es una herramienta maravillosa con la que ni soñabamos hasta hace cuatro días. Los hay que con su comportamiento se retratan a sí mismos, esto es como la vida misma, dime lo que escribes y te diré quién eres. Excelente reflexión que comparto.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  2. Se puede criticar, poner a bajar de un burro al que se lo merezca, pero insultar o calumniar no. Ese debe ser el límite de la libertad de cada uno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mucho menos hacer apología del terrorismo, como es este caso.

      Eliminar
    2. Ni tampoco habría que tolerar la conducta impropia de esos "profesionales de la información",que, amparándose en la libertad informativa, insultan y calumnian a los que no piensan como ellos.

      Eliminar
  3. El problema de la mayoría de las herramientas son el uso que hacemos de ellas y no la propia herramienta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Internet no deja de ser un reflejo de la sociedad real. Y por la calle, se puede escuchar de todo. Desde el rebuzno de algún asno que camina erguido, hasta las palabras de algún sabio desconocido.

    El problema aquí se agudiza debido a la sensación de impunidad y de anonimato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Estoy absolutamente de acuerdo. Además, de ser palabras condenables, son palabras por escrito que tienen más peso que las dichas en un momento de calentón de viva voz y que también serían condenables. Ya va siendo hora de que no todas las animaladas se puedan decir escudándose en una libertad de expresión absoluta. ¿Cómo era aquello que se decía por los 60 de la mi libertad termina donde empieza la tuya?
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Una cosa es la crítica fundamentada y otra muy distinta el insulto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Parece que hay entre mucha gente que usa las redes sociales una sensación de impunidad y de que cualquiera puede decir lo que quiera, aunque sea ofensivo. Creo que lo importante es comunicarse y las redes sociales lo hacen más fácil; aprovechémolas lo mejor posible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Como todo, las redes sociales tienen su parte buena y su parte mala. Creo que debemos mejorar mucho en la regulación porque a día de hoy cualquiera puede chatear y decir barbaridades con total impunidad. Esperemos que las palabras les condenen :) Gran artículo.

    ResponderEliminar
  9. Hago mías cada una de tus palabras. Se puede decir todo con educación. No hacen falta para nada los descalificativos.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar

 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail